ACBBlogs
Buenas a todos.

He intentado recopilar algunas situaciones y sucesos que me han llamado la atención durante esta temporada. De las canchas que hemos visitado, la más complicada de vencer es, para mi gusto, la de Gran Canaria. Principalmente por dos razones: las dimensiones de su campo y, sobre todo, por su afición.A pesar de poder meter sólo 4 o 5 mil aficionados, es una auténtica olla a presión y la afición presiona mucho a los árbitros y a su equipo rival y, sobre todo, apoyan constantemente a sus jugadores.

Por otro lado, me ha sorprendido mucho cómo cuida su cuerpo Stephane Risacher. Siempre lo ves 10 minutos antes y después de cada entrenamiento con una cuerda realizando todo tipo de estiramientos, algunos de ellos en posiciones muy peculiares que provocan alguna que otra sonrisa. Es muy querido en Málaga, donde le dieron una gran ovación. Es más, el dia del partido contra unicaja me encontré la puerta de entrada abarrotada de aficionados del Unicaja y, al pasar por al lado, me di cuenta de que estaba en medio con gente literalmente colgada a su cuello y siendo agasajado con fotos, abrazos y demás.

La murcianización del léxico se ha visto acrecentada hasta cotas muy altas en los últimos días gracias a nuestro fisio Roge y sus míticos pijo e y tanto. Del clásico buenos días se ha pasado al buenos días, pijo o del what´s up americano al qué pasa pijo. Es, cuanto menos, gracioso oír a los extranjeros hablar así. Ha calado profundamente en Kammerichs y Fajardo que de cada tres palabras que dicen, dos son pijo.

En el apartado de frases míticas en los entrenamientos hay varias. Destacaría la mítica de Pedro Robles: Venga todos encerrados, hacemos una cabaña, catenaccio´ dicha en un partidillo de entrenamiento a falta de 10 segundos y ganando su equipo de 1. Aunque la más pronunciada es de Óscar García a todo el que pasa un bloqueo suyo y lo agarra: "me da igual que me pegues un puñetazo,un codazo o lo que quieras, pero no me agarres que me da mucha rabia".

Pero la mejor anécdota ha sido, sin duda, la que protagonizó Anton Gavel contra el AXA FC Barcelona. Fue en la presentación del partido; como es habitual, nos colocamos los jugadores haciendo un pequeño corro, excepto Triguero y Óscar García que se colocan a la entrada del pasillo formado por el staff técnico, cheerleaders y mascota. Gavel es el primero en salir y, después de saludar a los jugadores, se dirige hacia el pasillo y se dispone a chocar el pecho en el aire con Óscar y Triguero. Sin embargo, hubo un fallo de potencia en Óscar que tumbó a Gavel, el cual cayó al suelo como una auténtica losa. Sólo había que mirar su cara para saber lo que estaba pensando. Y todo esto ante las carcajadas y risas de todos a su alrededor. No volvió a hacerlo en los siguientes partidos. Aquí dejo un pequeño corte de la acción. Por cierto, mi hermano y su equipo guangotravieso (que ha sido vetado en la prestigiosa liga del club Mercantil) se ha quedado 3ª esta jornada en el SuperManager.
15/12/2007
28684_3_50879_3
José Antonio Marco

Aunque parezca mentira desconocía lo que era el SuperManager hasta hace 3 años. Empecé a jugar coincidiendo con el primer año que me fui a Sevilla y los resultados del primer año fueron penosos. Al año siguiente Julián Martínez (mi entrenador de aquel año y lamentable jugador de SuperManager a la vez que aceptable jugador de pocha) nos invitó a mi hermano y a mi a la prestigiosa liga privada del club mercantil (ya me daréis algo por la publicidad) presidida por ``el correa´´ y regentada por Alex Ceballos, con la clara intención de `humillarnos´ y `desprestigiarnos´. Le salió mal la jugada, ya que y mi hermano y yo ocupamos las 2 primeras plazas a años luz del resto.

 

Me comunicó también la posibilidad de hacer equipo en el Fantasy Challenge, una especie de SuperManager de la Euroliga, que desconocía por completo. Hice el equipo y en la jornada 7 llegó el día de la gran victoria. Gané la jornada con 265,4 puntos, tres de ventaja sobre el segundo, un turco de nombre impronunciable.

 

El jueves por la noche no vi las estadísticas y la puntuación, con lo que no sabía aún que había ganado. Ese viernes por la mañana estaba haciendo un examen y no paraban de llamarme al móvil. Con la clara pregunta de quién c... será el pesao éste rondando en la cabeza llegó el recreo y me volvió a llamar. Descolgué y era Javi Gancedo, de la Euroliga, comunicándome que había ganado la jornada y los premios correspondientes: un balón de la Euroliga y una guía oficial de la misma.. Al principio pensé que era una broma y hasta que no lo vi en Internet no me lo creí. Más tarde también me llamaron mi hermano y en un gesto deportivo, Julián.

 

No olvido el equipo que me hizo ganar era: Lakovic y Rakocevic (bases), Bullock, Navarro, Parker y Marcus Brown (aleros) y Baston, Milojevic, D.Lavrinovic y Garbajosa (pívots); el que menos hizo se fue a 17-18 de valoración.

 

La verdad es que hay que tener bastante suerte para ganar una cosa de éstas. Los premios me los dieron al mes siguiente antes de empezar un Caja-Barça y me los entregó mi tocayo carles marco a pie de pista.

 

P.D.: Rogaría al gran capitán Pedro Robles (excelente profesional por cierto) que deposite la correspondiente multa de 30 euros por pegarle una patada al balón después de perder contra mí la final de un K.O. en un entreno
09/11/2007
Jamarco
José Antonio Marco

¡Hola a todos! Mucha gente se puede preguntar si son compatibles los estudios y el baloncesto profesional. Desde mi experiencia puedo confirmar que es bastante difícil, aunque posible.

 

Para empezar apenas puedes asistir a las explicaciones en clase y sobrevives a base de pedir los apuntes al típico/a empollón/a de la clase. Este personaje, educado y muy correcto en sus formas, te proporciona unos apuntes perfectamente elaborados y minuciosos, con varios colores y sin un solo tachón (prácticamente igual que los míos, jeje). Una vez en posesión de los apuntes, previo paso por la fotocopiadora, queda lo más `fácil´: aprendérselos. Y los lugares en los que más tiempo hay para hacerlo no es el cuarto de tu casa, sino el bus y el avión, en los desplazamientos del equipo.

 

Un requisito indispensable para poder estudiar en estos lugares es no comprarte la PSP. Si lo haces, estás acabado. Te tirarás todo el viaje jugando con el americano de turno y aunque le ganes (son un poco malos) sabes que suspenderás. Muchos en el equipo la tienen, pero yo, por suerte (o eso creo), me he resistido a comprármela. No siempre se va estudiando, de todos modos, y si los viajes son largos, sobre todo en bus, siempre hay tiempo para ver alguna película o escuchar música.

 

Y lo mejor viene cuando, después de estudiar como un condenado durante gran parte del viaje, viene el profesor de turno y te suspende. Por suerte esto último aún no ha ocurrido en los tres exámenes de 2º de bachillerato que he hecho y espero que siga así.

 

Para acabar dos apuntes: gran victoria contra el Akasvayu el otro día y ya estoy en 12 millones de broker en el SuperManager y subiendo.

24/10/2007
Marco3
José Antonio Marco

Cuando empiezas a jugar al baloncesto siempre sueñas con llegar algún día en la ACB y, a ser posible, con el equipo de tu tierra. Ese sueño lo alcancé el 7 de octubre en Murcia en el partido que jugamos contra el iurbentia Bilbao, cuando pude jugar mis primeros 12 minutos. Al principio no voy a negar que estaba un poco nervioso, pero una vez que entras en la dinámica del partido te olvidas de lo que te rodea y te centras únicamente en jugar... ¡y vaya partido para empezar! Increíble, antológica, fantástica, la última canasta de Hunter. Si alguien no la ha visto (creo que todo el mundo lo ha hecho) le recomiendo que la vea, nunca te cansas de hacerlo.

 

En el equipo aún nos preguntamos cómo entró e incluso alguno intenta repetirla después del entreno con, como es normal, muy mala suerte. Después de ese partido fuimos el equipo a comer por cortesía de Hunter. Durante la comida era el más feliz del mundo aunque cuando vio la factura le cambió un poco la cara.

 

Despúes de ese partido perdimos en Granada y Málaga y ganamos en casa al MMT Estudiantes; 2-2 no es mal balance. Tanto a nivel personal como colectivo vamos a seguir trabajando muy duro para conseguir buenos resultados.
 
Para llegar a cumplir este sueño se necesitan muchas horas de trabajo y esfuerzo. Han pasado 10 años desde que empecé a jugar en las categorías inferiores del San José de la Vega, un modesto club de Murcia. Mas tarde pasé al C.B.Murcia donde estuve hasta los 15 años y de ahí pasé al Caja San Fernando, club en el que pasé tres años muy bonitos. He de agradecer al Caja la oportunidad que me dio de mejorar y progresar como jugador en una de las mejores canteras de España y de jugar contra los mejores equipos a nivel nacional, además de poder disputar europeos con la selección de mi edad. De cada entrenador aprendes mucho y diferentes aspectos del juego, aunque hay dos que me han marcado mucho: Juan y Julián Martínez (no son hermanos).