ACBBlogs

Por fin se acabaron los exámenes. Este año han sido mi particular Playoff, aunque me parece que menos duro que el de verdad.

 


 

Estos momentos de exámenes universitarios son los momentos de pedir apuntes (a temporada acabada no los puedo cambiar por entradas para ver el partido), comer en la universidad, y hasta ir a la biblioteca. A mis 27 años de rudo jugador de basket por fin he pisado una biblioteca para estudiar y la verdad que ha sido una experiencia sin parangón jeje. Como resumen creo que tengo todas aprobadas salvo euskera y una parte de una asignatura. No se lo digáis a nadie pero esa parte es ortografía, no es por poner excusas pero me arrepiento de haber mandado tantos mensajes de móvil.

 

Aquí tenéis una foto con parte de mis compañeros de clase.

 


 


El final de temporada, aparte de los exámenes, ha tenido algún aliciente extra que la ha hecho mas emocionante si cabe. Hemos pasado del Sokon virtual al real y nos fuimos de paint-ball. Aaaa que a gusto nos hemos quedado, sobre todo porque un equipo era de jugadores y otro de técnicos+Uriz, pobre Ricky, le tocó el compromiso de completar el equipo de los entrenadores (risas). Después de una temporada de machacarnos en los entrenamientos  viene de lujo desahogarnos en el campo de batalla a base de bolazos. Esto del  paint-ball no se si hará equipo pero te quedas mas a gusto…. Echamos de menos  sobre todo al Marine Panko y al estratega de Denis. Igual conseguimos que se ponga como obligatorio en las pretemporadas. Aviso a los entrenadores de la ACB con el paint ball se ganan partidos¡¡¡

 

 

 

Antes de despedirme os quiero contar la historia que ya os adelantaba al final del pasado post. La historia trata sobre Ricardo Uriz, el eterno compañero. ¿Por qué?

 

Nos conocimos y compartimos piso en Vitoria hace 12 años de nada. Allí ya compartíamos piques cuado jugábamos al Risk (auténticos piques con partidas que podían durar una semana) y alguna que otra pira de clase. Después y casi sin perder el contacto nos volvimos a encontrar en la final de la LEB, el con Bilbao y yo con Granada (nos ganaron los muy...). Pasaría solo un año más hasta que me le vuelvo a encontrar en San Sebastian, esta vez en el mismo equipo.

 

Como introducción no esta mal ¿Eh? Pues el tío después de hacerse un nombre y un hombre ha pasado a ser el capitán del equipo y la imagen de uno de los patrocinadores principales (como suena esto). Total que en la campaña publicitaria le ha tocado salir en todas las paradas de autobús de San Sebastian, con la consiguiente coña por parte de los compañeros, que él ha llevado como ha podido porque a mi me confesó que se moría de vergüenza cada vez que se veía o alguien se lo recordaba. Sinceramente si yo saliese en las paradas de bus no dudaría en usar el servicio público jeje. Por cierto, gracias Ricky por todos esos pases, que sería de nosotros pívots sin nuestros bases.

 

Y ahora llega el verano, mirando de reojo la final de la liga y preparando las vacaciones.

De momento para Granada y Argentina. Si me dejan los de ACB.com os enviaré un especial desde La Valle, un lindo pueblito donde vive mi amigo Fede Kamerich. Un jugador…diferente.