ACBBlogs

Jonathan James Scheyer nació en Nortbrook (Illinois), el 24 de agosto de 1987 y es el menor de tres hermanos. Tres precisamente es la edad con la que Scheyer comenzó a jugar al baloncesto con gran perseverancia hasta lograr su sueño. Pero antes de lograrlo, su espíritu ganador le llevó a escenas como la que protagonizó en el instituto cuando una noche se negó a irse a casa hasta anotar 50 tiros libres consecutivos. Ese es Scheyer el nuevo fichaje del Gran Canaria 2014.

 

Formado en la Universidad de Duke -a donde llegó por medio de Chris Collins, hijo de Doug Collins y entrenador asistente en Duke-, y permaneciendo desde 2006 hasta el 2010 a las órdenes de Mike Krzyzewski-, fue nombrado en el ACC All-Freshman Team en su primer año -anteriormente había sido designado Illinois Mr. Basketball (en 2006)-. En el segundo, perdió el puesto de titular pero fue considerado uno de los mejores sextos hombres de la nación. Incrementó su protagonismo en la 2008-2009, logrando promediar casi 15 puntos por encuentro. Su última temporada, en la que fue campeón de la NCAA promedió 18,2 puntos, 3,6 rebotes y 4,9 asistencias.

 

A pesar de haber compartido equipo con "estrellas", sus números siempre han estado por encima de la decena de puntos. Posee esa vena anotadora sin la necesidad de amasar el balón, sabe rendir sin tener que ser el centro de atención. Su toma de decisiones es excelente, un claro ejemplo de ello es que su ratio de asistencias-pérdidas es el segundo mejor en la historia de Duke. Además comparte con Chris Duhon el récord de más partidos consecutivos jugados (144), y el tercero con más minutos en Duke y la ACC (4.579), por detrás de una leyenda en Duke como es Bobby Hurley.

 

 

No fue drafteado como se preveía, pero jugó la Summer League en las filas de Miami Heat hasta que se produjo la lesión en un ojo -en la que se vieron afectados el nervio óptico y la retina- por un golpe de Joe Ingles. Desde ese momento, juega con gafas para evitar más problemas.

 

Antes de llegar a Maccabi la pasada temporada donde no disputó demasiados minutos, Scheyer -aún convaleciente de la lesión- probó en Estados Unidos. El verano de 2010 jugó la Summer League con los Clippers, pero acabó recalando en Río Grande -conjunto de la D-League- para posteriormente ponerse a las órdenes de David Blatt. Este verano jugó en Philadelphia antes de llegar a Gran Canaria.

 

Puede jugar en la posición de escolta y de base -aunque no sea un "1" convencional- ya que atesora la capacidad de dirigir al equipo asumiendo responsabilidades -no le tiembla la mano en momentos calientes-. Tiene un gran lanzamiento tras bote, sabe crearse sus propios tiros y posee grandes movimientos con o sin balón para obtener buenas posiciones en búsqueda de la canasta. Al ser su recurso natural, puede pecar en alguna ocasión de abusar del tiro en un mal día.

 

Sus capacidades físicas pueden no ser las más destacadas, pero Jon ha aprendido a sacar partido de ellas penetrando y rectificando sus movimientos de entrada al aro, además de tolerar el contacto para sacar falta o acabar anotando. No es un especialista defensivo pero no desentona en esta faceta, muy atento a su par y rápido de manos (su último año promedió 1,6 recuperaciones por encuentro).

 

Se presenta una gran oportunidad para reivindicarse tras su paso por Israel en el club canario. "Hacer mejor a mis compañeros, es un objetivo que siempre me marco", declaró en su presentación como nuevo jugador amarillo. Con su llegada, se dio por cerrada la plantilla de un Gran Canaria 2014 que ilusiona.

Samuel Melián

Zonadostres.com