ACBBlogs

El nombre de Krunoslav Simon se llevaba relacionando con el Unicaja desde hacía ya tres veranos. Por fin, el equipo malacitano confirmó este periodo estival el fichaje del escolta del KK Zagreb. De tanto leer su nombre en la prensa, el aficionado siente que ya le conoce. Pero, ¿realmente lo hace? ¿Cómo juega Krunoslav Simon?

 


Croata y zurdo son dos adjetivos que, asociándolos a su condición de escolta, debiera ya ayudar al lector a hacerse una idea de cómo es su juego. Simon (24 de junio de 1985) mide 1,97 metros y se ha formado en la escuela balcánica del KK Zagreb, con el que debutó en la temporada 2002/2003. Miembro de la selección croata del Eurobasket de 2011, Simon ha ido evolucionando cada año hasta que ha visto que tanto la Liga Adriática como el equipo de sus amores se le quedaban pequeños.

 

Aunque hablamos de un escolta croata, debemos aclarar que no es un tirador. Si bien tiene una buena mecánica y no suele encogérsele la muñeca, gusta de tener mucho la bola, de botar y de buscarse la canasta por su cuenta aprovechando su gran manejo de balón en los uno contra uno. Por ende, no es tanto una opción ofensiva a la que buscar en momentos puntuales, sino una referencia que necesita el contacto. No obstante, esto era así en un KK Zagreb donde siempre fue una de las estrellas de perímetro; en Málaga deberá adaptar su juego.

 

Tiene un físico muy fuerte, aunque a lo largo de los años ha sufrido diversas lesiones que le han hecho coger algún kilo de más. Es un escolta valiente y polivalente que no duda en penetrar y buscar siempre el contacto. No tiene problema alguno para subir la bola, aunque suele carecer de visión de juego cuando es encerrado en un dos contra uno. Es un tanto impulsivo, tanto para lo bueno como para lo malo, y esto le hace cometer errores en situaciones de presión. Aunque la defensa no es su fuerte, es capaz de emparejarse con aleros más altos que él.

 

En la última edición de la Turkish Airlines Euroleague, Simon promedió 13,4 puntos, 4,6 rebotes y 2,5 asistencias en diez partidos, con 30 minutos de media por noche. Perdió una media de tres balones por partido. A sus 27 años, se encuentra ante la primera gran oportunidad de su carrera. Primera experiencia lejos de casa, teniendo que demostrar lo que vale ante una afición desconocida. Y la Liga Endesa es una competición que suele perdonar muy poco. Sin embargo, contará con su seleccionador nacional en el banquillo y eso le acercará a su Zagreb.

Jesús Morales
@MoralesJAlmeida
ACB.COM