ACBBlogs

¡Feliz Navidad, locos del SuperManager!

 

Os escribo ya desde mi querida isla de Mallorca, con un ambiente puramente navideño: nubes, lluvia, aeropuerto repleto de turistas y de jóvenes y no tan jóvenes volviendo a casa, amigos de Papá Noel apurando sus últimas compras, reencuentros familiares, cocinas humeantes en las que la comida se confunde con la cena. En fin, ¿qué os voy a contar...?

 

Ésa es la pregunta que me tengo que hacer cada semana. ¿De qué hablo esta vez? Desafortunadamente ni me tocó un solo céntimo en el sorteo del martes ni gané la jornada del SuperManager, así que no me he podido retirar y otra semana más me tengo que enfrentar a este cuadro de texto en blanco y ponerme a pensar en un tema sobre el que hablar.

 

Aunque esta semana es fácil. Porque el baloncesto español desde hace unos días solo piensa en una cosa. No, no se trata del nuevo contrato de Pau Gasol ni su posible ausencia en el Mundial de Turquía. Ni tampoco de la sorprendente irrupción en ACB de un brasileño de apellido impronunciable que en unos meses podría volver a la LEB. Ni siquiera del momento delicado que está pasando el Madrid tras sufrir dos derrotas consecutivas y perder el liderato. No, la noticia de la semana es el regalo de Navidad que le ha hecho el Madrid a su afición con la incorporación de... ¡Adriana Lima! O bueno, al menos eso es lo que se ha podido leer en las portadas de varios diarios a los que parece poco importarles que su marido, un tal Marko Jaric, haya sido Campeón del Mundo con Serbia y tenga un pasado NBA con números aceptables. Lamentable alguno de los titulares, pues no recuerdo yo leer hace unos años nada como "Florentino ficha a la mujer de Victoria Adams"... Me pregunto si la organización del SuperManager se estará planteando dar un bonus por tener una mujer buenorra o si esta incorporación hará que los jugadores del Madrid cambien la tendencia de los últimos partidos y, además de otras cosas, también les vuelva a subir el broker.

 

Con Jaric o sin él, lo que estaba claro esta semana, por mucho que nos pese a los anti-grandes, es que no íbamos a oír hablar de nada más que del Madrid-Barça del domingo tarde. Poco importa que se vayan a ver las caras los dos mejores pivots extracomunitarios de la liga, que se enfrenten dos equipos recién ascendidos, que la peor defensa de la liga reciba al peor ataque visitante, o que Aíto haga de anfitrión ante sus ex con la Copa del Rey en el horizonte. Al fin y al cabo, este mundo en general, y España en concreto, es totalmente binario: bueno o malo, blanco o negro, PP o PSOE, Coca-Cola o Pepsi, , los que juegan al SuperManager y los que no, rubias o morenas, tetas o culo... Barça o Madrid. Así que no me queda otra que sucumbir y, aunque los compañeros de ACB me hayan quitado ya algún dato, hablaré sobre el Clásico.

 

Lo de Clásico este año tiene más justificación que nunca, ya que empieza a ser toda una tradición que estos dos equipos se enfrenten en la jornada 14. Ya lo hicieron las dos temporadas anteriores, ambas con victoria para el Barça... o para el equipo local por si algún merengue quiere leer el dato de manera positiva. Primera prueba de que, lo leas como lo leas, estos partidos son siempre imprevisibles:

 

  • Ideal para destaparse: no, no hablamos ya de mujeres de jugadores, sino de esos jugadores con un rol más secundario que de repente se marcan el partidazo de la temporada en el derbi. Hace dos años fueron Basile (31.2) y Marconato (25.2) y el año pasado Sada (28.8), por lo que no habría que extrañare si el domingo vemos a Grimau, Morris o Hansen, por ejemplo, como jugador más valioso del partido.

  • Partidos de valoraciones medias: ni mucho ni poco, sino todo lo contrario. Los últimos partidos de liga regular entre Barça y Madrid no han dejado ni partidos con valoraciones bajísimas ni partidos con valoraciones de escándalo. Entre los 170 y los 190 de valoración conjunta es lo habitual, quizá un pelín por encima de lo que suele ser un partido ACB medio.

  • Navarro también pincha: Mucho se ha leído esta semana sobre que Navarro se crece en este tipo de partidos y le hace un roto a la defensa del Madrid. Aunque no pongo en duda la calidad de Juan Carlos y que sea el jugador que más puntos ha anotado en los derbis, lo cierto es que el Madrid no se le da tan bien en temporada regular en las últimas temporadas. En la 2006/07 consiguió un 21 en Madrid pero solo un 8 en Barcelona y en la 2008/09 apenas promedió 5.5 en los dos partidos, registrando un doloroso -1 en la visita a Madrid.

  • Reyes más constante: Con 23 de valoración la pasada temporada, una media de 15 en la 2007/08 y sin bajar de 10 desde la 2004/05, los números de Felipe parecen mucho más regulares. Eso sí, Felipe se encuentra actualmente en su nivel de broker más bajo que se le recuerde y pese a su 19 del fin de semana pasado, pocos serán los valientes que acepten que esta semana también baja el 15%.

  • Bullock mal... hasta el año pasado: Hasta la temporada pasada, Louis nunca había pasado de 6 con la camiseta blanca en una visita del Barcelona en liga regular y habitualmente se le daban muy mal los derbis. Llego la jornada 31 y rompió su mala racha con un 20 de valoración que no evitaron la derrota blanca.

  • Ricky, en su salsa: El ex del Joventut no sólo plantó al Madrid este verano para fichar por el Barça, sino que se siente como pez en el agua jugando en la cancha blanca. La temporada pasada se fue de Madrid con 23 de valoración y en la temporada anterior consiguió un 22.8. Y ojo al calendario que le viene, muy propicio para mantenerlo en los equipos hasta dentro de muchas jornadas.

  • Se les echará de menos: los debutantes en este tipo de partidos como Prigioni, Mickeal, Velickovic o Rubio tendrán la obligación de hacer olvidar a otros que ya no están y a los que no se les daba mal del todo jugar contra el eterno rival. La temporada pasada, Ilyasova y Andersen fueron los mejores del Barça, con 25 y 19 de valoración media, mientras que en el Madrid, además de Felipe, en las últimas temporadas destacaban las actuaciones de Mumbrú al que por cierto le deseo una pronta recuperación, aunque me fastidiase la última jornada :(

Lo dicho, mucha incertidumbre sobre un partido en el que será difícil acertar en la cancha. Para los que no somos ni de Fanta Naranja ni de Fanta Limón, casi es preferible echar la mirada hacia otros partidos, como al Fuenlabrada-Granada o al Alicante-Xacobeo, que prometen dar muchos puntitos. Aunque a los que estén en la grada, quizá les motiva más mirar hacia el regalo de Papá Floren...

 

Sea como sea, suerte en la jornada y ¡Feliz Navidad!

 

Jotas