ACBBlogs

Cuando me propusieron realizar un blog en ACB.COM, el primer nombre que se me pasó por la cabeza para la primera entrada fue el de Timofey Mozgov, aunque por circunstancias de la vida, cuando ya se hizo este proyecto realidad, estaba totalmente hechizado por un cadete serbio que ronda por Belgrado cuya historia ya conocéis. Bastantes meses después de aquello, el muchacho del que iba a hablar ya es se ha convertido en toda una realidad, en un jugador determinante.

 

Harto de la venta de miles de rusos que van camino de ser el nuevo supercrack europeo, ejemplos de ellos a puñados, como por ejemplo Jake Koroleev, aunque sí, con pasado NBA, Artur Urazmanov, que se dedicó durante años en categorías inferiores a dominar por su potencia físico - atlética o del tirador Vassili Zavoruev, que no pudo ni tan siquiera encontrar su sitio en la "poderosísima" liga chipriota. Hay muchos más ejemplos de este perfil de jugador en los últimos años. Pero la cuestión es que entre esta vorágine de jugadores que se estrellan después de ser semi encumbrados, Mozgov es todo lo contrario.

Dentro de toda esta hornada de jugadores, con discreción - bueno, todo lo discreto que puede ser un jugador de 2,14- llegó Mozgov. Un jugador cuya explosión radica en los últimos nueve meses, y es que el joven pívot ruso a comienzos de este año 2009 no contaba con ninguna experiencia ni profesional - más allá de unos meses en el segundo equipo del Khimki- ni con ningún equipo de las selecciones de categorías inferiores de Rusia, donde aquellas estrellas del futuro su lucían. Su primera irrupción en un torneo internacional fue en Vilagarcía en 2008, donde tuve noticia de él por primera vez.

 

 

FIBA Europe/Castoria-Wiedensohler
 

 

 

Pero su carrera cambió con una serie de lesiones en el frontcourt del Khimki a comienzos de este año que obligaron a Scariolo a tener que contar con aquel chaval del filial de 2,14. Curiosamente, sin tener ninguna experiencia significativa en su trayectoria, consiguió hacerse con un hueco importante en la plantilla. Sus buenas actuaciones, le llevaron a convertirse en un básico de la rotación tanto del Khimki en Eurocup y Superliga, como de la selección Rusa en la que está cuajando un muy buen Europeo. En cuestión de pocos meses, pasó de ser un desconocido sin experiencia a un jugador muy cotizado en Europa y que este año irrumpe en la Euroliga con el afán de ser una de las sensaciones del campeonato.

Todo esto, lo ha labrado estando lejos de ser un prodigio técnicamente. Gracias, al trabajo diario, con lo que ha logrado una mejora realmente espectacular en el último año y un físico prácticamente incomparable al de ningún pívot en Europa, a lo que le acompaño una capacidad atlética envidiable para un jugador de su tamaño.

Mozgov anota gran parte de sus puntos a través del rebote ofensivo, donde al igual que en el defensivo es muy bueno, en parte gracias a una buena capacidad de salto, como de una envergadura extraordinaria. Es muy bueno palmeando, tiene un gran tacto de cara al aro en las cercanías del aro con ambas manos, sobre todo siendo bastante agresivo finalizando. Puede anotar ofensivamente después de hacerse hueco en la zona con su gran físico para finalizar directamente cerca del aro, a lo que le acompaña un gancho bastante interesante. Ha mejorado mucho últimamente en su lectura de algunos aspectos del juego, donde antes era casi nulo, como cortes para anotar fácil y sobre todo aplicación de algunos sistemas en los que se envuelto directamente él. Le gusta bloquear mucho, siendo sobre todo muy hábil y rápido para buscar el aro para un pase que le permita una canasta fácil.

En defensa es un jugador tremendamente activo y agresivo, algo que muchas veces le pasa factura, al igual que en ataque, en cuestión de faltas evitables. Es muy grande e intimida mucho, además es bastante hábil taponando. A veces tiene algunos fallos en la defensa colectiva, porque aún está aprendiendo a leer el juego, pero cada vez crece más en este apartado y es que sus capacidad atlética le hace un jugador bastante interesante para defender missmatches con jugadores exteriores. Es un valor seguro en el rebote.

Lo que ha hecho Mozgov en este año es realmente increíble, ya que de un físico y pocos recursos técnicos ha sacado un jugador francamente interesante, gracias al trabajo diario en una categoría profesional.

48039_3_75590_3
Milan Macvan, toda una realidad con sólo 19 años
Milan Macvan se ha hecho mayor. Lejos quedan ya sus exhibiciones en categorías inferiores tanto con la selección de Serbia como con el FMP, donde lo ha logrado todo: tanto coleccionar campeonatos, como títulos al mejor jugador.

Con 18 años decidió escapar de las garras vendedoras del FMP, ansiosas por sacar brillo a su cuenta corriente a través de las numerosas ventas de sus perlas, para firmar sin traspaso alguno, su primer contrato profesional con el Hemofarm. Macvan había decidido que la mayoría de edad ya suponía el momento del salto, el reto, de trasladar a categoría senior, lo que en junior demostraba partido sí, partido también.

Así, tras un año duro, en el que todos los balones interiores eran para , Macvan ha encontrado su sitio en el profesionalismo en la temporada 2008-2009, acallando las voces críticas que siempre han dudado de su capacidad para trasladar su juego al máximo nivel profesional, debido a su sobrepeso, su falta de talla y cierta falta de atletismo.

Macvan, encontró su sitio en el Hemofarm, firmando 10.8 puntos y 4.4 rebotes por noche en Liga Adriática y 11.3 puntos y 4.2 rebotes en Eurocup. Además, arrasó en su paso por el prestigioso Nike Hoop Summit firmando 23 puntos,  14 rebotes – 9 de ellos en ataque- y 6 asistencias.

Todo esto, llevó a que Dusan Ivkovic adquiriera una confianza ciega en Macvan, llevándolo a un escalón más alto en su carrera, con 19 años, a un Europeo con nada más y nada menos un país de la trayectoria baloncestística de Serbia. Es un paso, que nos hace pensar que Macvan ya es un presente y no un hipotético futuro.

Desde el banquillo, y supliendo al talentoso NBA Nenad Krstic, Macvan puede dar mucho de sí. Es un jugador inteligentísimo, algo que en este caso está muy por encima de los físicos y atletismos prominentes. De eso que le falla, y que decían que no le dejaría llegar. Un talento muy especial para jugar al baloncesto, un conocedor único del juego, jugando sin balón, con los bloqueos y con esa visión y capacidad de pase absolutamente extraordinaria que tiene.

Además su fortaleza – esa que ya no le permite abusar en ciertos aspectos del juego- le convierte en un defensor muy sólido y aún le permite jugar al poste, donde no es Fred Astaire, pero se puede defender, sobre todo por su manejo de ambas manos para finalizar, su visión, su pase y su delicioso giro con tiro en suspensión. Tiro que puede alargar con cierta comodidad hasta 6.25.  Tampoco abusa ya en el rebote, ahora juega realmente contra hombres, pero puede rebotear, sobre todo, por inteligencia y por su gran envergadura.

Pinta bien la nueva Serbia. La Serbia del dominio en categorías inferiores se traslada a senior. Además, que su jugador más veterano tenga 26 años, les da muchos años para trabajar y seguir completando el equipo con aquellos que vienen. A los Krstic, Velickovic, Tepic, Bjelica – un base escolta de 2.09 con una proyección que puede ser descomunal-, Teodosic o Tripkovic, añadan en su agenda a los Musli, Milutinovic, Djekic, Miljenovic, Cvetkovic, Radosavljevic…
 

A pesar de que era algo que en el mundo del baloncesto Europeo se sabía hace bastante tiempo, el Cajasol ha anunciado esta misma semana la contratación de la gran perla checa - junto a Jelinek y Vesely- Tomas Satoransky. Este fichaje es una declaración de intenciones por parte del equipo sevillano, ya que parece que quieren empezar a invertir dinero adquiriendo jovenes talentos como demuestra el haber "robado" al base checo a varios de los conjuntos más grandes de Europa.

 

Satoransky, que en octubre cumplirá 18 años, es un base- escolta checo de casi dos metros de altura y gran talento que procede del Praga. Además es un fijo en la selección nacional checa absoluta.

 

Con una altura absolutamente privilegiada para su posición, un cuerpo aún físicamente por formar y una capacidad atlética sobresaliente, Tomas, es un base con un talento extraordinario, considerado uno de los mejores jugadores de su generación.

 

Sin duda alguna prefiere jugar de base que es donde él se siente realmente cómodo y es realmente bueno. Su visión de juego es muy buena lo que combinado con su facilidad y creatividad para el pase lo convierte en un jugador que puede crear juego para sus compañeros. No es nada egoísta, lo que lo convierte en una gran amenaza en creación y dirección y anotación. Extiende su visión y su creación tanto al juego estático, como sobre todo en transición y contraataque donde es letal. En estático, ve muy bien el juego, sobre todo cortes y tiros abiertos, además su fantástico primer paso le hace que pueda crear en penetración doblando a interiores o tiros abiertos.

 

Para anotar también prefiere la penetración, ya que su primer paso, su excelente manejo del balón y una amplia gama de movimientos técnicos le hacen acabar debajo del aro fácilmente, donde es un buen finalizador, aunque tiene algunos problemas para anotar con gente muy fuerte por su físico.

 

Además puede anotar en suspensión, sobre todo en tiros de media distancia donde puede tener una fiabilidad considerable. También puede tirar de 6.25, aunque le falta adquirir regularidad.

 

Además cada vez más, expresa sus emociones en la pista, convirtiéndose en un líder para sus compañeros. Un jugador muy activo en ataque y en defensa - donde le ayuda mucho su desplazamiento lateral- que a buen seguro será un referente para la nueva hornada checa.

 

Branislav Djekic, ala pívot estrella del FMP Zeleznik junior acaba de dar el mismo paso que dio hace un par de años su ex compañero Milan Macvan, en busca de un contrato profesional fuera del equipo de Belgrado. Como ya hizo Macvan en su salida a Hemofarm, Djekic, al cumplir 18 años hace 10 escasos días, queda libre para firmar su primer contrato profesional y ha tomado la decisión de hacerlo fuera del antiguamente llamado KK Reflex.

 

Por ello, el escudero de Dejan Musli en el FMP y en la selección Serbia, tras rechazar una oferta del Partizan, ha llegado a España con la intención de firmar por uno de los dos grandes con los que va a probar en esta pretemporada. Así, Branislav, empezaría a crear un sueño que empezó en Belgrado, donde ha ganado todo como junior, incluyendo dos Nike Internacional Junior Tournament y un campeonato de Europa Junior, para intentar convertirse en un jugador importante en el baloncesto continental.

 

Condiciones para convertirse en un jugador bastante interesante para el primer nivel no le faltan, aunque debería trabajar mucho. A pesar de no destacar por su altura o por su físico, Djekic presenta una capacidad atlética bastante buena, ofreciendo mucha versatilidad en su juego y siendo un jugador hábil corriendo la pista.

 

 

 

Es un ala pívot al estilo moderno, de los que les gusta jugar de cara sobre todo abriendo muchos espacios para el center - en este caso Dejan Musli-. Es alguien que no asombra por una extraordinaria técnica, pero sí, un jugador que puede hacer muchas cosas interesantes en una pista. Le gusta hacer ese trabajo que no se ve en una pista, es decir, jugar sin balón, bloquear, continuar - con tendencia a abrirse para el tiro- rebotear y ser bastante intenso en defensa, con un buen desplazamiento lateral y decente timing para el salto.

 

Él puede penetrar, jugar de espaldas con un buen manejo de sus pies - aunque prácticamente solo con rivales más débiles físicamente lo que en categoría senior es difícil- pasar el balón con mucha facilidad y tirar desde el exterior -aunque todavía con dificultades en el tiro tras dribling o pantalla- donde es bastante bueno sobre todo desde el frontal. A pesar de ser bastante inteligente en muchos aspectos del juego, sobre todo sin balón, a veces peca de lanzar en demasía desde el exterior, cuando por sus características podría aprovecharse más de su capacidad en la penetración o juego en el poste bajo y medio.

El domingo finalizó el campeonato de Europa sub 18 que tuvo lugar en la localidad francesa de Metz. Fue un torneo interesante, aunque el del 2010 promete aún emociones más fuertes.

 

El torneo se vio marcado, por tres buenos proyectos de pívot que han sido capaces de dominar el campeonato y por lo tanto recompensados con el quinteto ideal. Sí, un quinteto ideal en el que aparecen tres centers puros. Tres pívots diferentes pero dominantes en estas categorías, aunque hay dudas sobre su salto a senior, ya que difícilmente serán capaces de continuar con esta hegemonía dominante, al que también habría que añadir al alemán Neumann.

 

Completando el quinteto ideal, nos encontramos con un base que ha doblado este verano convocatoria con Croacia, Toni Prostran y el escolta francés Evan Fournier.

 

 

Foto FIBA Europe / Pascal Allée
De izquierda a derecha: Musli, Fournier, Prostran, Valanciunas y Kanter
(Foto FIBA Europe / Pascal Allée)

 

Prostran ha tenido el mejor verano de su vida con Croacia, dando un salto cualitativo importantísimo. Sin tener un buen físico, siendo algo corto de talla para lo que se estila estos días, Prostran ha sido capaz de dominar el juego gracias a su extrema rapidez y manejo de balón. Siempre ha sido un anotador, le gusta hacer y deshacer, penetrar y volver sobre sus pasos, para romper, asistir o anotar. Ha mejorado en facetas de distribución, sigue siendo un buen pasador y cada vez es capaz de ver mejor el pase exacto. En el tiro sigue siendo algo inconsistente, pero puede convertirse en un buen tirador saliendo de dribbling.

 

En el puesto de escolta nos encontramos con el talentoso francés de primer año Evan Fournier. Se trata de un jugador de gran talento, al que no le cuesta echarse el equipo a las espaldas y capaz de tener rachas anotadoras muy buenas. Puede tirar en estático, pasar el balón y sobre todo penetrar y correr, donde es muy bueno. Maneja muy bien sus pies en penetración, pero sobre todo destaca su gran control finalizando en contacto.

 

Jonas Valanciunas, en su primer año como junior ha sido una de las nuevas sensaciones de la categoría, a pesar de que en su enfrentamiento directo con Musli en Berlín saliera perdiendo claramente. Aún por formar físicamente, es un jugador con una gran envergadura y una movilidad muy buena. Le queda mucho, pero es un proyecto francamente interesante. Puede correr la pista, rebotear, poner de vez en cuando el balón en el suelo e incluso atacar de cara, jugar muy bien el pick and roll y jugar de espaldas con bastante efectividad. En cambio le falta fuerza en las finalizaciones y eso le impide ser más productivo. En defensa, tiene muy buen timing y posicionamiento, pero le falta fuerza en el 1x1.

 

El gran dominador en estos últimos años ha sido Dejan Musli, jugador del FMP de Zeleznik. Musli ha sido el MVP de los dos últimos torneos de la Euroliga, dominando el juego gracias a su capacidad física, a su gran fuerza y su gran inteligencia para utilizar su cuerpo en ataque, además de saber leer muy bien los espacios que le han abierto sus compañeros Branislav Djekic y Bojan Subotic. Inteligente en la colocación, buscando la posición, para recibir balones doblados y rebotear ofensivamente para ser muy contundente finalizando. Hoy en día, más que nada estamos hablando de un finalizador que utiliza muy bien su cuerpo para ir al aro. Además en este campeonato, hemos podido ver una mejora en su juego de espaldas, teniendo más control de pies y algunos movimientos interesantes

 

 

Foto FIBA Europe / Pascal Allée

 De coloso a coloso: Enes Kanter le juega de espaldas a Dejan Musli

(Foto FIBA Europe / Pascal Allée)

 

Pero el nuevo gran rey de la pintura es Enes Kanter, MVP del torneo en el que ha acabado promediando 18.6 puntos y 16.4 rebotes. No hay duda que ha sido capaz de dominar el torneo, sobre todo desde su abuso en el rebote, para el cual tiene mucha intuición, timing y colocación, pero quedan algunas dudas sobre si será capaz de trasladar sus virtudes al profesionalismo, ya que no tiene movimientos reales de espaldas al aro. Su juego se basa en una buena movilidad, buena colocación, un físico muy superior y la agresividad con la que lo utiliza. Así consigue anotar en posiciones fáciles, sobre todo tras mate y en tiros muy cortitos, ya que no tiene recursos reales para crear tiros más allá de tres metros del aro. De espaldas al aro, anota por percutir por fuerza sobre el defensor hasta acabar debajo del aro. Corre bien la pista y puede pasar el balón con relativa facilidad, aunque difícilmente pondrá el balón en el suelo. En defensa, le gusta ir al choque, pero le falta desplazamiento y timing en el salto para ser más efectivo.

Probablemente es un nombre que a muchos no les suene ni de oídas. A otros, concretamente en Vitoria, les suene mucho, pero nunca han escuchado quien es realmente, que características tiene o que porvenir le espera.

“Bienvenido al futuro”, les presenta hoy al otro gran talento balcánico en edad cadete, junto a mi predilecto Nenad Miljenovic, su nombre es Darijo Šarić.

Darijo hijo del también jugador Predag Šarić nació en Croacia en 1994 y siempre tuvo claro al igual que su padre que lo suyo era el baloncesto. Por ello fue reclutado en su club actual, la escuela Drazen Petrovic de Sibenik, donde se ha convertido en una auténtica institución y va camino de ser una leyenda. Tanto que los grandes clubes Europeos ya se han interesado en sus servicios, estando muy cerca del Baskonia, del cual ya ha visitado sus instalaciones.  

Pero ¿quién es Darijo Šarić? ¿Cómo juega?

En una semana podremos verle jugar en el Europeo Cadete, donde es posible que se de el enfrentamiento con Miljenovic. Aunque la verdad es que es dudoso que el estado de Šarić sea el más óptimo ya que se está recuperando de una lesión en un dedo de la mano aquí es donde podremos evaluarle más fielmente.

Darijo es un joven de 2 metros, capaz de jugar en todas las posiciones de la pista, incluido de base – aunque su futuro pasa por la posición de alero- recordando ciertamente a Tony Kukoc, aunque los croatas lo asemejan y se rinden ante él como el nuevo –enésimo- Drazen Petrovic.

La verdad es que no me gusta etiquetar a nadie y ciertamente me parece esto muy exagerado, ya que Petrovic es Petrovic y estamos hablando del que hubiera sido el jugador más grande de todos los tiempos en Europa. Pero, a decir verdad, hay en él algo en lo que sí se acerca muchísimo a Petrovic. Eso es el carácter, el liderazgo. Tiene el mismo carácter fuerte, respondón y mandón que el genio de Sibenik.

Concentrándonos de nuevo en su juego, se puede decir que es un alero – que juega de todo, repito- con una gran calidad técnica. Prácticamente ambidiestro, con una manejo de balón exquisito, es capaz de hacer de todo en la cancha. Muy bueno corriendo la pista, penetrando para finalizar con ambas manos, buen pasador viendo bastante bien el juego y usando soluciones creativas para el pase, buen tirador, con una buena mecánica aunque como es lógico aún ciertamente irregular.

Además su carácter le hace no esconderse nunca y tirar las bolas calientes en cada partido, teniendo un índice de fiabilidad bastante alto.

Su manejo de pies, le hace un jugador con muy buenos fundamentos en penetración pero también jugando al poste, donde puede ser un jugador tremendo jugando en el exterior aprovechándose de su talento y mayor talla.

En temas defensivos también es muy completo, ya que le pone mucha intensidad y es bastante rápido de pies y manos. También le acompaña que es un muy buen reboteador.

Definitivamente se trata de un proyecto de jugador tremendo, al que sin duda le queda mucho por trabajar, pero que tiene unas bases descomunales para trabajar y lograr ser un alero superestrella.

Esta misma semana mi compañero en Solobasket y uno de los mejores periodistas del mundo de la canasta de este país, Chema de Lucas, avanzaba en exclusiva el fichaje por el Bàsquet Manresa del escolta ucraniano Sergiy Gladyr.

 

Un movimiento muy interesante que muestra que una vez más las cosas se hacen muy bien en Manresa. Gladyr llegará a la ACB con un contrato de cuatro años, con el que se pretende que este jugador vaya desarrollándose pudiendo convertirse en un jugador importante en uno o dos años.

 

 

 

 

 

Llega a una liga extremadamente fuerte de una competición muy débil, completada con la débil Eurochallange, completando unos números muy interesantes en ambas competiciones, además de ser uno de los estandartes de las selecciones de categorías inferiores y de la absoluta. 

 

Sergiy es un jugador con una extraordinaria capacidad atlética y una más que notable presencia física. Es un jugador muy fino en ataque, un escolta demoledor, con tiro, - mucho tiro- bote y pase. Es un grandísimo tirador, de los mejores tiradores jóvenes que hay en el continente. Muy bueno tirando de lejos y con una mecánica perfecta, aunque en ocasiones le cuesta crearse sus tiros y muchas veces es un jugador que se equivoca en sus decisiones.

 

Además de eso, su presencia atlética y un manejo de balón bueno, le convierten en un notable penetrador, sobre todo por un primer paso absolutamente demoledor. Pero eso no es todo, puede rebotear con bastante soltura, correr la pista, defender por velocidad y pasar el balón.

 

Después de despuntar en el prestigioso Eurocamp de Treviso tendremos que ver como se adapta a nuestra fuerte liga este joven de aún 19 años y drafteado en el último draft - posición 19 de la segunda ronda por los Hawks-, pero de momento, a tenor de lo visto, tiene unas cualidades fantásticas para ser un buen jugador de baloncesto.

Dentro de la marabunta del mercado estival, lleno de traspasos, rumores, intereses, fichajes y cortinas de humo, siempre podemos encontrar un resquicio para lo que realmente es propiamente el deporte. Es decir,  los campeonatos de selecciones y más concretamente en las categorías de formación.

 

Hace una escasa semana, en nuestras antípodas, disputaban la final del Mundial sub 19 Estados Unidos y la últimamente campeonísma Grecia de los Pappas, Sloukas - que va a tener un hueco en la eterna plantilla del Olympiacos- Sarikipoulos, Papadopoulos... Además hoy comienza en Grecia el Europeo sub 20, con bastantes jugadores que van a doblar del Mundial sub 19, como los propios helenos citados, además de otros jugadores importantes como Motiejunas, Delas o Zubcic. Pero esto no acaba aquí, porque en el próximo mes también tenemos el Europeo sub 18 y el Europeo cadete donde se pondrá a prueba la capacidad de dominación de Miljenovic en su primer campeonato de gran importancia después de perderse el Europeo pasado por lesión.

 

Mientras tanto, para abrir boca vamos a poner dos nombres encima de la mesa. Dos jugadores que acaban de disputar el mundial sub 19 y que por una cosa u otra me han llamado especialmente la atención en dicho campeonato. No son los dos nombres con el mayor talento del campeonato, pero creo que son dos nombres dignos de mencionar y tenerlos cuanto menos presentes.

 

El primer jugador es el base de la selección argentina Juan Fernández. Este chico se ha ganado en su país el apelativo del "nuevo Pepe Sánchez" y la verdad es que las reminiscencias con él, son cuanto menos curiosas. Fernández sigue los pasos de su compatriota Sánchez teniendo una formación americana en la Universidad de Temple y sobre la pista le podemos ver muchos de los tics del ex jugador de equipos como Unicaja, Barcelona, Panathinaikos o Real Madrid.

 

Foto FIBA.COM

 

Juan, nacido en Río Tercero al igual que otro carismático base argentino como Pablo Prigioni, es un base de 1.92, con buen físico y con una capacidad atlética bastante decente. Tiene una cabeza extraordinaria para tomar decisiones, siendo capaz de controlar el juego y dirigir a sus compañeros tanto en estático como en transición. Esa, es su mayor virtud, una privilegiada cabeza y un don de liderazgo que le permiten dominar el juego con relativa sencillez y esto es algo que en la actualidad es caro de ver.

 

Nos muestra una buena capacidad de pase, para ver aquellos pases difíciles y hacerlos fáciles y dar ese pase que parece tan fácil que muchos lo hacen difícil. Es dejar las cosas fluir. Además puede anotar, capaz de penetrar con cierta facilidad aunque no tanta para finalizar. Tiene rango de tiro, pudiendo tirar tras movimiento pero ganando puntería estabilizado. Rebotea bien en su posición y tiene mucha intensidad defensiva, a lo que le acompaña un buen desplazamiento lateral y buena envergadura.

 

Otro jugador que ya me había dado al ojo anteriormente y que ha terminado captándome es el alero del Aris de Salónica Kostas Papanikolau, al que quien sabe si veremos en Euroliga este año. De momento podremos verle en el campeonato de Europa sub 20.

 

Es un alero al que ante la carencia de centímetros y referencias interiores en Grecia, - con solo Leonidas Kaselakis y Saris Sarikipoulos, que para colmo estaba lesionado-  hemos estado viendo estos días jugando de cuatro, aunque en realidad se trata de un tres con buen físico y algunas cualidades atléticas bastante interesantes.

 

Es un jugador de 2.03 que no destaca excesivamente en ninguna faceta, pero que sabe hacer un poco de todo en una pista. Tiene buen manejo de balón - de hecho le hemos visto jugando de cuatro y subiendo el balón con buenos manejadores como Pappas, Giankovits, Sloukas o Mantzaris en pista- tiene muy buena mano de media distancia y con rango a 6.25, puede penetrar y finalizar o crear para los demás, tiene pase, rebote y sobre todo es un jugador que lee bien el juego y se mueve muy bien por la pista sin balón, siendo muy activo en bloqueos, buscando cortes o buscando la línea de fondo.

 

En defensa es un jugador activo, que le pone pasión, pero que sufre bastante con jugadores exteriores rápidos, aunque es muy útil en defensas con muchos cambios defensivos.

Me sentía en la obligación moral de comenzar este blog presentando a uno de los nuevos supertalentos de la profílica cantera balcánica. Su nombre: Nenad Miljenovic.

 

Corría el pasado mes de diciembre de 2008, cuando estaba inmerso en la realización de un pequeño reportaje para Solobasket acerca de la cantera del FMP Zeleznik - cantera que para muchos puede estar sobrevalorada, aunque es innegable que el trabajo de formación que hace el equipo de Nebojsa Covic es impresionante-, cuando le comenté a un grandísimo experto en baloncesto balcánico como Juan Antonio Hinojo que estaba intentando hacer un artículo sobre ello. Él entonces me enseñó la luz al final del camino, me habló de un tal Nenad Miljenovic, y me dijo: este chico es el futuro.

 

Pronto me puse a documentarme e intentar ver algunos vídeos del chaval y lo que vi me dejó ciertamente impresionado: aquel cadete apadrinado por el gran Vladimir Stankovic era un jugador impresionante... pero lo de Berlín ya superó todas mis expectativas acerca del chaval.

 

Estaba hablando a pie de pista del majestuoso O2 World de la capital alemana con Luis Fernández - toda una eminencia del baloncesto para la prestigiosa web Draft Express - cuando charlando de los jóvenes del NIJT, se paró a hablarme de un base cadete del FMP cuyo nombre no le salía. "Nenad Miljenovic" exclamé. Entonces recordé a Juanan y él mismo me dijo "que vivía enamorado del talento de este chaval".

 

Pero lo mejor estaba por llegar, su consagración como cadete dentro de un mundo de juniors de segundo año en un partido entre los dos equipos junior que más han demostrado este año en Europa: el FMP y el Lietuvos Rytas de Jonas Valanciunas. Miljenovic se antojaría fundamental en la victoria del FMP firmando 17 puntos, 8 rebotes, 10 asistencias - JA! Mínimo repartió 13-14 - 3 robos, 4 pérdidas, 2 tapones, 9 faltas recibidas para 34 de valoración. La facilidad en su juego y la magia que destila entre sus dedos les recordaba a nuestros amigos Juanan y Luis a Sergio Rodríguez. "Nunca me había impresionado tanto nadie en un junior como el Sergio Rodríguez de Zaragoza, ahora Miljenovic lo ha hecho".

 

 

Y es que Miljenovic es un jugador especial, como decía Juanan en un escrito sencillamente genial después de la Final Four, Miljenovic es "la sonrisa balcánica", un jugador alegre, que disfruta escuchando a la gente que más sabe, que disfruta trabajando y mejorando y que sobre todo disfruta y hace sonreír tanto a él mismo como a todo el mundo que se encuentra a su alrededor observando cada uno de sus sobresalientes movimientos.

 

Es un base de 1.95, todavía con un físico por formar - ya que prácticamente es un niño-, con un conocimiento del juego realmente asombroso sobre el que deja fluir toda su imaginación y extraordinario talento. Con un manejo exquisito de balón, un control de su cuerpo magnífico es capaz de ver todo lo que sucede en la pista, ver todas las opciones y ejecutar la mejor con movimientos y pases precisos. Él sabe como montar el ataque, sabe como correr la pista para él y para los demás y sabe como anotar, preferentemente gracias a penetraciones perfectas. Además, puede tirar, aunque debe coger más regularidad, puede rebotear con facilidad y es un experto, gracias a su rapidez y envergadura en cortar líneas de pase.

 

Le falta madurez física y defensiva, pero en definitiva, la sonrisa bálcanica de Miljenovic ya tiene a su grupo de incondicionales.