ACBBlogs
62738_3_36844_3

"Estoy emocionado. Es un gran movimiento para mi carrera, una gran oportunidad para mejorar mi caché como jugador en la que seguramente es la liga más competitiva de Europa". Estas son las palabras con las que Russell Robinson explicaba sus sensaciones en el diario Lawrence Journal-World tras su fichaje por el DKV Joventut.

El base, de 24 años, debutará oficialmente en Europa en la próxima liga ACB con el equipo verdinegro, aunque llegó a estar en plantilla del Erdemirspor turco en la campaña 2008-09, sin llegar a jugar. ¿Qué podemos esperar de él? Scott Schroeder, redactor especializado en la D-League de la web Ridiculous Upside y de AOL FanHouse, nos lo define como "más un escolta bajo que un base tradicional, pero con talento para el tiro a larga distancia".

Durante sus dos años como profesional tras dejar la Universidad de Kansas como campeón de la NCAA, Robinson ha jugado en la D-League, esperando una oportunidad en la NBA a la que aún no renuncia. "Mis objetivos son mejorar", afirma el base, "la NBA es todavía un objetivo. He intentado llegar a través la NBA, pero esta es posiblemente es una ruta mejor", afirma sobre su próximo paso por la ACB.

 

Schroeder explica que Robinson "posiblemente hubiera tenido la oportunidad de entrar en un equipo NBA si hubiera esperado a ir a un campo de entrenamiento este otoño, aunque tampoco es seguro. Sería un tercer base ideal en la NBA, ya que es un gran defensor y puede meter tiros abiertos en el perímetro".

Robinson aún es joven, y tiene que aprender "como liderar un equipo de baloncesto. Como base, parece que busca más su tiro a menudo antes que crear para otros", confirma Schroeder, algo que sin duda, a las órdenes de un entrenador exigente como Pepu Hernández, tendrá oportunidades de interiorizarlo.

El base estadounidense finalizó la pasada campaña en los Maine Red Claws (donde coincidió con otros conocidos ACB como Paul Davis y Morris Almond) y "fue capaz de aprender como ser un base puro del antiguo jugador de la NBA Randy Livingston, y actuó mucho mejor como líder", tal como recuerda Schroeder. En el Pavelló Olímpic de Badalona, Robinson intentará ser el timón que la Penya necesita para volver al Play-off.