ACBBlogs
 

Nadie esperaba el golpe de timón que dio el Gran Canaria 2014 el pasado domingo a la tarde. El intercambio twittero entre Pedro Martínez y el director general y deportivo del club grancanario Himar Ojeda tuvo en vilo a gran parte del mundo ACB durante unas horas, finalmente pasadas las 5 de la tarde saltó la noticia, Marquez Haynes era el elegido para sorpresa de muchos y alegría de otros tantos.

 


 

Fichaje de campanillas, uno de los jugadores más destacados de la France Pro-A en la temporada 2010-2011, con unos números que dan un fiel reflejo de la calidad que atesora el escolta estadounidense. Sus 14.4 puntos, 2.4 rebotes y 3.8 asistencias por partido han llevado al Chalon-Sur-Saone a completar una actuación histórica, consiguiendo la Copa francesa y cayendo en cuartos de final ante el ASVEL Villeurbanne en la lucha por el título.


En sus inicios en la NCAA no tuvo el protagonismo esperado en Boston College, pero al volver a su Texas natal comprobó que hacía mejores estadísticas jugando de escolta que de base. Al no encontrar hueco en el Draft2010 decidió probar fortuna en el viejo continente y aceptar la oferta del Chalon.


Las principales virtudes de Haynes se encuentran en ataque, siendo este año la principal referencia ofensiva del conjunto galo. El paso por el baloncesto europeo le ha servido para mejorar esa faceta, es un director de juego completo que ha progresado mucho en el baloncesto francés. Esta media de 4 asistencias por encuentro se justifica con un gran entendimiento con su ex compañero Aminu, el pick and roll más alley hoop del pívot norte-americano era muy habitual. ¿Funcionará con Savané?. Tampoco es mal defensor, gracias a su velocidad recupera una buena cantidad de balones.


El físico es lo que le hace valer. Con un buen dominio de balón, a semejanza de Carroll, sabe crearse sus propios lanzamientos a través de veloces cambios de ritmo, que dejan al defensor sin recursos para poder frenarle. Otro factor a tener en cuenta es la agresividad con la que encara al aro rival, culminando la mayoría de sus acciones con acierto o forzando la personal. Eso no quiere decir que sea un jugador individualista, ve los espacios donde se encuentran solos sus compañeros con asiduidad, sobretodo el pase al lado débil remontando este la línea de fondo.


Pero si hay que hablar de factores desequilibrantes y que le hacen diferente a los demás empezaríamos por la puntería que tiene desde la línea de 6’75 (puede encestar desde siete metros sin ningún problema), su jugada preferida es recibir y tirar desde cualquier ángulo exterior en suspensión. La joya de la corona es la capacidad de salto que tiene, machacando de forma contundente en contraataque o al encarar la canasta en carrera. Hasta ha participado en el concurso de mates en el All Star galo. Podría ser un asiduo candidato a los TOP5 de ACBTV.


Obviamente nadie es perfecto: los tiros libres y una irregular selección de tiro son sus puntos a mejorar y desarrollar.


Muchos dudan del rendimiento que dan jugadores que proceden de la liga francesa y llegan a la ACB, pero si retrocedemos unos cuantos años atrás vemos como gente del nivel de Laurent Foirest o el propio jugador del Cajasol Luka Bogdanovic tuvieron una buena actuación en su primera incursión en la ACB.


El objetivo no es buscar una copia de Carroll, sino encontrar un complemento que de forma y ayude el grupo en momentos puntuales del juego. Es cierto que en algunos aspectos se asemeja al escolta de Laramie, hasta ocupará la misma posición en la cancha, pero uno y otro son diferentes. Se adaptará sin problemas.


Puede ser una de las grandes revelaciones, apuesten por él, se llama Marquez Haynes y juega en el Gran Canaria 2014.

 

Por Mario Gómez