ACBBlogs
30/03/2009

Hola a todos. Aquí estoy, preparándome para irme a Turín e intentar que la Final Eight de la Eurocup sea lo mejor que pueda  ser. La verdad es que estoy más tranquilo, hasta duermo mejor. Somníferos Clay Tucker, el mejor del mercado. Primero duerme a  sus defensores con sus fintas y luego consigue que hasta un tipo perennemente insomne como yo recupere el sueño a marchas  forzadas. La verdad es que Tucker era la pieza que faltaba en el puzzle de Cajasol y desde su llegada el equipo rinde a todo  trapo. El ataque se ha equilibrado simplemente porque el tipo tiene tanta confianza que es dársela con pocos segundos en la  posesión y sacar siempre algo de provecho. La jerarquía en el equipo está clara, muy clara, y todo el mundo ha asumido su  rol, hasta Andrés Miso jugando minutos de calidad de base. De todos modos lo único que hemos hecho es salir del pozo y  quedarnos haciendo equilibrio en el abismo. Hay que rematar la faena.

 

Breve apunte de Euroleague antes de hablar de los cuartos de final de la Eurocup. Me gusta que el Montepaschi se capaz de plantar cara en la eliminatoria pese a las bajas. Romain Sato se ha revelado como la clave del equipo junto con ese pequeño gran hombre llamado Terrell McIntyre. La serie que estoy siguiendo más es la de Tau y Barça por motivos obvios: he ido a los dos partidos y hablado con mucha gente antes y después de los mismos. El primer partido lo dominó Pablo Prigioni de cabo a rabo, haciendo lo que quiso con el tempo del choque. En el segundo partido el Barcelona situó a Tiago Splitter en problemas de falta, cargó el rebote ofensivo y jugó con mucha agresividad. Las faltas de Splitter parecen la clave de la serie. Pero el Tau jugará más agresivo delante de sus fans. El Madrid está 0-2 pero lo veo capaz de llevar la serie al quinto partido. Ha perdido los dos partidos por pequeños detalles, esos que domina un Panos Vasilopoulos siempre con la escopeta cargada en el momento adecuado. Nikola Vujcic cada día me sorprende más. El CSKA lo lleva bien ante Partizan, dos victorias tan fáciles como calcadas. Veremos qué pasa en Belgrado y sin Zoran Planinic.

 

Respecto a la Eurocup, espero encontrarme allí con bastante gente a la que tengo ganas de saludar, principalmente Jorge Garbajosa, con el que nunca he hablado de tú a tú y que es el jugador de baloncesto que siempre quise ser y nunca fui. Hablando de Garbajosa y aunque parezca una ironía, quizás el partido del Khimki sea más fácil para Pamesa que el de Cajasol. Eh, no os vayáis, vuelvan, que no es una estupidez made in Ganchetto. Primero, el Cajasol es un equipo con roles totalmente definidos ahora. En el Khimki acaban de recuperarse Maciej Lampe y Carlos Delfino, la rotación no está tan clara. Segundo, vuelven Ermal Kuqo y probablemente Víctor Claver. Tercero, la motivación es totalmente distinta. De todos modos será un partido a cara de perro entre dos superequipos. También el viernes, el admirable iurbentia Bilbao Basket se enfrente al Zadar de Rok Stipcevic y Todor Gecevski. Hace poco hicieron 15 años del triunfo del Union Olimpija en la Saporta Cup ante otro equipo vasco, el entonces Taugrés. Su entrenador era Zmago Sagadin, ahora con el Zadar, que también ha llegado de puntillas a esta Final Eight - eso sí, eliminando al Unics. Bilbao tiene ventaja por sus tres croatas en el juego interior, incluído a Marko Banic, ex superestrella del Zadar y nacido allí. Es una ventaja mínima, debido también a su más amplia rotación.

 

El jueves, Dynamo juega contra Hemofarm Stada en un enfrentamiento que recuerda uno de los momentos más sorprendentes de la competición. En la 2004-05, Dynamo arrasó en la regular season y ganó el primero de dos partidos de octavos ante Hemofarm. Con todo en contra y liderados por un espectacular Nebojsa Bogavac, el Hemofarm se cargó al Dynamo metiendo 12 de 13 triples en el partido. Una salvajada. Es la venganza de aquellos con circunstancias parecidas - Dynamo superfavorito, Hemofarm nada que perder, mucho que ganar. Milan Macvan espera poner en problemas a Darjus Lavrinovic y Robertas Javtokas. Personalmente, muchas ganas de ver a Travis Hansen, siempre de buen humor. También tengo ganas de ver en directo a Miljan Pavkovic, tirador espectacular recién renovado por Hemofarm. En el otro cuarto de final, no hay favoritos entre Benetton Tamoil y Lietuvos Rytas. Chuck Eidson es el muy merecido MVP de la competición - cualquier comentario sobre los premios 2008-09 será bienvenido en el foro - y Matteo Soragna lo tendrá difícil para pararle. Por otra parte, Gary Neal quiere reivindicar su papel de bombardero mayor del reino en el mejor escenario posible. Eso sí, para mí la clave será el enfrentamiento entre Marius Petravicius y C.J. Wallace / Sandro Nicevic. Veremos.

 

En fin, me voy para Torino. Espero poder tener un hueco para visitar el Eataly, magnífico supermercado con restaurantes dentro donde comprar y comer es una obligación casi moral. Estaría en una hipotética lista de 100 sitios para visitar en el mundo. Qué le voy a hacer, adoro los supermercados y comer bien. Evidentemente el sábado tendré un ojo en San Pablo por lo que pueda pasar en el partido de Kalise Gran Canaria. El año pasado Carl English se encaró con el público, pero ahora tiene un hueso chungo de roer en la pista.

 

No sé si Tucker es el Mesías, pero desde luego nos lleva derechos a la Salvación. Que así sea.