ACBBlogs

Pase lo que pase en las tres últimas jornadas, el SuperManager 2009/10 habrá sido también el SuperManager de la crisis. Mientras los telediarios han hablado día tras día de hipotecas subprime, burbuja inmobiliaria, dificultad para llegar a final de mes y países al borde de la quiebra, los managers hablamos semana tras semana de valoraciones bajas, falta de jugadores fijos, dificultades para llegar a 200 y errores en las decisiones tomadas a la hora de hacer los cambios. Y, al igual que economistas, gobiernos y empresas, nosotros tenemos nuestros propios indicadores para medir esa crisis:

  1. Valoración media por jugador y partido: 8.41, lo que significa un 2.8% menos que en la temporada 2007/08 y un 3.2% menos que la temporada pasada.
  2. Valoraciones iguales o superiores a 20: 11.7%, es decir, -6.1% y -9.1% respecto a años anteriores.
  3. Jugadores de más de 1kilo de broker en la jornada 32: 25, un 10.7% menos que el año pasado.
  4. Jugadores con una media superior a 15: 19 (ningún base), lo que significa un 9.5% y un 17.4% menos que en las últimas dos temporadas.
  5. Jugadores con una media superior a 20: 4, casi la mitad de los que había el año pasado a estas alturas.


Sin embargo, mientras algún gurú de la economía apela a la sensatez para salir de la crisis, yo, que ni soy gurú ni sensato (para algunas cosas), creo que lo mejor para acabar con esta temporada de crisis supermanagerística es creer en las locuras y buscar la sorpresa con cambios que nunca te hubieras atrevido a hacer. Al menos si eres del 90% de los managers que, a falta de 3 jornadas para acabar, tienen que hacer algo para cumplir su objetivo.

 

Porque si eres Koke Martínez o el líder destacado de tu liga privada, lo mejor es que te pongas el disfraz de Mourinho y adoptes una estrategia algo más amarrategui, buscando jugadores que difícilmente te den una desagradable sorpresa. Ahí entrarían los fijos (Splitter y Suárez, según la opinión de la mayoría), los jugadores regulares (Davis, Hendrix, Huertas, Jiménez, Freeland, San Emeterio...) y los jugadores que difícilmente harán un negativo porque o nunca lo han hecho o hace mucho que no lo hacen (Llull, Carroll, Savanovic, Triguero, Ivanov, Gabriel...).

 

Como la mayoría de los que me leéis intuyo que no sois ni Koke ni líder de todas vuestras privadas, lo que tendréis que hacer es arriesgar y jugárosla con jugadores que nunca antes entraron en vuestros planes o, incluso, a los que habéis llegado a "odiar" porque os han fallado en las contadas ocasiones que habéis apostado por él (como Mickeal en mi caso, que viene de darme un bonito -4, contribuyendo a mi sexta caída consecutiva en la general). Tendréis que ir en busca de jugadores capaces de superar los 25 y que no estén demasiado arriba en las tablas de mercado. Pero, ¿cómo acertar en la selección de un jugador de este tipo?

 

Esta semana me he propuesto encontrar algún patrón para identificar los bombazos de la jornada. Jugadores baratos (esto es, poco habituales) y que acaban siendo además buenos y bonitos. En las 31 jornadas anteriores, hasta 309 veces un jugador ha acabado con 25 o más puntos de valoración SM, siendo el broker medio de ese jugador de casi 900.000. Así que nos tendremos que ir un poco más abajo y buscar entre los de, por ejemplo, 700.000 o menos.

 

Ahí encontramos a 97 jugadores (más de 3 por jornada), destacando los 4 partidos de Pau Ribas y los 3 de Roman Montañez y Axel Hervelle. Algunos datos de interés al respecto:

  1. Sólo un jugador (Trias) fue capaz de superar los 25 de valoración en las tres últimas jornadas de la temporada pasada sin haberlo conseguido antes. Parece claro que el que no haya hecho ya un partidazo, no es candidato para salirse, a menos que haya F4s por ahí.
  2. Entre los 97 jugadores que comentábamos antes, únicamente Ricky Rubio (J4) y Pietrus (J6) han conseguido pasar de 25 de valoración sin conseguir dos dígitos en anotación. Busquemos anotadores compulsivos.
  3. Es más fácil encontrar jugadores baratos saliéndose en equipos de la zona alta de la clasificación. En Alicante, Granada, Manresa o Lagun Aro, por ejemplo, se ha dado 4 o menos veces la situación de ver a un jugador de menos de 700.000 de broker superando los 25.
  4. En 85 de los 97 casos, el jugador ganó el partido, así que no busquemos la sorpresa en un equipo que vaya a perder... o las probabilidades de fallar serán altísimas.
  5. En 56 de las 97 ocasiones, era un jugador local. Poca diferencia como para descartar a un jugador visitante por el mero hecho de jugar lejos de casa.
  6. Aunque 10 de esos jugadores venían de hacer un negativo la jornada anterior, el 33% de los jugadores bonitos y baratos habían superado los 15 de valoración la jornada anterior y el 60% los 10. Busca sorpresas pero no milagros.


Y sobre todo, no olvides que el Barça y el Bilbao han jugado hoy (y dan cambio gratis la semana que viene), los culés tienen más en mente la F4 que el partido del fin de semana, el Murcia ya está descendido, pero casi todos los demás equipos aún se juegan algo. Piensa en cómo eso puede afectar a los minutos de los jugadores y al ritmo de los partidos (los partidos decididos y sin tensión facilitan las altas valoraciones, sobre todo de jugadores menos habituales).

 

Arriesgues o seas amarrategui, mucha suerte y espero que mis consejos no te lleven a obviar al Simeón de turno (pasó de 30 la jornada anterior pese a no haber superado los 12 en toda la temporada) o a asegurar con el Uriz de turno (se marcó un bonito -12 después de ser uno de los bases más fiables en las últimas jornadas). Aunque es lo que tiene la crisis, que hasta lo más sensato puede salir mal...