ACBBlogs

“Estoy muy ilusionado y trabajaré duro para ayudar al equipo y ser el mejor jugador en mi puesto, donde hay jugadores con mucha más experiencia y veteranía. Intentaré dar el 200 por cien de mí cada día” declaraba Mamadou Samb en su presentación como jugador del Cebé Granada. Después de seis años de recorrer un camino emprendido con barreras y obstáculos, Mamadou alcanza la primera meta: jugar en la ACB.

Mamadou Samb nació el 31 de diciembre de 1989, regalo de fin de año inesperado de su modesta familia asentada en Dakar, capital de Senegal. A los catorce años llegó a Tenerife en avión, mientras era consciente de la manera tan arriesgada y, por desgracia, común, en la que muchos de sus compatriotas llegaban a las Islas Canarias diariamente. Este hecho de su vida, lejos de ser una mera coyuntura de su pasado y superflua en su presente, le empujó a todas horas para ser mejor jugador de baloncesto y aprovechar la bendita oportunidad que tenía de hacer una vida en las canchas. Por razones personales era consciente de algo que debería ser innato en cualquier jugador profesional, pero que tan ignorado es por muchos. "Mucha gente de Senegal llega aquí en pateras, y yo quiero triunfar en la selección española para ayudarlos. Cada verano regreso y el Barça me da ropa para repartirla allí", comentaba el jugador en una entrevista concedida al diario Marca.

 

Samb irrumpió con fuerza en las categorías inferiores del país gracias a sus condiciones físicas. Estas fueron las que le condenaron a ser entrenador como un jugador unidimensional, enclaustrado en la pintura. Y, sin duda, eso le sirvió para hacerse un nombre y dar el salto desde Canarias a la cantera del Barcelona. Desde entonces ha escalado gradualmente jugando en calidad de cedido en varios clubes catalanes: Porta BCN Esplugues de la Liga EBA y posteriormente tres años en Cornellà: dos en LEB Plata y el último en LEB Oro, donde promedió 12,4 puntos, 6,1 rebotes y 1,2 tapones por partido.

  ¿Pero qué tipo de jugador es ahora Samb?

La pasada temporada el senegalés, ya con nacionalidad española, fue superado por muchos rivales que no superaban los 2,06 metros que mide. Sin embargo, se encuentra muy verde físicamente y no pudo con los Arteaga, Junyent o el propio Darren Phillip, al que saca cuatro centímetros. Samb carece de músculo suficiente como para hacerse notar efectivamente en la zona, si bien es cierto que su enorme envergadura le otorgan un poder intimidatorio al alcance de muy pocos. Es bastante resolutivo cerca del aro.

Su juego ha dado un ligero cambio de rumbo desde el 2008, cuando comenzó a jugar en el perímetro con el Cornellà en LEB Plata. Ha mejorado su tiro y ya desde el Circuito Sub20 dejó entrever ese cambio de mentalidad, sobre todo ofensiva. Hace unos meses participó en el Adidas Eurocamp de Treviso, sufriendo mucho con la intensidad y fuerza de los pívots rivales.

Todo hace pensar que el técnico granadino, Trifón Poch, le utilizará en la rotación interior, que a día de hoy sigue sin contar con un pívot de garantías. Entre la posición de ‘4’ y de ‘5’ se antoja el desempeño de un jugador que sigue a caballo entre dos estilos, pero que cuenta aún con un gran futuro por delante. Ahora, en ACB, tendrá que demostrar lo que vale.

 

Jesús Morales (zonadostres.com)

 

Lleguen o no los resultados, se puede afirmar sin temor a equivocarse que se están haciendo bien las cosas en la confección del Cebé... un año más. Después de asentarse definitivamente en ACB, el Granada ha vuelto a reforzarse en el mercado veraniego con el claro objetivo de estar entre los primeros ocho. Ya han completado el cupo de años para soñar, y ahora quieren vivir el sueño. Tras Richard Hendrix y Joe Ingles llega Rob Kurz.

Robert Karl Kurz
nació el 5 de marzo de 1985 en el seno de una familia acomodada de Philadelphia. Su madre había sido la estrella universitaria del equipo de baloncesto de Lafayette y su hermana mayor ya comenzaba a meterse en el mundillo de la canasta. Rob, como es conocido por todos, decidió seguir los pasos familiares e ingresó a la Universidad de Notre Dame. Allí completó el ciclo de cuatro años para presentarse luego al Draft de 2008 sin muchas credenciales deportivas pero con un título en la Escuela de Derecho.

Kurz atrajo lo suficiente a la franquicia de Oakland para conseguir un contrato temporal con los Warriors, con los que jugó 40 partidos en la temporada 2008/09 con una media de 3'9 puntos y 2 rebotes en 11 minutos por noche. Probablemenet esta afinidad que sintió Don Nelson sea el más claro signo de la polivalencia y genuinidad del baloncesto del nuevo hombre nazarí.

 


 

 

Convertido en un temporal, al más puro estilo saxofonista de la Nueva Orleans post-Katrina, Kurz tuvo que ir buscándose sus "gigs" y demostrar que realmente valía (partidos de 20 puntos y 7 rebotes en NBA bien debían servir de algo). No tuvo su oportunidad en Chicago, donde firmó un contrato que luego no exprimió, pero sí desempeñó un buen papel en los Fort Wayne Mad Ants, logrando 17'5 puntos y 10'1 rebotes por partido con un porcentaje desde el perímetro superior al 40%.

Sus 2'06 metros le hacen ser un jugador interior por naturaleza. Kurz responde al estereotipo, cada vez menos típico y novedoso, de '4' abierto con buen tiro de tres. La diferencia con la gran mayoría que entra en este saco es que no siente ningún tipo de pavor a la hora de entrar en la zona, rebotear e intimidar. Esto le convierte en un jugador comodín que puede pelearse bajo el tablero como '5', abrir defensas ejerciendo de ala-pívot o suponer una amenaza difícil de defender jugando de alero. Su juego de pies es fluido para su estatura, lo que le hace fácil jugar en el perímetro y amenazar a sus pares. Sobre todo en su llegada a ACB, donde ya en los últimos años Pete Mickael ha sido la mayor pesadilla de todos los aleros de la liga.


No hay que olvidar que es su primera incursión en el baloncesto europeo y, prácticamente, en el baloncesto profesional. Incluso algún fiel ortodoxo podría sugerir que jugar bajo las órdenes de Don Nelson no es algo que se pueda considerar estrictamente profesional. A pesar de esto, las expectativas son positivas. Kurz siempre ha demostrado ser un jugador de equipo, consciente de que lo mejor para el grupo es lo primordial. Julián Aranda, director general del CB Granada, señala que "que destaca por su buen conocimiento del juego colectivo, lo que consideramos importante y que a buen seguro le ayudará a adaptarse al juego táctico de Europa".

Por las bajas parece que tendrá que unirse al ruso Yaroslav Korolev para hacer olvidar a Hendrix y Aguilar. Mimbres tiene, gracias a su envergadura y versatilidad. Rob Karl Kurz, nombre pegadizo para un jugador que hace equipo.

 

Jesús Morales (zonadostres.com)

El fichaje de Nemanja Bjelica por el Caja Laboral levantó la polvareda que lleva consigo todo proyecto de estrella que llega a la ACB. Y más en un conjunto que, tras la pérdida de su estrella y guía, se rehacía por milésima vez con un proyecto de ilusión. Tras ello, Iván Fernández, profundo conocedor del baloncesto europeo y autor y colaborador de diferentes guías (la última, para la Final Four) en la web Basketme.com, nos descubre el cómo y el por qué de la atípica carrera de Bjelica. Tan atípica como el potencial que atesora.

 

¿Quién es Nemanja Bjelica?

 

 

Foto FIBA Europe/Castoria-Kulbis

 

Bjelica, talento para el Caja Laboral (Foto FIBA Europe/Castoria-Kulbis)

 

El Blancos de Rueda Valladolid buscaba un hombre con el que cerrar el perímetro (que ya contaba con Fede Van Lacke, Diego García e Isaac López) y encontró a Jason Robinson, procedente de Baloncesto Melilla de LEB Oro, donde fue capaz de anotar 14,2 puntos por partido. Precisamente, la faceta anotadora es la que más destaca en su análisis Javier Ortiz, redactor de El Periódico de Extremadura colaborador de ACB.COM y especialista en LEB Oro.


Temperamental, rectilíneo, Jason Robinson es, ante todo y sobre todo, un anotador, capaz de generar canastas de muy distintas maneras: penetrando tras un buen primer paso, sacando faltas, tirando desde fuera incluso con un defensor bien encima.

 

Contará en su estreno ACB con una ventaja añadida: la pasada temporada jugó en LEB Oro con la nueva distancia del triple, por lo que no le sorprenderá en esta el alejamiento que se estrena en la máxima categoría.


Jason Robinson (Foto Melilla Baloncesto)
Buscando el aro, su gran virtud (Foto Melilla Baloncesto)


Robinson es un jugador bastante unidimensional, porque cuando no anota y no goza de buenos balones, suele perderse, dispersarse. Tampoco destaca por su buena defensa, aunque físicamente sí puede tener un cuerpo que aguante los rigores de la ACB. Sin embargo, no lo tendrá fácil ante “treses” más potentes que los que se ha encontrado hasta ahora.

Imagino que su rol cambiará y que no podrá ser tan potente en Valladolid como lo ha sido en Gandía y Melilla. Es lo que ocurrió con Barbour en San Sebastián la pasada campaña: por mucho que anotes en LEB, luego en ACB cuesta encontrar el sitio a este tipo de jugadores acostumbrados a que el balón pase mucho por sus manos.

 

Javier Ortiz

60219_3_36265_3
Donaldson, de la LEB hasta...

El desembarco del doble MVP de la LEB Oro en ACB estaba cantado. Es finalmente el Menorca Bàsquet el que le brinda la posibilidad de debutar en ACB, con el interés añadido de ver el impacto que es capaz de crear en ACB un jugador que ha dominado la LEB a placer. Ese es, precisamente, el primer detalle que destapa Javier Ortiz, redactor de El Periódico de Extremadura colaborador de ACB.COM y especialista en LEB Oro, que nos presenta al ala-pívot estadounidense del Menorca Bàsquet.

 

La curiosidad dentro del mundillo LEB por ver a Jakim Donaldson en la ACB es enorme. Es un jugador que ha dominado por completo las dos últimas Adecco Oro, con un juego demoledor en la pintura que, SOBRE TODO, no deja de adquirir nuevos matices.

No ha dejado de mejorar en los años que lleva en España, adonde llegó siendo un completo desconocido en la entonces LEB-2 con La Laguna. Allí se ha desarrollado como algo más que un fiero reboteador. Es lo primero que llama la atención de él: midiendo apenas dos metros, se posiciona perfectamente y captura todo lo que cae del aro, tanto en defensa como en ataque. Me recuerda muchísimo a aquel Jerome Lane que tuvo el Fórum Valladolid hace bastantes años.

Sin embargo, no se ha querido quedar ahí. Es una roca en la defensa interior del uno contra uno y, por si fuera poco, en ataque, aparte de rebañar sus puntos tras rebotes ofensivos, ha desarrollado hasta un buen tirito a media distancia que sorprende y hace muchísimo daño. Es una auténtica fiera, un jugador de esos que no dejan indiferente.

Por si fuera poco (quizás como clave a todo esto), su carácter se ha amoldado perfectamente a España y los españoles. En La Laguna era uno más, haciendo piña con los nacionales del equipo y conectando de forma bárbara con la afición. Famosas son sus imágenes tocando el bombo con las peñas locales al final de los partidos. Con otra hinchada caliente como la de Menorca, no sería extraño que se repitiesen.

 

Javier Ortiz

 

Bastaron escasos partidos en su original club, el Avtodor Saratov, y una visita el Reebok Eurocamp para que el nombre de Yaroslav Korolev apareciera en la agenda de los ojeadores de Europa y la NBA. No era fácil encontrar a un jugador de su agilidad, coordinación y altura. Con 2,06 metros, Korolev era uno de los grandes dominadores de Europa en edades de formación. Aunque su posición natural siempre fue la de alero, podía jugar tanto de escolta como de ala-pívot porque su habilidad en el tiro y físico le dieron desde siempre una polivalencia que la NBA no dejó escapar.

 

Con sólo 18 Korolev fue drafteado por Los Angeles Clippers en el número 12. Quizá fue demasiado pronto y quizá demasiada la presión que recayó sobre un jugador que apenas había jugado partidos importantes en la liga rusa. Apenas dos temporadas sin oportunidades duró su carrera NBA. En un equipo con urgencias, Korolev nunca se sintió importante, entre otras cosas porque se le buscó un perfil de especialista en el tiro que no hacía justicia al potencial de un jugador todavía en edad de desarrollar todo su juego.

 

A partir de entonces, camino de ida y vuelta entre Rusia (Dynamo de Moscú) y la NBDL (Albuquerque Thunderbirds y Reno Bighorns) donde Korolev se ha vuelto a sentir jugador de baloncesto y, lo más importante, ha evolucionado su juego para ser ahora un alero mucho más completo que el que salió de Rusia.

 

 

Aunque tiene un gran manejo de balón y mantiene su facilidad para ver aro desde el perímetro su juego se ha alejado de las posiciones de backcourt para centrarse en las de alero e incluso Ala-pívot. Desde siempre Korolev ha destacado por su físico atlético y capacidad de salto (no se pierdan su capacidad de realizar mates) por lo que puede ayudar al rebote ofensivo y, sobre todo, abrir las defensas rivales porque conservar toda su velocidad y atrevimiento para jugar de cara al aro. Y es que es en ataque donde vemos al mejor Korolev, es un gran tirador exterior aunque su radio de acción no se limita al 6,75 (no le será complicado adaptarse a la nueva distancia) sino que también destaca dividiendo la zona y sacando ventaja de su mayor envergadura cerca de canasta.

 

La experiencia le ha dado la regularidad en su juego que necesitaba y ya no sólo depende del tiro para destacar en un partido sino que ha conseguido ser más agresivo en defensa lo cual le permitirá ayudar a cerrar el aro en el rebote y, con sus interminables brazos, recuperar balones. En definitiva, los aficionados del CB Granada van a poder encontrar a un jugador de equipo, versátil sobre la pista y un referente en el ataque

62738_3_36844_3

"Estoy emocionado. Es un gran movimiento para mi carrera, una gran oportunidad para mejorar mi caché como jugador en la que seguramente es la liga más competitiva de Europa". Estas son las palabras con las que Russell Robinson explicaba sus sensaciones en el diario Lawrence Journal-World tras su fichaje por el DKV Joventut.

El base, de 24 años, debutará oficialmente en Europa en la próxima liga ACB con el equipo verdinegro, aunque llegó a estar en plantilla del Erdemirspor turco en la campaña 2008-09, sin llegar a jugar. ¿Qué podemos esperar de él? Scott Schroeder, redactor especializado en la D-League de la web Ridiculous Upside y de AOL FanHouse, nos lo define como "más un escolta bajo que un base tradicional, pero con talento para el tiro a larga distancia".

Durante sus dos años como profesional tras dejar la Universidad de Kansas como campeón de la NCAA, Robinson ha jugado en la D-League, esperando una oportunidad en la NBA a la que aún no renuncia. "Mis objetivos son mejorar", afirma el base, "la NBA es todavía un objetivo. He intentado llegar a través la NBA, pero esta es posiblemente es una ruta mejor", afirma sobre su próximo paso por la ACB.

 

Schroeder explica que Robinson "posiblemente hubiera tenido la oportunidad de entrar en un equipo NBA si hubiera esperado a ir a un campo de entrenamiento este otoño, aunque tampoco es seguro. Sería un tercer base ideal en la NBA, ya que es un gran defensor y puede meter tiros abiertos en el perímetro".

Robinson aún es joven, y tiene que aprender "como liderar un equipo de baloncesto. Como base, parece que busca más su tiro a menudo antes que crear para otros", confirma Schroeder, algo que sin duda, a las órdenes de un entrenador exigente como Pepu Hernández, tendrá oportunidades de interiorizarlo.

El base estadounidense finalizó la pasada campaña en los Maine Red Claws (donde coincidió con otros conocidos ACB como Paul Davis y Morris Almond) y "fue capaz de aprender como ser un base puro del antiguo jugador de la NBA Randy Livingston, y actuó mucho mejor como líder", tal como recuerda Schroeder. En el Pavelló Olímpic de Badalona, Robinson intentará ser el timón que la Penya necesita para volver al Play-off.

Justin Doellman cambia la liga francesa por la liga ACB de la mano del Meridiano Alicante. El ala-pívot estadounidense llega a España con experiencia en Euroliga tras su paso por el Orleans la pasada campaña. Pero, ¿qué puede aportar Doellman a las órdenes de Óscar Quintana?

 

Para Gabriel Pantel-Jouve, redactor de la web francesa "Catch and Shoot", Doellman "es una buen fichaje para Alicante. Lo mejor de su juego es su tiro. Algunos expertos franceses dicen que los ala-pívots tiradores serán menos importante con la línea de tres a 6,75. Creo que Doellman puede lanzar desde esa distancia".

 

Sus bondades no sólo se limitan al tiro, ya que "puede anotar desde dentro, desde fuera. Tiene un buen manejo de balón. En el comienzo de su carrera, muchos decían que era un alero. Es demasiado lento para esa posición en defensa, pero tiene los fundamentos para jugar como 3". En el capítulo de aspectos a mejorar, Doellman "no está muy presente en la lucha por el rebote".

 

 

 

 

Tras pasar por Cholet y Besançon en sus dos primeros años como profesional, la consagración definitiva para Doellman llegó la pasada campaña en Orleans. "Estuvo impresionante en la Euroliga, más que en la Pro A. Fue el segundo jugador más importante", recuerda Pantel-Jouve, "detrás del anotador Cedrick Banks". Sin duda, los aficionados de Unicaja recordarán el partido del año pasado en el Martín Carpena, donde Doellman anotó 18 puntos en 21 minutos.

 

Su prueba de fuego puede llegar ahora. "En la ACB puede progresar y jugar a un gran nivel porque puede anotar en todas las situaciones. Tiene buenos fundamentos, un gran tiro y buenas manos. Se convertirá en un jugador más físico. Sencillamente necesita jugar en un campeonato como la ACB"

Con 25 años de edad, y después de 3 años sumando experiencia en la liga uruguaya, Panchi Barrera regresa a nuestro país firmando por Unicaja.

 

El conjunto dirigido por Aito García Reneses deposita así toda su confianza en un jugador formado en la cantera del DKV Joventut y que centrará todos sus esfuerzos en triunfar en una Liga ACB en la que no encontró lugar en las últimas campañas teniendo que regresar a su Uruguay natal.

 

De la mano de Diego Losada, ex-LEB con Cantabria Lobos y mejor jugador uruguayo de la última década, analizamos más de cerca las evoluciones del jugador en los últimos cursos así como sus posibilidades de futuro en nuestro país. Así lo ve el propio Losada:

 

"Panchi es un jugador de los que se le puede llamar diferente ya que tiene una visión del juego y un dominio del balón que no es común. En las dos últimas temporadas ha progresado en su juego ya que le ha agregado mas gol (anotación), ya sea de penetración o tiro de tres puntos; todo esto dentro de la realidad del basquet uruguayo, es decir, una Liga no muy fuerte.

 

 

 

 

Si hiciera una comparación, estaríamos al nivel de la LEB Plata y me parece que a un nivel de AC B le va a costar llegar al gol, pero sin duda que puede darle un toque distinto al armado. En defensa tiene que estar más concentrado y defender más duro pero esto lo va a hacer a buen seguro ya que así tendrá más posibilidades.

 

Con los años ha madurado como era de esperar y creo que este desafío le va a venir muy bien para seguir progresando y no estancarse. ¿Qué tan bien le irá? Yo creo que le va a costar ser figura, jugar a ese nivel puede, condiciones tiene y ojala pueda hacer ese cambio de mentalidad como para aprovechar esta oportunidad y seguir evolucionando como jugador. Ojala que me equivoque y Panchi sea gran figura en el Unicaja esta temporada".

 

Pablo Romero Castillo

El proyecto donostiarra une con la llegada de Kone algo de lo que carecía en pasadas temporadas: un jugador de gran potencial físico, con experiencia europea y que puede aportar mucha solidez al joven equipo vasco.

 

Kone, costamarfileño con pasaporte francés, responde al prototipo de jugador africano llegado a la ACB en las últimas temporadas: físico, con formación NCAA, experiencia en ligas europeas (Francia, Turquía), y el añadido de haber disputado la Eurocup y la Euroliga con el Chorale Roanne. Es, además, internacional con su país, Costa de Marfil, en donde es uno de los habituales de todas las convocatorias.

 

Un físico privilegiado, recuerda a Francisco Elson por su delgadez y su envergadura, que compartirá sus minutos como cinco con David Doblas, con el que podrá compartir minutos en pista.

 

No es un gran tirador exterior, aunque siempre se ha atrevido a tirar desde fuera (eso si, no esperen a un especialista en el tiro exterior). Su mayor virtud, sin duda, el dominio del juego aéreo, algo que con Javi Salgado en pista ayudará a Lagun Aro GBC a crear una nueva sociedad que acabe siendo habitual entre las mejores jugadas de la semana.

 

Sergio García-Ronrás

Dimitros Mavroeidis sólo podía salir de Grecia para mejorar y lo hace llegando a la ACB, de la mano de Bizkaia Bilbao Basket, equipo por el que ha firmado para las 3 próximas temporadas. El rocoso pívot griego estará a las órdenes de su compatriota Fotis Katsikaris, un entrenador que le conoce bien.

 

Formado en el Peristeri, Mavroeidis ha ido paso a paso en su carrera, pasando de la A2 a jugar la A1, primero en Panionios y, luego, en ese sorprendente Maroussi que se metió contra pronóstico en el Top 16 de la Euroliga.

 

 

 

El pívot griego, internacional en categorías inferiores con la selección helena, es un jugador que viene a la mejor liga de Europa a seguir su proceso de crecimiento. En el mejor momento de su carrera, Mavroeidis es un cinco nato, que juega la situaciones de bloqueo y continuación, el pick & roll, como pocos en Europa, gracias a su rapidez de manos, una de sus virtudes. Mejor en ataque que en defensa, genera casi todos sus puntos en el poste y tirando abierto a cuatro metros es letal. Sin tener una envergadura sobresaliente, está acostumbrado a pelearse con los mejores pivots de Europa, gracias a su mayor movilidad. Algunos de sus duelos contra Pekovic esta temporada han sido memorables, a pesar de la mayor envergadura del ex pívot de Panathinaikos. Se pega en defensa y aunque no es un jugador egoista en ataque ha promediado más de 9 puntos por partido en Euroliga , en un equipo que anotaba menos de 73, además de 4.6 rebotes…. jugando 17 minutos y medio por encuentro.

 

Es un jugador que engaña. Aparentemente tosco, duro, serio, pero que demuestra ser muy inteligente en la cancha y que quien le conoce asegura que también lo es fuera. Un diamante a pulir en un equipo en pleno crecimiento, que llevaba tiempo siguiéndole, como tantos otros en el Viejo Continente. Evidentemente, la presencia de Katsikaris ha servido de aliciente para que Mavroeidis acabe recalando en el ambicioso proyecto vasco en donde, sin duda, tendrá un lugar destacado, aportando su experiencia europea, sus condiciones físicas y, sobre todo, sus ganas de seguir creciendo. Parece que ha llegado a la liga y al equipo adecuado.

Sergio García-Ronrás

Uno de los bases con más proyección de toda Francia tendrá la oportunidad de dar un paso más en su formación, con la excelente oportunidad de poder jugar en la liga más importante del continente a través del Meridiano Alicante. Su nombre es Thomas Heurtel y de continuar con su progresión, formará parte de la selección nacional absoluta en pocos años.

 

Leer el artículo completo.

Javtokas
Robertas Javtokas (Foto EFE)

El Power Electronics Valencia ha reforzado la posición de pívot con Robertas Javtokas, que formará junto con Serhiy Lishchuk una pareja temible de “5” defensivos e intimidadores. Compartirán responsabilidades con un juego que ofrece una garantía común: rebote, defensa, tapones y espectáculo.

Para conocer al fichaje taronja hay que retraerse a hace una década, a sus inicios en el baloncesto profesional. Entonces era uno de los mejores atletas del baloncesto mundial, pero absolutamente verde en aspectos técnicos. Fue capaz de machacar a 3,65 metros del aro y también se puede recordar un reportaje de Gigantes en el que, al primer intento, se colgaba del aro hasta el codo en un entrenamiento de un torneo Sub20.

Era un monstruo físico, pero tuvo un serio accidente de moto en 2002, cuando contaba con 22 años. Varias fracturas en el fémur, lesiones en el cráneo, en la columna, rodillas y riñones hicieron muy probable su obligada retirada. Sin embargo, Javtokas pudo recuperarse contra todo pronóstico y volver a jugar al baloncesto.

La pérdida de algo de explosividad le hizo mejorar técnicamente y en la finalización cerca de canasta, con lo que aun sin ser un dechado de virtudes con el balón en las manos, es muy resolutivo e importante a alto nivel. Sus estadísticas la pasada temporada, con 10,1 puntos y 6,4 rebotes en la Euroliga con el Khimki, confirman que sigue siendo un jugador clave.

 

Javtokas define muy bien bajo tableros y es letal si recibe en movimiento, pero también en estos últimos años ha desarrollado un aceptable tiro de media distancia que le abre nuevas opciones. Feroz reboteador y buen taponador, con él se podría usar a la clásica descripción americana de “juega por encima del aro”.


En cambio, Javtokas tiene más dificultades cuando ha de poner el balón en el suelo y, especialmente, en su particular vía crucis: los tiros libres. Aunque ha tenido fases mejores, esta temporada ha vuelto a las andadas con un 21% en el Eurobasket 2009, un 45,7% en Euroliga y un 49,6% en la liga rusa.

 

 

Pablo Malo de Molina

Bramos
Michael Bramos
El Gran Canaria 2014 ha vuelto a encontrar en el mercado un jugador semidesconocido y con posibilidades de futuro. Se trata del escolta alero Michael Bramos, americano con pasaporte griego y a la vez polivalente y prometedor desde su 1,96 y sus 23 años.

“Es un jugador muy atlético y muy buen lanzador de larga distancia; además, le gusta el juego de transición. Ha evolucionado mucho porque en la universidad era un anotador pero se ha conseguido adaptar al baloncesto europeo para hacer más cosas y ha tenido una muy buena temporada en el Peristeri”, explica un ‘scout’ griego, que prefiere mantener su nombre en el anonimato.

“En Grecia jugaba más de 20 minutos y especialmente en la posición de 3, y creo que está físicamente preparado para jugar en la ACB 15-20 minutos y darle al equipo un ritmo alto. Himar [Ojeda] le conoce muy bien y ya quiso ficharle hace un año pero necesitaba primero establecer su ciudadanía griega”, añade.

Por último, explica que “tiene mucho potencial. No sólo tiene talento sino que entrena mucho y es muy profesional. Creo que el Gran Canaria ha hecho una gran elección con un jugador que puede sorprender en la ACB en el futuro”

El Unicaja ya tiene a su T-Mac. Se ha adelantado a media Europa con el fichaje de McIntyre, un base tan pequeño como letal: con apenas 1,75 metros ha cautivado en Siena en los últimos años, colofón de una carrera que empezó torcida y en la que anhela gloria

 

Leer reportaje