ACBBlogs
17/02/2009

Corría un día normal de entrenamiento (golpes por todos los lados, juego sucio, lo normal) y en un lance de entrenamiento, con el típico bloqueo ciego para el alero, mi compañero Andy sale rebotado de un golpe y se choca de  "narices" contra mi hombro, a lo que yo oigo un -crack- bastante fuerte. Total, que Andy abandona el entrenamiento con la nariz rota. Como dato curioso decir que Panko estaba en mi equipo pero os juro que esta vez yo no tuve nada que ver.

 

La historia llamativa viene cuando Andy es llevado al hospital y allí tiene una conversación con el medico, breve pero concisa.

 

Para situarnos-- En una sala: El medico del hospital, el medico del club y Andy.

 

Medico: Bueno Andy te vamos a poner anestesia para recolocarte los huesos de la nariz.

Andy: I don´t need that. I'm Andy Panko. O lo que es lo mismo, yo no necesito eso, soy Andy Panko.

 

Le recolocan los huesos de la nariz (con un dolor que imagino nada agradable).

 

Medico del club: Bueno Andy lo mas seguro es que tengas que jugar con una máscara el próximo partido...

Andy: -Se dirige al medico del hospital- ¿Si me vuelvo a romper la nariz, me la podrías volver a colocar?

Medico:

Andy: Pues no hace falta máscara

 

Vamos que el tío jugó sin mascara y al día siguiente estaba como si no hubiese pasado nada. ¡Qué grande!.

 

Cambiando de tema decir que ganamos después de una regular racha de resultados y aunque la prensa etc... Digan que fue por la gran defensa, los triples convertidos bla bla bla... yo creo que fue por el momento sidrería. En Gipuzkoa entre enero y finales de abril se abre la época de sidrería.

 

Son normalmente caseríos donde se produce sidra y en esta época del año se abren a modo de restaurante. Todo es muy tradicional, con bodegas donde puedes ir a probar la sidra siempre que quieras y unos chuletones que son como yo de grandes. En mi caso era la tercera vez del año que iba, para otros fue la primera... y creo que resultó todo un éxito ya que ganamos el partido, que era un poco el objetivo de la reunión social.

 

 

Nos echamos unas risas y sacamos esa tensión que a veces se acumula. Vacilamos un poco a Panko con unas camisetas que trajo Lou, alguna batallita basketbolera, los vaciles típicos de Carlos, Denis y Bojan y las risas de ver al pobre Sergio que no podía comer nada porque estaba malito...Vamos, como para repetirlo. Buena comida, buena compañía ¿Qué más se puede pedir?

 

De momento nada más, para el próximo post el video que os había prometido. Y disfrutad de la Copa del Rey que seguro va a ser muy emocionante. Yo la veré desde Londres que me piro a mejorar mi inglés jeje.

 

Muchos abrazos. David.