ACBBlogs

A lo largo de mi carrera deportiva he jugado contra todo tipo de “animalitos”, a cual más duro y difícil de defender y atacar; pero nunca me hubiese imaginado que los rivales más duros iban a medir 1m 40cm. Sí, he estado de prácticas como profesor en el Colegio La Salle de San Sebastián, y os aseguro que Felipe Reyes o Splitter  se quedan pequeños ante una clase de niños y niñas de 6 y 7 años. Ufff ¿Cómo lidiar con esas caritas de inocencia? Es altamente complicado, pero al final se convierten en tu mejor partido.

 

Las prácticas las hago en la clase de inglés de Primero de Primaria. En las primeras clases, tengo que admitir que mis proporciones les hicieron mella. Obviamente, cuando empiezas las prácticas no te pones a dar clase desde el primer día, entonces al principio simplemente me dedicaba a observar y ayudarles con las dudas que tuvieran. ¡¡¡Pobres!!! Cuando levantaban las manos para preguntar dudas y yo me acercaba para solucionarlas, normalmente las bajaban antes de que llegase jejeje. Pero no os confundáis, el miedo se les quitó rápido.

 


Después todo fue más fácil y, gracias a mí tutor de prácticas y profesor de inglés de los niños, Borja Etxabe, ya fui cogiendo confianza. El último día de clase me entregaron dibujos varios que no he tardado en poner en el frigorífico de mi casa. Imaginaos la ilusión que hace encontrarte con alguno de esos enanos por la calle con la familia y te digan “good afternoon”.

 


Como veis, la experiencia ha sido muy buena y no puedo evitar seguir pasando por la clase al menos una vez por semana hasta que acabe el curso. Es increíble lo que aprenden en unos pocos meses.

 

Por otro lado, con esto de la Copa del Rey los compañeros del equipo y yo hemos aprovechado para desconectar, que siempre viene bien. Yo me he ido a un país del este de Europa. Sí, uno de esos donde está todo el día nevando y hablan un idioma raro jeje. Pues estando con unos amigos tomando algo en el bar más oscuro de la ciudad, se me acerca uno y me dice: “Oye Muyayo –dramatización; trato de imitar el acento canario, perdonadme la gente de Canarias por ello- ¿tú ereh el David Doblah ese que escribe un blog? Y yo, nooooooooo. Un saludo a Emilio por cierto, que no me acuerdo si era de Las Palmas o de Tenerife.

 

Bueno, pues con esto y un bizcocho me despido hasta otras... Sean Felices.