ACBBlogs
14/04/2009

Hola a todos. Antes que nada, quiero que mis primeras palabras sean para el rival caído. Estuve en Zaragoza el domingo, como ya os avancé, y el trato fue exquisito por parte de la gente allí. No solo en el campo - ni un mal gesto, ni una mala señal y eso que iba con la camiseta de Cajasol y no destaco por la discrección a la hora de vivir un partido de mi equipo -, también en la calle y después del partido. Gente educada y amante del basket en Zaragoza. Desde hoy, que más o menos estamos salvados, espero que el CAI se quede en ACB. Han sufrido mucho para subir y merecen estar en la élite del basket español por muchos años. Aparte que espero que se repita lo de este año, ganemos o no

 

Aparecí por Zaragoza via AVE a las 10 de la mañana, con tiempo para ir a la Basílica del Pilar con Belén y de ahí marcharnos al partido. Allí conocimos a Sergio, sevillano viviendo cerca de Ponferrada. Realmente vive en el primer pueblo que enlaza Castilla y León con Galicia pero el nombre era muy complicado y se me ha olvidado. También tiene cojones venir desde Galicia, estar 48 horas solo en Zaragoza y volver para Sevilla solo para ver al Cajasol. Un héroe, vaya. Cabe decir que esta vez iba de público, aunque los sitios de prensa del Príncipe Felipe son bastante golosos - visión prácticamente perfecta. El partido empezó al tran-tran, con Clay Tucker muy bien parado por Matías Lescano. Tuvo que ser Dusko Savanovic, que entró antes en pista por los problemas de faltas de Nik Caner-Medley, quien se pusiese las pilas para dar siete de ventaja a Cajasol, 12-19. El CAI subió varios puntos en defensa y en un abrir y cerrar de ojos el partido se iba al carajo, 35-27.

 

Y entonces apareció Tucker.

 

Primero subió un balón a dos por hora para dar una asistencia sensacional a Ty Ellis, en uno de sus mejores partidos del año. La verdad es que este Euroblog, cuando tira a hablar de Cajasol rara vez se acuerda del bueno de Ty. Profesional, comprometido, siempre dispuesto a dar la cara, a sufrir en defensa... ha estado cruzado prácticamente toda la temporada pero ha despertado desde la llegada de Tucker. Tras la asistencia a Ellis, Clay robó un balón y clavó un tiro de seis metros en carrera. Poco después enchufó una suspensión sideral desde la esquina armando el brazo en una milésima de segundo. Cuando me quise dar cuenta el partido estaba empatado. Este Tucker es el jugador de más calibre que hemos tenido desde Andre Turner, ojalá siga en el equipo, aunque va a estar difícil.

 

 

 

El trabajo de Xavi Rey, impresionante otra vez, y dos triples seguidos de Andres Miso y Michal Ignerski dejaron el partido en seis puntos, 53-59, al final del tercer cuarto. He estado leyendo la entrevista de Rey en ACB.com y espero que se quede en el equipo. Solo hay que ver el trabajo que ha hecho el entrenador Martínez en el pasado con gente como Fran Vázquez o Edu Hernández-Sonseca. Está en el sitio adecuado y con el coach adecuado para pasar de ser una promesa a un superjugador, y todo lo que tiene que hacer es quedarse. Al Barça también le conviene. Al final quien decidió el partido - o más bien nos mantuvo por delante sin mayores sobresaltos - fue Branko Milisavljevic. Una pena que no esté al 100% contra el Fuenla la semana que viene. El caso es que llevamos seis victorias consecutivas, esta última no jugando especialmente bien en ataque. Somos ese equipo de la zona baja del que nadie habla y que le gana a todo Dios.

 

El más contento después del partido era Sergio, que se había dado un palizón impresionante y que pedía autógrafos a diestro y siniestro. Pude hablar con los jugadores después del partido, todos muy amables. Francamente, hablo con todo Dios en Europa pero por algún motivo me da corte hablar con jugadores del Caja, no sé por qué. Savanovic es un fenómeno, un tío superdivertido. Le dije a Caner-Medley que tenía "los cojones más grandes de la liga" y se descojonaba. Pero bueno, es la verdad, qué le vamos a hacer. La dinámica del equipo es increíble... y ahora se trata de hacer lo más difícil: no romperla baja ningún concepto. Ojalá sea así. Tucker es totalmente guay. Ya habíamos hablado por Facebook y solo confirma lo que ya sabía. Es un buen tipo, profesional, tranquilo, consciente del talento que tiene y nada egoísta. Está encantado en Sevilla y eso siempre son puntos. Memorable la comida post-partido con Sergio y Belén, hablando de todo un poco con mucha gente preguntando por el partido y demás. Gente muy maja. Me han ganado el corazón por goleada. Esto no pasa en todos los campos y en todas las ciudades. Más bien todo lo contrario. 

 

El sábado tengo una boda y tengo que decidir. Oriol Humet me dijo que tenía que ir a lo verdaderamente importante y que me dejase de tonterías: que viniese al partido. La verdad es que voy a intentar hacer las dos cosas. La boda es a las 6, el convite será a las 9... El partido es a las 7. Tendré que ir con una pinta poco habitual, si es que voy...

 

Elegí un mal día para las cinco prórrogas. Ya lo veo venir. Pero ya lo veremos.