ACBBlogs

Después de una semana frenética en el trabajo, por fin tengo 5 minutos para relajarme y hacer lo que llevo días intentando hacer. Lo hago a unos 250 kilómetros por hora, sentado en una de las butacas de un AVE en el que no cabe ni un alfiler, camino de Zaragoza, ciudad ACB nuevamente, donde mañana tengo la comunión de mi prima Laura. En Atocha acabo de cruzarme con cinco de los seis jugadores interiores del Real Madrid (Felipe no sé dónde estaba) que imagino se metían en su tren hacia Sevilla donde mañana tendrán que hacer los deberes para no decir adiós a la temporada. Lavrinovic, Velickovic, Tomic, Van den Spiegel y Garbajosa parecían algo despistados, casi tanto como me han tenido a mí la mayoría de ellos durante la temporada SuperManager que acabamos de dejar atrás.

 

Un contexto bastante mágico (¿verdad?) para enfrentarme a la última hoja en blanco de la temporada, seguramente la más fácil de las 29 a las que me he tenido que enfrentar desde el pasado 9 de octubre. Después de hablaros de  pretemporada, de rentabilidades, de chollos, de cagadas, de apuestas seguras y arriesgadas, de jornadas virtuales de infarto, de novias que sufren celos de la pantallita azul y de daros los datos más obvios y los más inverosímiles que uno pueda imaginar, creo que no me queda nada más por hacer este año. Simplemente dar las gracias... y la enhorabuena.

 

Gracias, sobre todo, a la gente de ACB.com por darme la oportunidad de hacer algo apasionante en la web más importante de España relacionada con mi deporte favorito, por dejar en mis manos la bendita responsabilidad de entretener e interesar a una comunidad tan numerosa y exigente como la de los amantes de este maravilloso juego y por echarme un cable siempre que lo he necesitado. Roc, Pablo y compañía: espero haber cumplido, al menos un poco,  vuestras expectativas. Y, por supuesto, os animo a que sigáis haciendo de ACB.com una web de referencia para que este magnífico deporte vaya teniendo día a día mayor repercusión.

 

Gracias a Marta, mi novia, la que más ha tenido que sufrir esos días de cabreo en los que la inspiración no llegaba o aquéllos en los que el tiempo se me echaba encima y la inspiración tenía que llegar forzada ya entrada la madrugada. Su equipo, del que nunca salió Teletubbie (pobre de mí si se lo quitaba), ha quedado el 11.000.

 

Gracias a Guillermo, mi hermano pequeño, por ser un incondicional y el mejor “embajador” del blog y del Rincón. Lástima que un año más le haya vapuleado en la privada J Y a Juan, el mayor, por no haberse perdido ninguna de las entradas pese a no haber jugado nunca al SuperManager. Y a Miguel, el cuñao, que me llamaba la atención cuando me retrasaba más de la cuenta… y encima me hacía caso en los consejillos que me he atrevido a dar durante el año. Así le ha ido en la privada con sus vecinos de Gavisa… Gracias también a ellos por ser tan fans.

 

Gracias a mi primo Yago y a sus colegas psicomanagers del GEPE, a mi gran amigo José (el año que viene ganamos con Petete Teleko, te lo prometo) y a Ming Estanis, por ser fuente de inspiración. Y a TASTET, el forero manresano más “interactivo”, que no me ha dejado solo ninguna semana con sus comentarios. Gracias a los incondicionales del Rincón, tanto a los de la página, como a los del post del foro ACB, como a los casi 700 fans de Facebook. Gracias a los que, sin yo saberlo, me habéis seguido semana tras semana y habéis convertido la lectura de mis líneas en una rutina. Y gracias a todos los que habéis disfrutado, aprendido, reído o lo que sea que hayáis hecho con el blog. Algunas semanas habré resultado gracioso, otras un poco pesado y otras no habréis entendido nada de lo que he dicho. En todo caso, dad por seguro que he disfrutado como un niño con el post y he puesto todo mi empeño para que vosotros también lo hicierais.

 

Y enhorabuena, no sólo a Koke y al resto de merecidos triunfadores del resto de específicas, sino a todos. Enhorabuena por haber llegado hasta el final de una edición (ahora que no nos oyen los organizadores) bastante desesperante. Con decir que, con la puntuación de otros años, hubiera ganado la general esta temporada, queda todo dicho. Podría decir que a nivel personal ha sido un fracaso de temporada: 2.498º de la general (el objetivo era el top 500), 91º en anotación (el objetivo era repetir un top 25 en específicas) y sin ninguna jornada ganada (69º en la mejor). Pero lejos de desanimarme, empiezo ya a cargar las pilas para empezar a tope en el octubre que viene. Aunque, antes, disfrutemos del descanso que nos hemos merecido y gocemos de este apasionante play-off y de nuestros chicos, que esperamos vuelvan a ser de oro en Turquía.

 

¡¡Muchas gracias a todos y hasta pronto!! ¡¡Os espero en el próximo SuperManager!!

 

Jotas