ACBBlogs
 

Cajasol se ha hecho con un auténtico killer. Maurice Ager es un jugador que destaca, por encima de todo, por la facilidad con la que ve el aro rival gracias a unas grandes cualidades físicas y, sobre todo, una portentosa muñeca.

 

Ager tuvo una carrera destaca en la Universidad de Michigan State, creciendo en importancia año tras año hasta llegar a ser uno de los jugadores destacados de la NCAA. Cuando el jugador de los Spartans fue elegido por Dallas Mavericks en primera ronda del draft muchos pensaban que podía ser uno de los famosos robos del draft (sobre todo tras una brillantísima liga de verano en el 2006), pero la dura competencia con Josh Howard o Jerry Stackhouse le relegó a un papel casi marginal.

 

 

 

Después de su paso por New Jersey Nets y ligas de desarrollo, Ager da el salto a la ACB con una gran carta de presentación. Es un jugador físico, rápido y potente cuando entra a canasta, pero donde realmente destaca es cuando lanza desde lejos. Si anota sus primeras canastas puede dinamitar cualquier partido e irse a grandes anotaciones, en racha resulta imparable.

 

Y aunque destaca por su capacidad anotadora, Ager no es un jugador que se borre en defensa. Al contrario, va a sorprender a muchos por su capacidad de esfuerzo y facilidad para ayudar en el rebote.

 

Todavía hay que ver como se adapta a un nuevo país y estilo de baloncesto, pero si Ager consigue ser regular a buen seguro que se va a convertir en uno de los cañoneros de la liga y estrella de la ACB.

 

Por Álvaro Paricio