ACBBlogs
09/12/2009

"No nos gustan las pérdidas de balón. No nos gustan los tapones recibidos. No nos gustan los triples fallados. No nos gusta que acabéis con menos de cinco asistencias. No nos gusta que seáis baja de última hora. No nos gusta que os lesionéis nada más saltar a la cancha. No nos gustan los negativos. Porque estamos hartos de escuchar que ser base es difícil, porque ser manager sí que es difícil".

 

Así, como un niño pequeño al que no le gustan las acelgas es como me siento yo últimamente con los bajitos del juego. Y así imagino que os estáis sintiendo más del 90% de vosotros semana tras semana viendo como los Rubio, Valters o Prigioni no solo no cumplen con las expectativas que se crean en torno a su figura, sino que además son capaces de fastidiar una jornada cuando menos te lo esperas.

 

No es que no le haya dado vueltas a mi mejor equipo este puente. Porque si algo hace tener tiempo suficiente para los cambios, es que te lo miras una y otra vez, haces y deshaces cambios... y siempre te parece que lo puedes dejar mejor. "Meto a Thomas por Valters, que está en racha y encima juega en casa. No, pero así no puedo hacerle un hueco a Batista. Venga va, meto al uruguayo y hago caja con Miso que sube seguro y luego tiene dos seguidos en casa. ¿Miso? Pero es que lo tiene todo el mundo. Vamos arriesgar, mejor meto a Sergio Sánchez, que al Xacobeo se lo meriendan todos los bases. Uf, demasiado arriesgado. ¿Y si a Batista le hago hueco con Velickovic y me quedo a Valters que contra sus ex estará motivado? Además, si vale casi un kilo, por algo será... Ahora sí, con este equipo sí me siento confiado".

 

El resto de la historia ya la conocéis. Valters baja de última hora y cero patatero para el señor. Menos mal que a Ricky ya decidí venderlo para la jornada 10 y me he ahorrado dos puntuaciones discretitas. Es cierto, si valen casi un millón y el resto no, por algo es. Pero no es menos cierto que en las últimas semanas la elección de los tres bases se ha convertido en el mayor reto de los últimos tiempos en el SuperManager.

 

Para empezar porque elegir a 3 bases que acaben haciendo más de 15 de valoración es ya tarea casi imposible. En la jornada que más lo han conseguido han sido 9 jugadores y en esta última, apenas lo han hecho 6, ninguno con un precio superior a los 750.000. Y para colmo, sólo dos de ellos repiten tras haberlo conseguido también la jornada anterior: Llull y Chase, cuya condición de extracomunitario ya le resta casi todo el atractivo, aunque viendo sus últimas jornadas sea el más apetecible.

 

Por otra parte, aún no ha salido el base en el que se pueda confiar varias jornadas consecutivas. Mientras en el resto de posiciones no es raro encontrar a jugadores con 8 o 9 valoraciones superiores a 15 (en 11 partidos), en la de base los líderes son Prigioni y Ricky, con 5. El primero, hace tres semanas que ronda en (el que era) mi mejor equipo, promediando unos escalofriantes 3.2 puntos (bonus incluido); el segundo, viene de bajar casi 150.000 en los dos últimos partidos y como visitante no ha pasado de 10 más que en dos de sus seis desplazamientos.

 

Así las cosas, el base más regular de la liga resulta ser un sorprendente Albert Oliver, que sin hacer demasiado ruido lleva 7 semanas consecutivas siendo rentable tanto en broker como en puntos, esto es, subiendo broker y haciéndolo con una valoración superior a su media. Le sigue en ese apartado de regularidad Víctor Sada, un hombre que aún no ha alcanzado los 10 en ninguno de los 11 partidos disputados hasta la fecha. Mal asunto.

 

Triste panorama el de los bases esta temporada. No es raro que ninguno sobrepase, a día de hoy, la mágica cifra del millón de broker, algo que en las dos últimas temporadas no había sucedido nunca excepto en la jornada inaugural de la 2007/08.

 

Por tanto, dejémonos de acelgas que, aunque los mayores nos digan que son muy buenas para la salud, hoy en día nos pueden provocar más de una indigestión. Apostemos por lo fácil, la hamburguesa con patatas, y vayamos a por los bases que todavía nos aseguran algo de broker o, al menos, aquellos que nos permitan invertir donde realmente están los puntos, en aleros y pivots. Al menos, hasta que lleguemos a la cifra de broker esperada y podamos invertir sin temor en esos locos bajitos. Porque, al fin y al cabo, a la larga, los que están arriba en las tablas broker, están por algo.

 

¿Qué tres bases os parecen los ideales para esta jornada 12? ¡Suerte con la elección! 

 

Jotas