ACBBlogs

¡Hola a tod@s!

Aquí estoy en mi mañana de descanso después de la vuelta de Estambul para contaros cosillas varias de este inicio de temporada.

Después de un arranque liguero no muy prometedor, nuestra victoria ante Ros Casares nos dio ese plus de confianza para saber que pronto llegaría la buena racha. Fue un partido especial, con un ambiente increíble (seguro que Roc Massaguer con su reportaje magnífico os lo contará mejor, ya que pudo estar pendiente de lo que sucedía en la grada jeje). Yo más bien os puedo dejar mis impresiones dentro de la pista; y lo que no dejó indiferente a nadie fue el intento de mate de Michelle Snow. Se quedó en eso, un intento, pero fue un regalo para los 3.000 o más espectadores que se acercaron a Würzburg ese sábado.

He pensado que el día en que Shell se haga un mate será un boom mediático así que no quería desaprovechar la oportunidad de contaros que yo lo intenté en Canarias y el resultado fue el vídeo que veréis a continuación jeje.




Bueno vale… tenéis razón, es en una canasta de minibasket, con un balón más pequeño y hago pasos jejeje. Así que nada, en caso de que sea Shell la primera jugadora que protagonice el primer mate en la Liga Femenina, la única manera de aparecer en el video va a ser dándole yo el pase, porque lo que es machacar…me faltan unos cuantos petit suisse jeje.

Hablando ya de Euroliga, después de empezar perdiendo en la siempre difícil cancha de Pecs, nos estrenamos con victoria ante el Orenburg, con un triple de Anke de Mondt in extremis. Queríamos seguir en esta dinámica y conseguir la cuarta victoria seguida así que nos tocaba ir a Estambul y luchar contra Besiktas en un ambiente que imaginaba diferente. Hace tres años Halcón Avenida se jugó allí la clasificación para las semifinales de la Fiba Cup y todas las referencias que nos habían dado era de un temible infierno turco. Por suerte nos encontramos totalmente con lo opuesto, y no fue hasta los últimos compases del partido cuando un grupo de aficionados intentó meter presión y animar a su equipo.

Me sorprendió ver en la media parte un manto de humo en la grada. No sé si estaba prohibido fumar, pero allí los aficionados caso lo que se dice caso no hacían mucho. De entre todos esos seguidores me gustaría hablaros de dos en concreto: uno se dedicaba a intentar comunicarse con las jugadoras del conjunto turco, gritando, haciendo gestos… y como anécdota al iniciar el tercer cuarto le “ordenó” a la base que iniciara la jugada dos, y para mi sorpresa, después de sonreírle ¡ella mandó la jugada! Ya no sé si era aficionado, entrenador…pero era todo un personaje seguro.

Y el segundo, de perfil parecido al anterior (no llegó a sentarse en todo el partido), se dedicó en el último cuarto a llamarme varias veces como “Gómez” en vez de “Domínguez” y decirme no sé qué cosas en turco. Pensé que no sería nada bonito lo que me decía, pero al finalizar el partido me volvió a llamar (como “Gómez”) para soltar un “I love U” e intentar cambiar así la camiseta, la toalla, o lo que fuese…

Y como ya sabéis que para mí, viaje de Euroliga equivale a llevar la cámara colgada del cuello, aquí os dejo algunas de las fotos de la visita turística al centro de Estambul.

¡Disfrutadlas!