ACBBlogs

El TAU Cerámica tiene una relación de amor/odio con la Final ACB. Posiblemente le ha dado más sufrimiento que alegrías. Comentaba un forero tras el 0-2 que "estoy muy contento... pero luego me acuerdo de Herreros". Aquél triple, aquella remontada, jamás será olvidada por la sufrida afición vitoriana, que ha visto cómo Real Madrid y Unicaja celebraban el título liguero en el Buesa Arena en 2005 y 2006 con un final muy doloroso.

 

Pero seamos claros: esta Final ACB desprende otro aroma para el TAU Cerámica. Lejanas quedan ya aquellas finales perdidas y en cambio, más cercano que nunca el único título liguero que nutre la vitrina baskonista: el de 2002 contra el Unicaja. De hecho, aquellos inmersos en la vorágine de la Final ACB vivimos un singular dèjá vu. ¿Por qué? Vamos con la comparación:

 

  • - Como en 2002, el TAU Cerámica vuelve a casa con un prometedor 0-2 a su favor tras ganar en dos ocasiones a domicilio

 

  • - 2002 y 2008 son las únicas ocasiones en las que el TAU Cerámica ha afrontado la Final ACB con el factor cancha en contra

 

  • - Como entonces, el TAU Cerámica parte en la "parrilla de salida" desde la cuarta posición.

 

  • - El devenir de los partidos es notablemente parecido entre 2002 y 2008. Entonces, el TAU superó por dos veces al Unicaja en partidos igualados y nunca rotos. Ahora, vuelve a suceder lo mismo. Basta comprobar los resultados: 73-80 (2002) y 64-75 (2008) el primer partido y 83-86 (2002) y 74-78 (2008) el segundo.

 

  • - Como sucede ahora con Tiago Splitter, el TAU Cerámica fundamentó hace seis años sus dos primeras victorias en la superioridad interior de Dejan Tomasevic, complementado con un control total del partido por parte de Elmer Bennett, que ahora emula Pablo Prigioni.

 

  • - Como curiosidad, Vitoria fue sede de la Copa del Rey tanto en 2002 como 2008, llegando en ambos casos a la final. En 2002 fue campeón contra el F.C. Barcelona y este año, subcampeón al caer contra el DKV Joventut.

 

  • Como en 2002, el tercer encuentro de la Final ACB fue un martes, entonces 18 de junio. Aquél día el TAU Cerámica ganó por 93-83 y se proclamó por primera vez campeón de la ACB. ¿Repetirá este martes 3 de junio?