ACBBlogs

Talento, velocidad, visión, liderazgo y trabajo. Son cualidades, cualidades que entran dentro de las posibles que puede tener un jugador de baloncesto, pero que difícilmente se encuentran dentro de un mismo jugador y que por ellas mismas (casi) garantizan el éxito. Estas cualidades las aglutina Aleksandar Cvetkovic, joven base del Estrella Roja de Belgrado que dominó de manera de descomunal en el Torneo FMP clasificatorio para el NIJT –Nike International Junior Tournament- que se disputará en mayo en Barcelona de forma paralela a la Final Four.

 

En cuatro partidos el serbio promedió 29 puntos, 5,75 rebotes, 8 asistencias y 3 robos para un total de 38.75 puntos de valoración por partido. Números descomunales que disparó en la final ante el favorito FMP de NenadMiljenovic. En ese mágico choque, hizo 35 puntos –con grandes porcentajes- 9 rebotes y 8 asistencias –ninguna pérdida- para 55 de valoración.

 

 

 

 

Dominó el partido ante la gran promesa serbia y dominador de la liga junior Miljenovic. Realmente el dedicarse a la primera plantilla al 100% ha conseguido que Cvetkovic, haya dado en los últimos meses un salto espectacular en su juego. Tal ha sido su trabajo, que se ha estabilizado en los últimos tiempos como base titular del equipo de Belgrado.

 

Aún así su nivel en los dos últimos años ya era espectacular, en Barcelona podré comprobar in situ la dimensión que ha alcanzado su juego y que nos trasladan numerosos expertos desde la capital serbia en la que se puede denominar su explosión definitiva.

 

AleksCvetkovic es un base de 1.85 nacido en 1993. Su llegada al Estrella Roja se produjo tras una extraña salida del icono de Belgrado, el Partizan. Salida que forma parte de una política extraña de cantera del club de Belgrado que ya se “cargó” en su época a la generación de NemanjaBjelica para darle protagonismo a otra generación en la que tenía más confianza. Miodrag Rakic, gran conocedor de la cantera balcánica nos habla de esta situación. “Toda la generación del 93 fue expulsada del Partizan, para dar más oportunidades a la del 94. Al final, fue una decisión equivocada. Solo tenían 12 años, IvanMarinkovic, también estaba en aquel equipo”.Aunque realmente la historia no era tan sencilla, aclara, ya que tenía otro trasfondo, “DuskoVujosevic los echó en 2005 por problemas entre el entrenador Marko Tabakovic y algunos padres de los jugadores”.

 

Cvetkovic ya era el otro líder de la Serbia cadete en 2009 junto con el omnipresente Miljenovic. Entonces era un jugador más orientado a la anotación más que a otra cosa, algo que puede venir dado por la coincidencia en cancha de ambos jugadores durante la mayoría del tiempo. A pesar de ello, ya se le veían maneras de muy buen director.

 

Anotación que llega de múltiples maneras, penetración, tiro o contraataque. Es un jugador muy rápido, con un gran manejo con ambas manos, que rompe muy fácil gracias a su velocidad de piernas y ejecución. Puede ir hacia el aro y finalizar o parar y tirar con bastante acierto. Además su rango de tiro es larguísimo, pudiendo sacar el tiro en situaciones muy complicadas, creándose sus propios tiros  sin ningún tipo de problema de todas las formas posibles.

 

A eso hay que añadirle su capacidad de dirigir y crear juego. Ha madurado en su juego, sigue manteniendo ese punto de juego salvaje a través de sus tiros y su explosividad, pero es capaz de manejar mejor el tempo de juego y crear para sus compañeros. Juega muy bien tras pantallas y bloqueos, viendo los movimientos y localizando la situación más clara. Puede hacerlo desde el 1x1 también debido a su velocidad, rapidez de ejecución y su gran capacidad de pase.

 

Christophe Ney un gran conocedor de jóvenes valores a nivel europeo y creador de la excelente europeanprospects.com destaca este aspecto como su mayor virtud. Christophe cree que “su mayor virtud es su capacidad para crear e integrar a sus compañeros en el juego. Claro que es un gran anotador, desde larga distancia, media y en penetraciones, pero en lo que más destaca es en su gran trabajo para compartir el balón. No hacerlo por hacer para hacer un partido más completo, sino porque ve oportunidades en el juego y tiene mucha confianza en sus compañeros”. Ney cree que esto  le viene por el hecho de trabajar diariamente y jugar con el equipo de Liga Adriática lo que le ha dado “gran velocidad de ejecución y la habilidad de pasar el balón en situaciones complicadas sin perderlo”.

 

Aunque realmente lo que más impresionó a Jonathan Givony gurú de la prestigiosa draftexpress.com es “su confianza y madurez. Él estuvo muy inteligente y decidido en sus decisiones. Sabía que era el mejor jugador sobre la pista y jugó como tal. El jugar en el primer equipo del Estrella Roja le ha venido, evidentemente, de maravilla”.

 

Rakic se muestra conforme con las palabras de Givony, “es base director real, bueno en transición y en estático. Puede crear para sus compañeros, tiene un gran instinto para dar asistencias”. Además se atreve a comprarlo, dentro de unos límites con Chris Paul. “Me recuerda a él en que es líder natural, un tío con una grandísima confianza”, apuntilla.

 

Sobre su crecimiento, Rakic nos habla sobre su gran capacidad de trabajo y sacrificio diciendo que “Aleks no era nadie cuando le echaron de la cantera del Partizan. Un adicto a los “playgrounds y sobre todo el mayor trabajador de toda su generación en Serbia”.

 

Alejandro González, Scouter internacional de Netscouts Basketball, gran conocedor de la cantera europea, nos muestra otra faceta sobre su capacidad de liderazgo, calificándolo como “todo un personaje, muy competitivo que irradia muchas sensaciones”.

 

“Lo controla todo, tanto lo que hace él como lo que hacen sus compañeros. Tiene una personalidad especial, algo diferente. Se ve en la forma de gesticular, de reaccionar, de comportarse. Muchas veces sube la bola con cara de venga va, ya que estoy voy, pero no me apetece y a veces consigue relajar al defensor y justo después explota hacia la canasta. Hace lo mismo penetrando, casi actuando como si al no encontrar hueco diese la jugada por perdida para después sacar un pase tremendo a un compañero abierto fuera o cortando a canasta. Juega con sus rivales, domina la situación. A nivel junior está muy por encima de la gran mayoría de los rivales que se encuentra”, añade Alejandro que termina afirmando que “hace mejores a sus compañeros, les deja las jugadas en bandeja. Lo sabe, y lo busca”.

 

 

Sobre sus posibilidades en un futuro y su impacto nos da su opinión Jonathan Givony, al que le parece un jugador con infinitas posibilidades y claramente piensa que “es un jugador con potencial NBA, aunque no sea el prototípico jugador con talla, altura o fuerza, creo que lo compensa con otras cosas que él puede dar, como su velocidad, su alto nivel técnico y su habilidad para dirigir. Bases puros que puedan tirar, crear y que son “super” rápidos son difíciles de encontrar”.

 

González también se atreve a dar su visión de futuro sobre Cvetkovic, “Seguirá teniendo su técnica, su velocidad y todo eso, pero va a perder la clara ventaja que tiene (en términos de instintos, experiencia y madurez) ahora sobre el resto de chicos. Seguirá siendo mejor que muchos jugadores en eso, pero no sobre tantos”.

 

Aunque a pesar de que en profesionales no pueda mantener algunas de sus herramientas definitivas en junior, realmente el experto de Netscouts Basketball sí lo ve destacando a nivel profesional ya que “puede jugar de base, dirigir y crear juego, además de seguir anotando. Siempre es complicado determinar y predecir, pero sí que le veo a muy buen nivel en Europa”.

 

Eurohopes.com, creciente y fresca web sobre jóvenes valores también estuvo en Belgrado vía Joan Danés que asegura que “puede llegar hasta donde se proponga, tiene todas la capacidades para ser el líder. Además lo tiene todo técnicamente no abusa del tiro y una cosa importante es que hace mejores a sus compañeros. Al finalizar un partido no te da la sensación que ha abusado del tiro y como en la final había metido 35 puntos”.

 

Obviamente tiene sus debes. Ningún jugador es perfecto y menos un junior. Aún así su capacidad de trabajo es alta y poco a poco suple sus carencias. Carencias como su altura, físico y capacidad atlética que no son los más cercanos a los estándares que existen ahora mismo en Europa y en America y le penalizan sobre todo en aspectos defensivos, sobre todo ante jugadores más altos que le pueden postear y en situaciones de 1x1.

 

Alejandro González nos muestra otras de sus debilidades diciendo que “dosifica intensidad y concentración, y se tomas descansos muy claros en defensa, incluso desentendiéndose claramente de la jugada. Cuando pasa, uno puede estar seguro de que el siguiente balón se lo juega. Y seguramente, anotando. Pero esto en profesionales no lo va a poder hacer, sobre todo entrenado por determinados técnicos en equipos grandes”. Givony se muestra de acuerdo con este comentario comparándolo con una montaña rusa, “tiene grandes picos altos y bajos en su juego”.

 

Finalizamos este perfil de Cvetkovic con una contundente frase de Danés que describe su torneo a la perfección: “Para dominar el torneo se tienen que hacer muchas cosas: dirigir, anotar, ser decisivo, hacer mejores a sus compañeros, crear espacios, ser agresivo en defensa, ir a por los rebotes, no dejar ni un balón por perdido. Todo esto y más hacen de Cvetkovic un gran jugador".