ACBBlogs

Dentro de la marabunta del mercado estival, lleno de traspasos, rumores, intereses, fichajes y cortinas de humo, siempre podemos encontrar un resquicio para lo que realmente es propiamente el deporte. Es decir,  los campeonatos de selecciones y más concretamente en las categorías de formación.

 

Hace una escasa semana, en nuestras antípodas, disputaban la final del Mundial sub 19 Estados Unidos y la últimamente campeonísma Grecia de los Pappas, Sloukas - que va a tener un hueco en la eterna plantilla del Olympiacos- Sarikipoulos, Papadopoulos... Además hoy comienza en Grecia el Europeo sub 20, con bastantes jugadores que van a doblar del Mundial sub 19, como los propios helenos citados, además de otros jugadores importantes como Motiejunas, Delas o Zubcic. Pero esto no acaba aquí, porque en el próximo mes también tenemos el Europeo sub 18 y el Europeo cadete donde se pondrá a prueba la capacidad de dominación de Miljenovic en su primer campeonato de gran importancia después de perderse el Europeo pasado por lesión.

 

Mientras tanto, para abrir boca vamos a poner dos nombres encima de la mesa. Dos jugadores que acaban de disputar el mundial sub 19 y que por una cosa u otra me han llamado especialmente la atención en dicho campeonato. No son los dos nombres con el mayor talento del campeonato, pero creo que son dos nombres dignos de mencionar y tenerlos cuanto menos presentes.

 

El primer jugador es el base de la selección argentina Juan Fernández. Este chico se ha ganado en su país el apelativo del "nuevo Pepe Sánchez" y la verdad es que las reminiscencias con él, son cuanto menos curiosas. Fernández sigue los pasos de su compatriota Sánchez teniendo una formación americana en la Universidad de Temple y sobre la pista le podemos ver muchos de los tics del ex jugador de equipos como Unicaja, Barcelona, Panathinaikos o Real Madrid.

 

Foto FIBA.COM

 

Juan, nacido en Río Tercero al igual que otro carismático base argentino como Pablo Prigioni, es un base de 1.92, con buen físico y con una capacidad atlética bastante decente. Tiene una cabeza extraordinaria para tomar decisiones, siendo capaz de controlar el juego y dirigir a sus compañeros tanto en estático como en transición. Esa, es su mayor virtud, una privilegiada cabeza y un don de liderazgo que le permiten dominar el juego con relativa sencillez y esto es algo que en la actualidad es caro de ver.

 

Nos muestra una buena capacidad de pase, para ver aquellos pases difíciles y hacerlos fáciles y dar ese pase que parece tan fácil que muchos lo hacen difícil. Es dejar las cosas fluir. Además puede anotar, capaz de penetrar con cierta facilidad aunque no tanta para finalizar. Tiene rango de tiro, pudiendo tirar tras movimiento pero ganando puntería estabilizado. Rebotea bien en su posición y tiene mucha intensidad defensiva, a lo que le acompaña un buen desplazamiento lateral y buena envergadura.

 

Otro jugador que ya me había dado al ojo anteriormente y que ha terminado captándome es el alero del Aris de Salónica Kostas Papanikolau, al que quien sabe si veremos en Euroliga este año. De momento podremos verle en el campeonato de Europa sub 20.

 

Es un alero al que ante la carencia de centímetros y referencias interiores en Grecia, - con solo Leonidas Kaselakis y Saris Sarikipoulos, que para colmo estaba lesionado-  hemos estado viendo estos días jugando de cuatro, aunque en realidad se trata de un tres con buen físico y algunas cualidades atléticas bastante interesantes.

 

Es un jugador de 2.03 que no destaca excesivamente en ninguna faceta, pero que sabe hacer un poco de todo en una pista. Tiene buen manejo de balón - de hecho le hemos visto jugando de cuatro y subiendo el balón con buenos manejadores como Pappas, Giankovits, Sloukas o Mantzaris en pista- tiene muy buena mano de media distancia y con rango a 6.25, puede penetrar y finalizar o crear para los demás, tiene pase, rebote y sobre todo es un jugador que lee bien el juego y se mueve muy bien por la pista sin balón, siendo muy activo en bloqueos, buscando cortes o buscando la línea de fondo.

 

En defensa es un jugador activo, que le pone pasión, pero que sufre bastante con jugadores exteriores rápidos, aunque es muy útil en defensas con muchos cambios defensivos.