ACBBlogs

"El SuperManager ya tiene ganador" reza el título de uno de los posts del subforo de ACB.com, en la enésima muestra del "extremismo" que mostramos los managers en determinados aspectos. Es cierto que el amigo Koke Martínez está mostrando una superioridad insultante. Cierto que lleva 118 puntos de ventaja sobre el segundo, mientras que entre éste y el 25º hay menos de 100. Y también es cierto que en las últimas jornadas ha demostrado que parece imposible que tenga un tropezón. Pero aunque el ganador de la edición pasada, Elías Iglesias, llegara a la jornada 18 con apenas 28 puntos de ventaja, todos nos acordamos de lo que pasó en la 2007/08 en la que Raga le remontó a Raya en la última jornada ¡68 puntos!

 

En pleno mes de enero, y recién llegados al ecuador del juego, parece que ya muchos se han dado por vencidos. Y es que los managers somos muy dados a eso de "tío, este año voy falta. Voy a dejar el SuperManager", algo que nos habremos repetido ya todos esta temporada entre 5 y 15 veces, el número de jornadas que nos han ido mal dependiendo de nuestra clasificación (si alguien no ha tenido ni dos jornadas buenas, seguro que no me está leyendo :-) ). Así que, al final, tarde o temprano, todos acabamos pareciéndonos al típico amigo (los menores de edad, saltad al párrafo siguiente) que tras una borrachera antológica, haber dado un paseo en helicóptero en su habitación y haber vomitado hasta la cena de Nochebuena de hace 3 años, te mira fíjamente y te suelta la mentira más repetida de la historia: "tío, no pienso volver a beber nunca más".

 

(Aquí siguen leyendo los menores) El caso es que aquí estamos todavía. Vayamos el 1º o el 300.001º (no sé como leches se leerá esto, pero seguro que rima con primero), afrontando la segunda vuelta con la misma ilusión que el primer día. Y es que esa es otra de las ventajas del SuperManager: aunque vayas último de tu privada a más de 500 puntos del penúltimo, puedes soltarle a tus colegas "oye, molaría montar una liga de la segunda vuelta, empezando todos con 6.5 millones" y quedas como un rey. ¡Y encima con posibilidades de ganar algo a final de temporada! Aunque siempre estará el típico que te diga "vale, pero los desayunos nos los seguimos jugando con la de principio de temporada".

 

De hecho yo sería uno de esos, ya que afronto la segunda vuelta desde la posición 3.387 (lejos de mi objetivo del top500 pero todavía con alguna opción) y vivo, sino líder, en casi todas las privadas que me interesan (y eso que mi novia lleva 3 jornadas seguidas pasando de 230) . Pero, sobre todo, porque mi especialidad es empezar fatal e ir progresando a medida que avanza la temporada. En pocas palabras, a medida que las estadísticas van tomando mayor representatividad.

 

Una de las estadísticas que podremos empezar a mirar ahora es cómo lo hicieron los jugadores en el partido de la primera vuelta ante su próximo rival. Aunque veamos hasta qué punto puede ser ese dato fiable.

 

Para empezar, la temporada pasada hubo 17 jugadores que hicieron su mejor partido de la primera vuelta y el mejor de la segunda ante el mismo rival. Destacan los 73.2 que le hizo Ricky al Fuenla (36 y 37.2), los 66 de Hervelle al DKV (22.8 y 43.2), los 61.4 de Thomas ante el Bruesa (38.4 y 23) o los 66 de Saúl (39.6+26.4) frente al Murcia. A Rafa Martínez (21.6 y 43.2 frente al Estudiantes) y a Savanovic (contra el Madrid 31.2 y 19) habrá que seguirles de cerca esta semana, teniendo en cuenta que se enfrentan a estos rivales esta misma jornada y, en el caso de Rafa, también se salió en la primera vuelta de esta temporada. Aunque el caso más curioso fue el de Pau Ribas: su mejor puntuación en las primeras 17 jornadas fue un 20.4 (ante el Estu y el Bilbao) y en las últimas 17, un 22.8 (también ante el Estu y el Bilbao). Habrá que pensarse el fichaje de los 11 hombres que consiguieron su mejor valoración en la 1ª jornada, entre ellos el recuperado Llull (31.2 ante el Cajasol), el sorprendete Barac (34.8 ante el Murcia) o Víctor Claver (26.4 ante el Estu).

 

Y es que haberse salido ante un equipo en la primera parte de la liga no garantiza el éxito en el siguiente enfrentamiento, como indican los siguientes números de la temporada pasada:

 

  • Jugadores que superaron los 40 (5):  sólo uno superó los 20 ante el mismo equipo y la media de esos 5 jugadores se quedó en la segunda vuelta en menos de 14.

  • Jugadores que superaron los 30 (60): el 25% no superó los 10 ante el mismo rival en la segunda vuelta y más dl 40% no llegó a los 15. Apenas 9 (y todos jugones) repitieron superando los 30.

  • Jugadores que superaron los 20 (304): el 40% no superó los 10 ante el mismo rival y sólo 1 de cada 4 volvió a superar la barrera d elos 20.

  • Jugadores que acabaron en negativo (273): el 15% volvió a hacer negativo, el 25% no hizo positivo y el 70% no llegó a los 10. Eso sí, alguno se desquitó a conciencia y 6 de ellos superaron los 30 en la segunda vuelta.


Sea como sea, la evolución de los jugadores a lo largo de la temporada se deja notar en el SuperManager y este año seguro que volvemos a ver casos de jugadores que pegan un bajón espectacular (Teletovic el año pasado pasó del 15.36 de la primera vuelta a un 6.93 la segunda) o que se ponen las pilas en la segunda fase de la liga (Mickeal pasó de 13.23 a 22). Otros casos sonados fueron:

 

  • Bajones: Oleson (-30%), Reyes (-24%), Mumbrú (-60%), H. Jasen (-36%), Thomas (-28%), Jiménez (-15%).

  • Subidas: Fran Vázquez (+47%), Rafa M. (+117%), Ndong (+69%), Hervelle (+91%), Valters (+55%), Navarro (+30%), Panko (+33%), Suárez (+33%), Savané (+28%).


Las razones de estos cambios radicales pueden ser varios: finalización de contratos, ganas de llegar a la selección, lesiones de compañeros, dosis de motivación para evitar el descenso o entrar en play-off...

 

Sea lo que sea, os recomiendo que sigáis adelante y busquéis vuestra propia motivación para continuar luchando en vuestras privadas o, si tenéis la suerte de estar muy arriba, para luchar por la general. Queda mucha liga, mucho SuperManager, mucha leña que cortar.

 

Jotas