ACBBlogs

La actuación de Serge Ibaka fue de más a menos, al mismo ritmo que sus reservas de energía (acabó el EuroCamp muy cansado), y dejó marcadas luces y sombras, aunque con predominio optimista. Entre lo bueno, su increíble despliegue atlético, su capacidad taponadora y reboteadora, su razonable acierto en el tiro a canasta y su demostración de agresividad buscando el contacto en algunas situaciones en las cercanías del aro. Entre lo malo, sus limitados recursos técnicos que le hacen cometer errores –pasos de salida, pérdidas de balón- y le fuerzan a recurrir a sus suspensiones en detrimento de penetraciones o movimientos al poste bajo, además de que sigue sin mostrarse como un jugador destacado en la lectura de juego.

 

Ettore Messina estuvo muy irónico en su alocución ante los participantes del EuroCamp, llamando mi especialista defensivo al talentoso Alexey Shved. Claramente entre los jugadores más destacados, el base ruso se lució en una gran demostración de técnica individual, con especial mención para su manejo de balón, habilidad penetradora y su tiro exterior, efectivo tras bote, aunque también puede pasar el balón muy bien. Lamentablemente, en demasiadas ocasiones abusó del bote y del uno contra uno. Con un físico delgado pero de gran recorrido gracias a su longitud e interesante capacidad atlética, sólo necesitará la mentalidad adecuada para sacar partido a sus tremendas condiciones.

 

Artem Zabelin, muy mejorado desde la última ocasión que había tenido de verle en vivo -hace dos años-, dejó sin embargo un regusto  agridulce. Entre lo bueno, un cuerpo que nunca se acaba, buena capacidad atlética, buenos fundamentos, notable tiro exterior, gran coordinación y constante actividad. Lo malo, su gran delgadez en un cuerpo con poco potencial para ganar músculo. Hay que ser pacientes con él.

 

Jaka Klobucar le puso mucho oficio para erigirse en uno de los jugadores más solventes del EuroCamp. Excelente tirador, también capaz de atacar canasta y pasar el balón, demostró conocimiento de juego y bastante madurez mental. Tiene que ganar algo de cuerpo y echarle más ganas en defensa.

 

Sin hacer mucho ruido, Fabien Causeur despachó un EuroCamp muy majo a base de tiro exterior y buenas decisiones en su juego. El escolta zurdo es ya un jugador bastante asentado en la LNB con el Le Havre, y si bien puede no disfrutar del potencial de otros compañeros, su juego transmite mucha madurez.

 

Después de una temporada bastante normalita, y una incipiente carrera que parece alejarse del potencial que Vladimir Dasic apuntaba hace años, el forward serbio brilló a base de solidez en su juego, un tiro muy consistente y trabajo en los tableros, mostrando su capacidad para oficiar de alero a ambos lados de la cancha.

 

Empieza a ser una tradición que Semen Shashkov despache torneos mediocres matizados por una gran actuación puntual, y fue fiel a sus hábitos en el EuroCamp. En su versión buena, es un alero alto y atlético, con muy buena mano exterior y bastante habilidad entrando a canasta. En su versión mala, da la impresión de ser blando y de andar justito de carácter. Como para desconfiar.

 

Una hora antes del comienzo de la tercera jornada vespertina, en la que Nicolas Batum jugaría su único partido del EuroCamp, tuve ocasión de intercambiar unas frases con el exterior francés. “It’s going to be your only game; you have to make an impression”. Después de su actuación me arrepentí de mis palabras. El alero francés se las tiró todas, y aunque arrancó con acierto, pronto la conocida inconsistencia de su suspensión le devolvió a la realidad, y no mostró la suficiente agresividad atacando el aro para conseguir puntos cerca de la canasta. Digamos que no causó impresión.

 

Soy un enamorado del juego de Donatas Motiejunas, pero hay que reconocer que despachó un EuroCamp totalmente mediocre, por no decir horrible en su última jornada. Era el segundo jugador más joven de los allí presentes, así que es disculpable. De todas formas, preocupa su difícil carácter y su facilidad para perder la concentración en el juego.

 

Interesante actuación la de Jonas Jerebko, un forward alto, fuerte y atlético. Potencialmente un exterior con tiro y físico para hacer daño, se encuentra actualmente a caballo entre las posiciones de alero y ala-pívot, además de necesitar mejorar su despliegue técnico y táctico.

 

Otrora virtual MVP del EuroCamp, Anton Ponkrashov parece sumido en un hiato de dudas en su juego que pone freno a su completa explosión como jugador. Siempre incómodo, sin conseguir continuidad anotadora o distribuidora, posiblemente sea uno de los jugadores del mundo que más sufre por su nula habilidad para finalizar cerca del aro con su mano mala (en su caso, la derecha), facilitando el trabajo a la defensa y causando errores producto de decisiones poco naturales.

 

Terminamos con un chico que no era propiamente participante del EuroCamp. La selección nacional francesa sub-20 que sirvió de sparring para los combinados del campus era una suerte de equipo B dada la ingente cantidad de bajas en la misma. Sin embargo propició la oportunidad de descubrir a Thomas Heurtel, base muy interesante que destaca por su notable habilidad anotadora, especialmente con suspensiones desde cualquier distancia, y sólida distribución de balón. Jugador menudo, razonablemente rápido de piernas y, particularmente, de mente, le otorgó cierto sentido al deslavazado juego de su selección.