ACBBlogs
28/05/2010

El encuentro, desde el prisma blaugrana

¡Qué buenos somos!
Qué facilidad para hacer baloncesto, qué barbaridad de recursos, cuán infinito es nuestro arsenal ofensivo, qué velocidad a la hora de remontar.

Da gusto vencer así. Tras toda la temporada arrasando, incluso en la mismísima final de Copa y la propia de la Euroliga, ganar con más dosis de emoción se saborea más.

¿Dónde está el techo de Navarro?
Cada partido puede hacer algo nuevo y puede hacerlo mejor que en el anterior. Con títulos y galardones para aburrir, lejos de desmotivarse está en el mejor momento de su vida.

Ricky es magia.
Sus asistencias deberían llevar asterisco porque lo suyo no son pases de canasta, sino regalos imposibles de fallar. No le inmuta ningún cambio defensivo, ninguna sorpresa táctica, ninguna presión especial. O se inventa un enceste imposible o fabrica de la nada una situación de infinita ventaja para su equipo. Es simplemente único.

Mickeal no tiene anti-Mickeal. Ni altos, ni bajos, ni rápidos, ni fuertes. Nadie le para. Si no es con una penetración portentosa, es con un triple doloroso para el rival. Aporta en cada jugada y en Europa aún no se ha inventado vacuna contra Pete.

Vivan los mates errados. Desde el surrealista fallo en su mate, Terence Morris se centró más en el partido que nunca. Un martillo pilón, constante, ruidoso, esencial.

¿Quién nos para?
Jugamos contra un rival que te anota todo en la primera parte (Este Gary Neal... ¿no jugaba aquí igual de bien, no?), que te hace en 20 minutos más puntos que el Gran Canaria 2014 en el CID y hace casi todo bien, y aún así acabamos 14 arriba. ¿Quién se atreve a ganarnos 3 veces seguidas?

 

Foto: EFE

 

El encuentro, desde el prisma verde

¡Menudo orgullo! Este es mi equipo. Qué engañosos son los números. Prefiero perder de 14 jugando así que de 10 haciendo tan poco ruido en el Palau, como hace semanas en la liga regular. Qué gustazo y qué lección de baloncesto habéis dado pese a la derrota.

¿Qué más podemos hacer?
Entraron los triples, no tembló la muñeca, hubo riqueza de recursos tácticos, la mejor defensa de la historia de la ACB estuvo a nuestra merced durante muchos minutos y nos vamos con una derrota así de amplia. ¿Qué diablos podemos cambiar?

¿Invertimos la táctica?
Aunque sea a costa de perder un espectáculo ofensivo semejante pero con la esperanza de volver 1-1 y el recuerdo del encuentro en Málaga (un ajustado 57-63, en un partido muy trabado para el Regal Barça), ¿tomamos ejemplo de los GC 2014, Power Electronics y compañía e intentamos al máximo ahogar su ataque?

¡Qué bueno que viniste, Dowdell!
Toda la regular cuestionándote y nos callas con un canastón en La Fonteta que bien valieron unas semis y con el instante de mayor inspiración de un jugador de Unicaja desde el minuto mágico de Garbajosa. En dos minutos y medio, 10 puntos para remontar el partido, 11 de valoración y una sensación de liderazgo y fe que contagiaron a todo el equipo.

¡Más minutos para Neal!
Lo confesaba en una entrevista y el chico no miente a nadie. Con minutos, se crece. Y su equipo lo nota hasta el punto de que cuando está en el banquillo se hunde (hoy 36-13 en contra) y, cuando está en pista, es capaz de arrasar. Se crea tiros de la nada, desatasca los momentos más espesos de su equipo y es la llave de la eliminatoria.

Navarro, la excepción. Berni venía de parar a Rafa Martínez en los cuartos de final, algo que es una constante en su carrera, en la que incluso ha brillado como especialista defensivo en toda una final de Mundial. Pero el blaugrana es su talón de Aquiles y la lista de partidazos del barcelonista contra el Unicaja ya tiene varias páginas. Como contra otros equipos, por otra parte.

Mickeal, el nuevo Rakocevic. Se fue Igor a Turquía pero Pete parece un más que digno sustituto. Vivió dos años de triunfos baskonistas contra el Unicaja, le arrebató a los cajistas la Copa con una excelsa prórroga en Madrid, continúa su racha de triunfos como barcelonista y, para colmo, se marca partidos como el de esta noche. ¡Un poco de piedad, oiga!

 

Foto: EFE
Flashes:

  • Hubo tres fases con tres protagonistas claros. Mickeal mantuvo con vida en los primeros minutos al Regal FC Barcelona, Navarro lideró la reacción local y Rubio evitó la postrera remontada cajista. Morris, por su parte, aportó en cada una de esas fases.
  • Shhhhhh... que llega Lorbek. Silencio, puro silencio, y una capacidad prodigiosa para hacer sencillo el baloncesto. Hoy, 14 puntos con 7/8 en el tiro y otra demostración de recursos de Erazem.
  • Jugando así, el Regal Barça le hubiese ganado por 40 a muchísimos equipos. Claro que el Unicaja, a este nivel, hubiese conquistado prácticamente cualquier cancha de Europa.
  • La primera parte del Unicaja tiene mucho mérito. Pero aún más olvidar la impotencia tras el maravilloso tercer cuatro del Regal Barça y rebajar, en un arrebato de orgullo, los 17 de desventaja a sólo 5 para entrar otra vez en el choque en el último cuarto.
  • Este ha sido el mejor partido del Playoff. Balonceste alegre, acierto, valentía, canastones, exhibiciones y alternativas. Que contagie al resto de la serie este prometedor inicio.

 

PD: Vale, Pablo, recojo el guante que me lanzas y me mojo, teniendo en cuenta que hay 68 ediciones de "10 nombres" en un par de años que me inhabilitan para dármelas de futurólogo. Eso sí, voy a ser valiente:

- Cook recupera su desventaja en asistencias con Ricky (¡1-8!) al término de la serie. Y si no, se quedará muy cerca.

- Roger Grimau, hoy con menos de cuatro minutos, tendrá un rol mucho más importante en el segundo envite.

 

- Berni Rodríguez anotará tres o más triples en algún partido de la serie.

- Ante Tomic será el mejor pívot del Real Madrid en el Buesa Arena.

- El Caja Laboral superará su porcentaje en tiros de 2 (55%) en todos y cada uno de sus partidos de casa.

- La serie entre baskonistas y madridistas se decidirá en cuatro partidos. 3-1 o 1-3, esa es la cuestión.

- Y la trampa final, como réplica a tu comodín Marko Jaric, aunque con un poco más de dificultad. Eliyahu anotará en esta eliminatoria igual o más puntos que en el global de sus últimos tres meses en ACB.