ACBBlogs

Tremmell Darden (1.94, 29 años) acaba de recalar en Unicaja tras haber ganado la liga ProA francesa con el SLUC Nancy el pasado mes de junio. Sus destacados números esta temporada (17.1 puntos, 6.5 rebotes, 2.3 asistencias y 2 robos por partido), avalan su calidad. Conozcamos mejor al alero estadounidense recién fichado por el club malagueño.

 

Nació hace 29 años en Inglewood, un suburbio del condado de Los Angeles en el estado de California. No es extraño que acabase dedicándose al baloncesto, pues su localidad natal tiene como uno de sus edificios más señeros el mítico Forum, donde jugaron los Lakers entre 1967 y 1999 antes de trasladarse al Staples Center. Darden, que creció bajo los cuidados de su abuela Jacqualine, comenzó a despuntar ya en su higschool en Las Vegas, al ser elegido en el mejor quinteto del estado y de su conferencia.

 

Se formó en la Niagara University, una universidad católica de los padres paules, en Nueva York, donde estuvo desde 2000 hasta 2004. Con los Purple Eagles de Niagara, logró 18 puntos, 5.4 rebotes y 3 asistencias de promedio en su año senior.

 

En el verano de 2004 juega en la liga de verano de Long Beach, California, con la camiseta de Los Angeles Clippers, pero no consigue entrar en el draft, y decide cruzar el Atlántico al aceptar una oferta del equipo turco Erdemirspor Belediyesi, donde realizaría 14.1 puntos, 7.9 rebotes, 1.3 asistencias y 1.3 robos por partido.

 

La temporada siguiente, y tras volver a intentarlo en las ligas de verano de la NBA (jugaría con los Nets en Las Vegas Summer League), lo contrata el equipo belga del Passe Partout Basket Groot Leuven. Su buena temporada en Lovaina, supone su fichaje por el equipo más fuerte de la liga belga, el Spirou Charleroi, donde jugaría dos temporadas (2006-2008), logrando el título de campeón en 2008, y debutando en competiciones europeas, al disputar la ULEB Cup. El año siguiente, Darden viaja hasta Australia para jugar en el Melbourne South Dragons de la NBL australiana, donde volvería a proclamarse campeón de liga.

 

Del continente australiano, llegaría a Francia, al fichar por el Strasbourg de la ProA. Con la SIG, Darden jugaba la Eurochallenge, y coincidía en el equipo con jugadores conocidos de la afición española: Thomas Heurtel, Alain Digbeu y Sacha Giffa. El equipo alsaciano no haría una buena temporada, pues se salvó por poco del descenso, pero su actuación no pasó desapercibida, y fue contratado por el vecino lorenés, el SLUC Nancy, uno de los equipos fuertes de la liga gala.

 

La temporada pasada, en el SLUC Nancy, Tremmell Darden destacó como uno de los líderes del equipo junto al base John "El Virus" Linehan y el pívot nigeriano Akin Akingbala (con pasado en el Plus Pujol Lleida). Los Couguars (nombre por el que son conocidos los jugadores del equipo de Nancy) acababan segundos en la liga regular y jugaban una épica semifinal de playoffs ante el ASVEL Villeurbanne. En el partido de desempate, Tremmell Darden y Akin Akingbala se convirtieron en protagonistas absolutos de una hazaña.

 

El pívot nigeriano jugaba con la nariz rota (traumatismo craneoencefálico y fractura de nariz en una acción que se produjo en el partido jugado en Lyon, tres días antes) y lograba nada menos que 16 puntos y 17 rebotes, mientras que el alero estadounidense, conseguía 22 puntos y 9 rebotes, y anulaba defensivamente al alero rival, Mickael Gélabale (8 puntos y 3-9 en tiros de campo), nombrado mejor jugador francés de la liga. De esta manera, el SLUC Nancy pasaba a la final y se enfrentaba al favorito, el Cholet Basket, campeón la temporada anterior.

 

La final, celebrada en el Palais Omnisport de Paris-Bercy (el título de liga de Francia se decide a partido único en París), enfrentaba dos de los mejores equipos de la competición, y a los dos mejores aleros extracomunitarios (con permiso del chalonnais Blake Schilb), Tremmell Darden y el dominicano Samuel Mejía. En la final, jugada a un ritmo vertiginoso que beneficiaba al SLUC Nancy, Darden se imponía claramente a Sammy Mejía, que vivió un calvario (4-15 en tiros de campo) ante la marca del pegajoso Tremmell. Darden volvía a ganar una liga. La tercera en cuatro años (Bélgica 2008, Australia 2009 y Francia 2011).

 

Tremmell Darden es un jugador con un físico privilegiado. Dotado de gran velocidad, de una fuerza considerable, y de una extraordinaria capacidad de salto. Juega principalmente en la posición de alero, aunque este año ha jugado también algunos minutos como escolta, e incluso, cuando su entrenador Jean-Luc Monschau lo ha considerado oportuno, como ala-pívot.

 

Jugador inagotable, ha disputado la pasada temporada una media de 38.5 minutos por partido, llegando a disputar el partido completo en 21 ocasiones (y, en dos de ellas, con prórroga incluida). Su privilegiado salto le permite ir al rebote con intensidad (6.5 rebotes, 2.2 de ellos ofensivos, de promedio), como demostró en su debut liguero con Nancy frente a Gravelines- Dunkerque, partido en el que capturó 18 rebotes. Ha destacado en un gran número de estadísticas individuales entre los mejores de la liga francesa. Así, ha sido quinto máximo anotador; cuarto en valoración; segundo mejor matador de la liga; quinto en balones robados, y el mejor reboteador (12º) y taponador (17º), al margen de los pívots. Asimismo, ha recibido el galardón de mejor jugador de la liga (elección realizada por votación de los los lectores e internautas de LNB.fr, Sport+ y L'Equipe) los meses de diciembre y febrero.

 

Sin llegar a ser un killer desde la línea de 6.75, se trata de un tirador más que aceptable (37.5% la pasada temporada) capaz de amenazar desde el perímetro, pero su principal baza es su dominio del juego en transiciones rápidas y a campo abierto, pues penetra con gran velocidad y potencia y es muy difícil defenderlo.

 

Su mayor handicap es su baja estatura para defender aleros más altos, aunque compensa este problema con su capacidad de salto y su fuerza. Otra incógnita será su adaptación a la liga y al rol que deba desempeñar en el Unicaja de Chus Mateo, donde dispondrá de menos minutos y tendrá una labor más discreta que la que desarrolló el año pasado en Nancy.

 

Fuera de la cancha, Tremmell Darden es un jugador con una enorme ética de trabajo, que no duda en sacrificarse los veranos con duros entrenamientos para mejorar sus carencias y su juego en general. Es un hombre concienciado al máximo con el equipo, como pudo comprobarse en diciembre, al ser proclamado mejor jugador de la liga, y declarar lo siguiente: "Antes de nada, le doy las gracias a Dios y a todos aquéllos que ha votado por mí como jugador del mes de diciembre, pero también a mis compañeros. Porque son mis compañeros y los entrenadores del SLUC Nancy los que me han dado la oportunidad de mostrar de lo que soy capaz. Sin su apoyo, sin su ayuda, y sin su confianza, este premio nunca hubiera llegado".

 

Además, Darden es un jugador con profundas convicciones religiosas, familiar y hogareño. Casado con Anadia, tienen dos hijos llamados JT y Noah. Probablemente Darden no esté llamado a ser el líder de Unicaja, rol que desempeñarán Joel Freeland y Gerald Fitch, pero sí que ayudará en todas las facetas del juego, aportando cosas positivas, y será un excelente complemento en el juego de ataque para superar la Fitchdependencia que la temporada pasada acusó Unicaja en algunos partidos.

 

Por Sebastian Souviron (Solobasket)