ACBBlogs

Por una extraña razón, llega un momento cada temporada en la que el SuperManager parece perder interés.  Lo veo todos los años en el número de visitas al Rincón del SuperManager y, aunque nadie de ACB me lo haya confirmado, también lo notan los organizadores del juego tal y como nos dice el todopoderoso Google. Es normal, o más comprensible al menos, que los menos "adictos" puedan desengancharse a medida que pasa el tiempo al verse muy lejos de la cabeza o con nulas (¿?) posibilidades de ganar su liga privada. Lo que no veo tan normal es que los más veteranos, y verdaderos enganchados del juego, lleguen a plantearse en el mes de febrero que esto ya no tiene interés. Uno de los argumentos más utilizados es que "cuando el broker deja de ser un problema, todos los equipos son iguales y recortar puntos se hace imposible".

 

Como diría aquél... ¡Y un huevo! El mejor ejemplo lo hemos tenido en esta última jornada. Para algunos, la elección de nuestras tres ventas era clara: Tucker, Reyes y Splitter, los tres con "banderita suiza invertida", aunque alguna fuera más traicionera de lo esperado. Los fichajes, ya eran más complejos: "¿Meto a Lavri o a Veli? ¿A Savané o a Teleto? ¿Me la juego con Eliyahu? ¿Van Lacke on fire o le devuelvo la confianza a Rafa?" Al final, con alguna que otra diferencia, la mayoría salimos con un equipo bastante estándar, apostando por los caros, con mucho dinero en caja y, aunque no terminaban de convencernos, con los mismos bases de la jornada anterior.

 

Sin embargo, el domingo, dos managers con equipos casi calcados tenían caras bien diferentes. Por un lado, el manager con equipo estándar y con San Miguel como apuesta de la semana anterior, se lamentaba con sus 172.8 puntos (65000º de la jornada); por otro, el manager con el mismo equipo estándar pero con un francesito en el puesto de  base, se frotaba las manos con sus 218.2 puntazos y su posición 2000 en la jornada. Dos jornadas como ésta y ni siquiera el mejor manager de Europa podría mantener su holgado liderato.

 

Desde mi humilde posición (3313º), y con la experiencia que me da el haber participado en todas las ediciones del SuperManager, os aconsejo que no os rindáis por muy lejos que veáis vuestro objetivo. Por mi parte, me apuesto mi firma del foro (curiosa moda ésta) hasta que empiece la temporada que viene, a que acabo la temporada en el top 500. Y eso que debo estar a más de 150 puntos... Así que más me vale empezar con buen pie ya en esta 22ª jornada, en la que mis dos principales preocupaciones serán las de casi todos vosotros: las cuatro banderitas y la Copa.

 

Con Splitter y Reyes lesionados (edito: y ahora también Rafa Martínez), Van Lacke duda y el, para algunos, bajo estado de forma de Navarro, conseguir cuatro seleccionables de garantías parece ser uno de los principales problemas para esta jornada. En mi opinión no lo es tanto, pero los números dicen que algo sí hay que preocuparse. Para empezar, un seleccionable medio valora un 17% menos que un comunitario y un 36% menos que un extracomunitario. Además, sólo hay 9 jugadores seleccionables de más de un millón de broker (el primero de ellos está KO, recordemos, el segundo en "baja" forma y el tercero y el cuarto juegan fuera ante las dos mejores defensas de aleros de la liga). Y para colmo, sólo una jornada en toda la temporada ha habido 10 jugadores seleccionables pasando de 20 de valoración.

 

¿Y si encima están pensando más en la Copa que en el partido de la jornada 22? Entonces ya mejor que ni miremos nuestra puntuación el domingo. Aunque para tranquilidad de todos, los jugadores que juegan la Copa no tienen porqué relajarse y valorar menos. Si bien el año pasado estuvieron un 3% por debajo de su media hasta ese momento, en la temporada 2007/08 los jugadores de los equipos que disputaban la Copa consiguieron el fin de semana anterior una valoración media un 11% superior a la que tenían hasta ese momento. Además, valoraron entre un 17% y un 40% más que los que no jugaban la Copa y, en un 70% de los casos, se llevaron el bonus por victoria. Eso sí, en las últimas dos temporadas, el MVP de la jornada previa a la Copa ha sido un jugador que no la jugaba: Caner-Medley en la 2007/08 y Oleson la temporada pasada.