ACBBlogs

Resulta curioso que un jugador que ha sido nombrado en este Mundial sub 19 y en el pasado europeo sub 18, como mejor base-escolta de ambas competiciones, se encuentre sin equipo. Él es Dmitry Kulagin, un talentoso base-escolta ruso nacido en el 92 y que esta temporada, en su primer año senior ha promediado 8.6 puntos, 2.4 rebotes y 1.7 asistencias por noche en el Nizhny Novgorod de la Superliga Rusa.

 

 

 

Su impacto fue inmediato en el campeonato ruso, por fin parecía que los rusos encontraban un jugador de real proyección que no se quedara en la estacada como otros tantos anteriormente. Ahora Dmitry espera una segunda oportunidad después de haber sido cortado por su equipo hace ya casi dos meses. ¿La razón? Una supuesta pelea en un bar que acababa con la paciencia de Sergey Panov, General Manager del equipo.

 

 

La primera piedra en su búsqueda para la redención ha sido ser el mejor jugador de Rusia en el mundial sub 19, teniendo un impacto especial en los últimos tres partidos de su equipo. Ahora solo le queda esperar esa oportunidad en vista de no acabar truncada una de las carreras más prometedoras de Rusia.

 

 

Pero, ¿quién es Kulagin? Es un base-escolta de 1.95 con una capacidad atlética notable  y con una buena estructura física que debe seguir creciendo, en vista de poder aprovechar más alguna de sus buenas facultades, tanto defensivas como ofensivas, sobre todo pudiendo finalizar en contacto con más facilidad.

 

 

Ofensivamente es un jugador muy peligroso, muy bueno con el campo abierto, pero también creando con el balón en sus manos en el cinco contra cinco. Tiene un primer paso rápido combinado con un excelente manejo de balón y una gran agresividad, que le permite ir al aro con mucha fuerza y activar su gran creatividad y sentido del juego. Busca el pase definitivo con mucha facilidad. También es capaz de finalizar con ambas manos, aunque realmente le cuesta acabar con jugadores muy físicos.

 

 

Crea una doble amenaza con su juego con el balón. Tiene una mecánica de tiro muy rápida y que puede ejecutar en cualquier ocasión, salidas tras bloqueo, recibir y tirar. Es una constante amenaza, ya que siempre ve el aro y por el rabillo del ojo el pase al hombre abierto o la continuación de un pick and roll o pick and pop, jugadas que juega con una naturalidad y fluidez espectacular en él.

 

 

Un jugador con personalidad, que ha estado jugando a nivel profesional como un líder, como un jugador que parece llevar ya unas cuentas temporadas senior a sus espaldas. Un jugador agresivo, talentoso, que puede amenazar con su juego de anotador pero también con su fluidez como pasador y creador directo de juego. No es un director, sino un excelente creador de juego.

 

 

Defensivamente es un jugador decentemente activo, al que le falta algo de explosividad en la defensa de 1x1 y que tiene una especial actividad en la defensa sin balón para controlar la línea de pase y salir rápidamente al contraataque. Aún así, tiene fallos de concentración defensiva, por una cierta obsesión de ir al robo.

 

 

En definitiva, un jugador con gran potencial, sobre todo por su constante amenaza con el balón. Debe pulir algunos aspectos atléticos y físicos sobre todo concernientes a su capacidad defensiva y aprender a ser un jugador más aprovechable lejos del balón y así trasladarse de forma más constante al puesto de base donde realmente puede ser un factor diferencial gracias a su constante amenaza.