ACBBlogs
25/11/2010

No es por hacer la competencia a su hermano debido al reportaje de ACB.com, pero después de oír tocar al mediano de los Lorbek no me podía quedar indiferente. El pasado domingo, Domen y yo volvíamos de entregar los premios en la carrera Behobia- San Sebastián, cuando me invitó a su casa a pasar un rato. Entonces el tío se pone a tocar el piano y… ¡me dejó flipado! Aquí os va la historia:

 

 


 

Por lo que respecta al resto del equipo, este año parece que volvemos a tener gente maja. Después del primer partido de liga fuimos a que probasen unas buenas chuletitas (1kg cada una) y creo que salieron totalmente metidos en el equipo. Ni psicología ni leches, peregrinación a Guipúzcoa a comer unas buenas “Txuletas” para empezar bien la temporada.

 

 


 

Por otro lado, ya tenemos equipos de PsP para los viajes y buenos piques en el vestuario. En realidad, el pique más interesante es el que llevan el delegado (Bully) y Jimmy Baron al juego “Horse”, el mítico obligar “in spanish”. ¿Lo conocéis no? El Jimmy tirando triples desde su casa y el Bully haciendo controles de pies y cabeza. Obviamente, vemos los puntos débiles de uno y otro. Algún día, si me dejan, meto una cámara de video. La verdad es que no es el único pique, pero tampoco voy a contar tantos secretillos de vestuario eh… ¡Cotillas!

 

 


 

Muchas cositas os estoy contando, ¿eh? Aunque no extendiéndome mucho, y sin ánimos de regodearme en mi egocentrismo, os hablaré un poco de mí. Este año ya tengo la carrera a punto de caramelo. Sigo de prácticas en un colegio y, además, estoy de profesor en la universidad (¡¡¡Halaaaa!!!). Bueno, puntualizaré: estoy de profe ayudante de español con los Erasmus en mi universidad. Con eso de que hablo algo de inglés y tengo tiempo libre, no hay nada como llenarlo con algo que, valga la redundancia, me llena. Os aseguro que, pese a que sean de un nivel muy básico, me hacen plantearme seriamente si conozco mi idioma tanto como creía… ¡Vaya preguntas que me hacen! Algun@s ya sospechan que juego al basket (no sé por qué) y me temo que me van a pedir entradas dentro de poco.

 

Bueno, damas y caballeros. Con esto me despido que, aunque he tardado no os quejaréis, ¿eh? que he venido cargado de jugosa información. Si os portáis bien puede que para estas fiestas me disfrace de Arguiñano y os prepare alguna de mis especialidades culinarias. Pero me lo tengo que pensar bastante…

 

Besos y abrazos y, como dice una amiga mía, a pastar. Sean felices.