ACBBlogs

“Tranquilo, ¡que somos campeones del mundo!” En el hotel todo era una fiesta. Los jugadores habían vuelto del pabellón. CAMPEONES DEL MUNDO. Alberto Gómez, el delegado de la Selección Española, pedía que los chavales se apresurasen, que el autobús esperaba y el “jefe”, Don Ernesto Segura de Luna, también, directos a la cena de celebración en un céntrico restaurante lisboeta. Allí nadie se apresuraba. Los chicos saludaban a todo el mundo, intercambiaban polos con los jugadores australianos, se abrazaban con todos. Una nube de gozo y felicidad.

 

 

Foto Gigantes
 

 

 

Raül López seguía abrazado a la Copa. No la soltaba. “Raül lo vivió de una manera diferente” me cuenta Carlos Sergio. “Cuando veníamos en el autobús, mientras todo eran jolgorio, risas, bromas y abrazos, Raül estaba sentado, un poco más serio que el resto, agarrado al trofeo, abrazado a él”. Quizás este título era la justificación y la explicación a muchas cosas. Eso solamente lo sabrá él. Pero como el verdadero líder de este grupo, esa era su manera de sentirlo.


Los demás lo vivimos y disfrutamos también a nuestra manera. Tras derrotar a Argentina en semifinales, había que ir a celebrarlo. Mi colega César Nanclares junto a su pareja, que se habían dejado caer por Lisboa, nos fuimos al Barrio Alto a cenar y degustar los aromas de esta ciudad cuando las luces se apoderan de ella. En un coqueto restaurante, un sabroso bacalao gratinado con nata acompañaba la velada, junto a una señora que en un momento dado, se pone a cantar fados. Bien que la señora tenía su oficio y sus tablas, pero a partir de la tercera canción, nosotros queríamos continuar con nuestra cena y sobre todo, nuestra charla. Y cuando la cantante oía el murmullo de nuestros comentarios, nos miraba con mala cara. Su perorata duró una media hora y la nuestra, un buen rato más. Era una noche especial, en una atmósfera también especial.


Mientras tanto, Charly Sáinz de Aja y Carlos Sergio están reunidos en el hotel, sacudiéndose el éxito de semifinales. “Oye, ¿y qué sabemos de Estados Unidos? Pues ni p... idea” Ambos se miran y sonríen. La verdad es que tan sólo les había dado tiempo a ver algo en aquellas sesiones televisivas que compartíamos en el hotel de Oporto, cuando el día de Australia emitieron el Estados Unidos-Argentina. “Nada, no te preocupes, que los echamos un vistazo ahora”. Eran las doce y cuarto de la noche. Tocaba preparar la gran final. “Realmente, teníamos el chip todavía de los argentinos. Pero con Estados Unidos era otra historia: eran mucho más previsibles. Allí, los pívots eran pívots, los blancos tiradores eran solamente eso, tiradores, y los bases buenos penetradores”. La atención finalmente se reducía en las suspensiones de los altos, puesto que tanto Nick Collison como Michael Wright sabían aportar desde fuera, y que su bases Keyon Dooling y Steve Logan, sobre todo éste último, no penetrasen a canasta, que ahí eran peligrosos. Un par de horas después, los deberes estaban hechos.


Las vistas desde la habitación del hotel Altis Park son impresionantes. Teniendo tantas plantas, yo que estoy en la octava, puedo divisar desde sus enormes ventanales el Puente Vasco Da Gama y la desembocadura del Tajo perfectamente, un regalo para la vista. Estas maravillas son las que uno recuerda y a veces justifican cinco estrellas en un hotel. Con César y su novia decidimos pasar la mañana del Domingo en la playa, para desconectar y afrontar la tarde de emociones que nos esperaba. En conversación sale el increíble mate que por lo oído realizó Andrés Nocioni, ese joven que juega en el Tau, delante de Kevin Garnett en el Preolímpico americano disputado en San Juan.


“El Domingo por la mañana hicimos el peor entrenamiento que he visto en mi vida” recuerda Carlos Sergio. “Veías a los jugadores, uno botando el balón en medio campo, otro tumbado en el suelo, otros intentando hacer chorradas para anotar canastas...un desastre, que Charly tampoco se tomaba a mal. “No sé, estarán relajándose” le decía a Charly. Y tampoco les venía mal. Porque más motivados en la final de lo que iban a estar, no lo íbamos a conseguir. Lo único provechoso fueron diez minutos. Los diez minutos que explicamos a los chavales cómo jugaban los americanos. Y ahí sí, prestaron atención”.


Los tres llegamos al hotel para ducharnos tras la mañana playera, y allí me encuentro a algunos de los españoles. Germán Gabriel está alucinado con los americanos. Parecen estrellas de la NBA. “Pues, ¿no me cruzo con ellos en el ascensor y me dice uno de los blancos que tienen -descubrí que fue Stephen Lepore- 'fucking europeans' cuando le iba a saludar?” Tranquilo, “Yogui”, que esta tarde se enterarán quien eres.


Llegamos al pabellón al inicio del partido por el bronce, el Croacia-Argentina que ganaron los croatas yéndose al final. Hoy jugaron más como lo han hecho habitualmente, no como el desastre que mostraron ayer frente a los americanos. Mario Stojic ha tenido un partido muy acertado desde el triple, saliendo de los bloqueos con mucho acierto. Y para contrarrestar, el mejor tirador argentino, Matías Chahab también tuvo el día de cara desde fuera. Los argentinos siguieron jugando al límite para mantener las posibilidades de victoria y ante croatas, tras el juego tan agresivo mostrado, hubo un roce entre varios de ellos en las postrimerías del choque. El caso es que el premio del bronce fue para Andrija Zizic, hoy protagonista, y sus compañeros.


Para los que estábamos allí y conocemos a esta selección nuestra, teníamos el convencimiento que hoy ganábamos a los americanos. Realmente los más pesimistas no conocían de las habilidades de los españoles. Llevan todo el campeonato recalcándolo, que Estados Unidos es perfectamente ganable, aunque sus diferencias en todos los partidos superaron la veintena, que ellos superan los noventa puntos y no llegan a setenta los puntos encajados. Que por nuestro estilo de juego nos va mucho más. Aunque dieran ayer la exhibición que dieron, sobre todo de lanzamiento exterior en la primera mitad (hubo un momento en que a Lepore ya Jacobsen les entraba todo), teníamos fe en los chicos. Nervios, eso sí. No nos los quitaba nadie. El precioso pabellón se había ido llenando durante el partido anterior, con muchos españoles en la grada. Era el escenario perfecto.


Llega la hora. Presentación de equipos y la sorpresa en el quinteto de Francesc Cabeza. “Ha jugado de titular porque ha tenido un comportamiento excelente en todo el campeonato. Ha sido el jugador que menos había jugado y hemos querido premiarle sacándole de titular” aclaraba Charly más adelante. En la presentación de los equipos, a Souleyman Dramec los entrenadores le empujan y se ríen. Hay mucha confianza. Y lo demuestra Germán Gabriel anotando las dos primeras canastas de España en poste bajo, a su manera: bote, bote, finta, pivote, otro pivote y ante el desconcierto del defensor, acaba anotando. Algo que ayer ante Argentina, apenas pudo hacer. Es cierto que es más fácil jugar contra ellos. Estados Unidos basa su defensa en situaciones de uno contra uno. A Juan Carlos Navarro le marca un hombre mucho más fuerte y atlético, Stephen Lepore, con instrucciones claras de parar a nuestro escolta. Da igual, “Gigi” se va por rapidez las veces que quiere, y Rob Evans, entrenador estadounidense, decide cambiarlo por Casey Jacobsen. Da lo mismo, tampoco pudo con él.


Sin embargo, los inicios no son nada buenos. Lepore y Wright comienzan tan acertados como ayer y Keyon Dooling hace mucho daño con sus penetraciones. A los seis minutos, Dramec entra por Cabeza. Comenzamos a recortar diferencias hasta que con un palmeo de Dramec en contragolpe, nos situamos por primera vez por delante: 23-22. Raül López anota un canastón en poste bajo ante la fuerte defensa de Steve Logan (25-23). Esto tiene muy buena pinta. Incluso Charly toma la decisión de poner en pista a los dos pívots con menos dureza de nuestro plantel al mismo tiempo: con Antonio Bueno y Pau Gasol curiosamente, es cuando España comienza a irse en el marcador. Jugada entre ambos con mate de éste último y a “Suly” lo defienden en uno contra uno. Están locos. Les destroza y 31-23 a nuestro favor en los minutos más brillantes.


Charly tiene claro que no hay que bajar la intensidad y a Navarro lo sustituye Carlos Cabezas, conocedor de la aportación del base marbellí. El juego sigue siendo un primor. Además, corremos y Antonio Bueno con una canasta en contragolpe, consigue un 35-25. (Nota del autor: hay detalles que explican situaciones futuras. Pau Gasol era el tercer pívot en importancia de la selección. Pero en ese momento de partido vi una muestra de lo que se avecinaba. En un uno contra uno a seis metros del aro, Pau consiguió irse de Jason Parker, un poderoso alero de 1.98 ¡por velocidad!, dribling y fundamentos, anotando la canasta en la entrada y forzando falta).


Estados Unidos reacciona en los últimos minutos, de la mano de Keyon Dooling y Steve Logan, aquel que debía coger Raül López y evitar sus penetraciones. En dos contra dos, aprovechando los bloqueos, se fue en diversas ocasiones hacia el aro. Y con tres tiros libres de Logan se empata a 47 el partido, llegándose así al descanso. (Nota del autor: Llegó no antes con una curiosa jugada en la que tras los libres a falta de dos segundos, los americanos habían pedido cambio a la mesa, para que abandonase otro hombre que no era el propio Logan. Charly Sáinz de Aja protesta a la mesa y se justifica ante sus colegas con el ya mítico “riuls ar de riuls”. Otra pincelada más que hizo este Mundial inolvidable).


Cuando los jugadores de retiran al vestuario, Raül López se va quejando a Charly. “Estaba muy cabreado porque Logan se le había ido en las últimas acciones y fue para canasta. En los vestuarios, entre los jugadores le intentaban apoyar y dar ánimos. Ya te he dicho que era el espíritu del equipo y había que levantarle la moral. Y la verdad es que cambió en la segunda mitad y le hizo un gran marcaje, mucho más agresivo y Logan apenas pudo entrar a canasta”.


España sigue con velocidad de crucero y con un robo y posterior mate de Juan Carlos Navarro, se va 58-51. Los americanos, que nunca habían tenido el marcador en contra, están desconcertados. Pero su calidad les hace reponerse y con un 0-8 de parcial, gracias a dos jugadas de tres de Bobby Simmons toman la delantera (64-69). La estirpe del guerrero se mantiene: contesta Navarro con cinco puntos consecutivos. A partir de aquí, con el marcador igualado, se suceden todo tipo de sensaciones, nervios y explosiones de júbilo a cada canasta. Germán Gabriel, sublime, anota dos canastas seguidas y los “yankees” que no aciertan en sus entradas. Y por primera vez en el torneo, a pesar de cargar mucho en el rebote, los rechaces no son suyos, porque Felipe Reyes mata por ellos. Y con tres puntos por delante y posesión, Raül dobla hacia la izquierda para el triple definitorio de un ganador nato: Carlos Cabezas (83-89 a falta de 45 segundos). Hubo tiempo muerto posterior, faltas, presión a toda pista...esto estaba ya ganado. Tiros libres de Navarro mientras en el banquillo todos saltan y gritan, donde Felipe Reyes está tumbado en el suelo, donde al pitido final, Germán Gabriel coge el balón, lo mete debajo de su camiseta y corre, corre por toda la pista, sin poder parar. ¡CAMPEONES DEL MUNDO! Los jugadores se tiran al suelo y Francis Tomé, como loco, no hace más que abrazarse a Mundina, a Charly y a Carlos Sergio. En la grada, es una fiesta.

 

 

Foto Gigantes

 

 

Los periodistas, ni os cuento. Salgo corriendo hacia la silla de Raúl Colorado y nos fundimos en un abrazo, conscientes de lo que estamos viviendo, sabedores de todo lo que hemos vivido estos días. (Nota del autor: A modo de homenaje, amigo, aquí tienes tu titular de “Gigantes” encabezando esta columna). Se me acerca Jesús Sánchez, enviado especial de “Marca” durante estos dos maravillosos días de Lisboa, y me enseña la foto que se hicieron posando con las medallas de oro, tumbados en el suelo, para preguntarme por algunos jugadores, cuyos nombres él desconocía. Me quedo observando la foto y tardo unos segundos en contestar. Esa foto es el resultado de la mejor experiencia que he vivido en el mundo del baloncesto, y posiblemente viva.


Roberto Hernández nos invita a la cena de celebración con los jugadores y el cuerpo técnico. Cerdo con almejas, un plato rarísimo que allí por lo visto es típico. A las súplicas de Alberto Gómez, todos los jugadores subieron al autobús, y todos nos vimos allí, incluído José López Valera, uno de los lesionados que no pudo estar en la cita (Nota del autor: el otro invitado fue José Manuel Calderón, que estuvo en el pabellón, pero se fue antes de llegar la cena. Un bonito detalle por parte de la Federación).


De las celebraciones posteriores, las dejo para el recuerdo de cada uno de ellos. Me contaron que los jugadores se unieron con el resto de selecciones en una discoteca, y que su celebración duró...creo que 15 días más, rematadas en una experiencia coruñesa francamente curiosa. Yo al día siguiente cogí un vuelo para Madrid, muerto de sueño, pero sin poder dormir. Los sueños en ocasiones lo impiden.



NOTA DEL AUTOR: Dar las gracias a Charly Sáinz de Aja, a Carlos Sergio, a Germán Gabriel y Raúl Colorado, por ser una fuente constante de consultas durante la confección de estas columnas publicadas. A Kiko Martín y Roberto Hernández, los que se ofrecieron gustosos a que una idea inicial que tuve, consiguieran que finalizase en este sueño. Y a Pablo Malo de Molina, puesto que con esta fantástica idea del diario, me ha hecho desempolvar y revivir recuerdos de la que sigue siendo mejor vivencia de toda mi vida con el maravilloso mundo del baloncesto. Gracias a todos.

 

ESTADOS UNIDOS87
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPVAL
4S. LOGAN23186/110/16/75231140311
5K. DOOLING33124/101/31/14315220211
6A. HALL500/00/00/0000100010
7M. CARROLL000/00/00/0000000000
8C. JACOBSEN1840/00/24/4101010031
9S. LEPORE1581/12/30/0000021035
10C. WILLIAMS2773/60/01/2413000052
11B. SIMMONS18194/92/35/66330110513
12N. COLLISON2221/30/10/0303231042
13J. PARKER421/10/00/0101100013
14L. WILLIAMS1684/60/00/0110002032
15M. WRIGHT1973/90/01/2413013020
 Total 8727/565/1318/2229111810111403250


ESPAÑA94
NNombreMinPT2T3TLR.T.RDROASBRBPTFPVAL
4F. CABEZA400/00/00/0101000001
5B. RODRIGUEZ500/00/00/000000003-3
6C. CABEZAS1171/21/12/3202100008
7J. NAVARRO37257/131/48/173306220016
8J. GONZALEZ000/00/00/0000000000
9F. REYES2393/30/03/36150230212
10S. DRAME27124/80/14/98350320011
11A. BUENO1072/30/03/3211101044
12F. HERRAIZ300/00/00/0110000010
13G. GABRIEL27186/90/06/94310330214
14R. LOPEZ36133/41/74/11312414030
15P. GASOL1731/10/21/3532110033
 Total 9427/433/1531/5835161913121501866