ACBBlogs
07/05/2010

¡Qué grande es el SuperManager! Por si a alguien le quedaban dudas de que este final de SM iba a ser más emocionante que el de Lost, el juego nos ha llevado exactamente donde él quería: el líder pinchó en una jornada 32 extrañísima (Urtasun MVP, Fitch se cae a última hora, Van Lacke se va hasta -10, Doblas y Ndong en el 11 ideal...) y tiene "sólo" 79 puntos de ventaja (10 más de los que tenía raya a falta de una jornada hace 2 temporadas). Y para colmo, la jornada 33 se presenta con alguna baja sonada (Williams), sin los jugadores del Barça y del Bilbao y con 8 partidos por delante que forman parte de la historia de esta edición.

 

Y es que en la jornada 33 se disputa el partido de vuelta de la que hasta ahora es la mejor jornada de toda la temporada. En aquella jornada 16 se vieron más puntos que nunca (1503), más valoración SM que nunca (1740, ¡casi 100 por equipo!), más jugadores por encima de 20 de valoración SM que nunca (29) y el MVP más caro de la temporada (Diego García con 47 más bonus se lo quitó in extremis a Cook que había hecho 46, también con bonus). ¿Os imagináis lo que supondría una jornada como esa a falta de dos para acabar la temporada? Efectivamente, un auténtico festival de puntuaciones que no perdonaría a nadie. El que fallase (incluido Koke) se quedaría herido de muerte.

 

Efectivamente, el contexto es muy diferente al de aquella jornada. Había equipos jugándose entrar en la Copa (ahora los hay jugándose el play-off), pero todos los equipos necesitaban la victoria para hacer más grueso su colchón y acercarse más a su objetivo final de temporada. Hoy, con el Murcia y el Xacobeo descendidos y varios equipos más sin ninguna motivación para lo que queda de temporada, muchos os estaréis preguntando cuál es la mejor estrategia a seguir: ¿confiamos en los que se juegan algo y necesitan desplegar todo su potencial o en los que, libres de presión, pueden disfrutar del partido o dejarse llevar por un exceso de relajación?

 

Ni tengo la respuesta a esta pregunta, ni os voy a avasallar con datos intentando demostraros una cosa u otra. La lógica dice que los partidos con algo en juego deberían beneficiar a los grandes jugones y los partidos sin historia a jugadores menos habituales y con ganas de lucimiento personal. Pero si por algo se ha caracterizado esta edición del SuperManager es por no tener nada que ver con la lógica. Así que, lo único que puedo hacer es dejaros algunos nombres (en general no de los típicos) que me dan buenas vibraciones para esta jornada, para que os riáis un rato al final de la jornada viendo las barbaridades que he puesto:

 

  • Paul Davis y Clay Tucker: el partido del fracaso (Xacobeo descendido y DKV fuera de los play-off) parece un buen escenario para que los dos cracks busquen su lucimiento personal. En la ida Terry y Hettsheimeir ya destrozaron al DKV por dentro y Tucker fue el único que se salvó de los suyos. Pueden ser una pareja de extras muy válida para el que se quiera arriesgar sin Carroll.

  • Felipe Reyes: sólo se ha salido una vez en toda la temporada, pero los play-off llegan y no me creo que el cordobés no vaya a jugar un papel importante. En su primer enfrentamiento con Batista creo que ganará la partida y conseguirá su segunda mejor valoración del año.

  • Diego García: se salió contra el Murcia en la ida (gran parte de la culpa la tuvo la prórroga) y sus compañeros Van Lacke, Chase y Dumas andan tocados. No ha pasado de 20 en ningún otro partido, pero si hay un rival propicio para volverlo a hacer es el descendido (y peor defensa de aleros de la liga) Murcia.

  • Faverani y Asselin: dos de los hombres más "on fire" de la liga (teniendo en cuenta su media). Se han hecho con un hueco en la pintura del Murcia y están en su mejor momento de la temporada. Jugando mucho más que de costumbre y en un partido intrascendente, el riesgo es enorme, pero el premio puede ser superior.

  • Báez: con un final de liga parecido al de Faverani (6 partidos seguidos por encima de 10), también él se puede aprovechar de un partido en el que, previsiblemente, se dejará jugar mucho.

  • Marinovic: con Simeón y De Colo entre algodones y unas ganas brutales de demostrar su valía, tendrá que luchar contra la necesidad canaria de asegurarse los play-off. Con el francés de baja, Marinovic promedia casi 15 por partido.

  • Saúl Blanco: viene de colarse en el 11 ideal de la pasada jornada y, aunque está siendo muy intermitente, debe ser una de las armas principales del Unicaja para asaltar el 5º puesto. Granada, donde el año pasado hizo 17, no es mala plaza para él.


Aunque lo mejor, si no queréis pifiarla, es no hacer caso a un paquete como yo, que desde que me asomé al top 1.000 hace unas 7 jornadas, no he dejado de firmar jornadas penosas y de bajar posiciones (ahora estoy sobre el 3.500). El único reto que me queda ya para esta temporada es ganar la Liga Super 14 y, quién sabe, llevarme de rebote una de las dos jornadas que quedan.

 

¡¡¡Mucha suerte para todos!!!  ¡¡¡A por todas, que ya queda poco!!!