ACBBlogs

Uno de los fenómenos más interesantes del ultimo lustro baloncestistico en Europa ha sido sin duda, la fulgurante aparición de Montenegro como selección a tener en cuenta. Apenas tres años después de su debut como selección independiente, Montenegro culminaba en Lituania una primera etapa de su trayectoria marcada por el denominador común del éxito. Tras ascender en 2009 a la división A sin conocer la derrota, en el verano siguiente la selección montenegrina conseguía la clasificación directa al eurobasket liderando el grupo el grupo A, por delante de selecciones de la talla de Israel o Italia. Si bien en la cita baltica los resultados no fueron los esperados, la buena labor en categorías de formación y la excelente marcha en el actual Preeuropeo, donde ya ha sido capaz de imponerse a selecciones como Israel o la propia Serbia en Belgrado, confirman la buena salud del emergente baloncesto montenegrino.

Más allá de las cuestiones clasificatorias, si algo llama la atención en las formaciones del pequeño país (no llega a los 700.000 habitantes), es la abundancia de jugadores grandes, dotando a los balcánicos de una las “pinturas” más extensas del continente. Con los Nikola Pekovic y Vucevic en la Nba, la liga endesa ha visto pasar estos años a toda una serie de jugadores montenegrinos de un perfil preponderantemente interior entre los que se podría citar los casos de Mirotic, Todorovic, Dragicevic, Milko Bjelica, Dasic, Sekulic o Dragicevic. A esta amplia nomina se une ahora, el reciente fichaje del Valencia Basket Bojan Dubljevic, una apuesta a medio plazo que llega avalada por su papel importante en la actual selección y por una gran temporada en la que, entre otras cosas, fue elegido en el segundo mejor equipo de la Eurocup.

 

Valenciabasket.com
 

 

Nacido en Niksic el 24 de octubre de 1991, Dubljevic comenzó a dar sus primeros pasos en el KK Nilsic local, debutando en el primer equipo en la temporada 2008/09, alternando su presencia con el vinculado, el KK Ibon de la 1B montenegrina. Tras lograr el tercer puesto ese verano el bronce en el europeo U 18 b de Sarajevo, las buenas maneras ofensivas del joven pivot llaman la atención de un Buducnost que tras firmarle, le cede al Lovcen.

Con el club de Cetinje, el nuevo jugador valencianista, explota definitivamente liderando al conjunto de la antigua capital y llevándolo tanto a la final de la liga balcánica como a la de la competición domestica. Tras su buen papel, el Buducnost le recupera y le amplía el contrato consciente del potencial que comienza a atesorar. Tras una 2009-10 de toma de contacto, Dubljevic impresiona en el europeo U-20 de Bilbao formando parte del quinteto ideal del torneo con más de 22 puntos por tarde y casi 10 rebotes por partido. La última temporada, comienza para el Buducnost marcada por la presencia de un excepcional Nikola Vucevic, pero tras la resolución del lock-out y la marcha de este a los sixers, Dublijevic se convierte en la principal referencia interior del club de Podgorica, en un año en el que el Buducnost añade a su habitual hegemonía local la presencia en los cuartos de final de la Eurocup y en la final four de la liga adriatica, en lo que muy bien pudiera ser su mejor temporada desde la histórica 85/86 cuando liderados por Dusko Ivanovic y Zarko Paspalj alcanzaban el tercer puesto liguero en la antigua Yugoslavia.

A muy buen nivel estos días en el preeuropeo, Dubljevic se incorporará a un Valencia que ha perdido a algunos referentes claros como Nando de Colo, Claver o Caner Medley, pero que al fin parece haber logrado la estabilidad en los banquillos de la mano de un Velimir Perasovic que puede ser clave en la adaptación del joven jugador montenegrino.

Su juego/su impacto: Habitualmente los jugadores procedentes de la Liga Adriática, y en especial si son jóvenes, tienden a acusar el salto en cuanto a intensidad física, algo que en el caso de Bojan Dubljevic puede agravarse dado que sus 2´05 se antojan un poco escasos para la posición de 5. Con todo, su buen papel en la Eurocup y en el preeuropeo, su buen tono físico y una cada vez mayor naturalidad en el juego abierto apuntan a que el puesto de 4 no le esta ni mucho menos vetado.

Activo en defensa, sufre cuando lo aíslan en el poste bajo y tiene alguna dificultad para leer cuando debe ayudar en las penetraciones lo que junto a su falta de intimidación constituye quizás su mayor lunar. Por el contrario, su actividad y su capacidad para defender por delante le garantizan buenos recursos frente a jugadores de más tamaño, amen de que el extenso juego interior valenciano le permitirá no acusar los problemas de faltas.

 

 

Foto: FIBA.COM
 

 

Ofensivamente, Dubljevic tiende a partir abierto, destacando por su buena capacidad para poner bloqueos y por su facilidad para alternar el juego abierto con las continuaciones a canasta. Dotado de un buen tiro exterior, necesita un punto más de velocidad de ejecución ya que rango y variedad ya forman parte de su repertorio habitual con porcentajes interesantes (42% en triples en la Liga Montenegrina, 32 % en la Adriática y 41% en la Eurocup).

Relativamente ágil y rápido, carece de grande fundamentos atléticos, pero es fuerte y maneja adecuadamente su mano izquierda en las finalizaciones donde en general presenta muy buen tacto. Buen reboteador ofensivo gracias a su sentido de la colocación, en defensa se muestra más seguro bloqueando que capturando. Por lo demás, necesita mejorar su capacidad de pase, tanto a nivel de rapidez como sobre todo de lectura pues en ocasiones le cuesta doblar el balón cuando recibe ayudas defensivas.

Con estas premisas, las buenas referencias en cuanto a su disposición al trabajo y en especial la naturalidad que transmite en su juego, auguran una sólida carrera a un jugador que, si bien puede pagar un pequeño peaje en los primeros meses, apunta a ser importante ya esta misma temporada.

Iván Fernández