ACBBlogs

Después de una buena carrera en categorías inferiores, tanto a nivel internacional con Eslovenia, como en la liga junior y en la primera división eslovena, Klemen Prepelic está consiguiendo afianzarse como uno de los jugadores a seguir en la Liga Adriática debido a su gran papel con el KK Helios Domzale.

 

Aunque realmente esto no viene de nuevas, ya que Prepelic fue uno de los mejores de la selección de Eslovenia en el campeonato de Europa sub 20 en Bilbao y además formó parte de la preselección de la selección absoluta este verano, lo cual nos habla de un jugador que puede dar mucho que hablar en los próximos años a nivel europeo ya que hace tres meses cumplió tan solo 20 años.

Está firmando 14 puntos, 2,4 rebotes, 2,6 asistencias y 6 faltas recibidas para 13,8 de valoración por noche en la liga Adriática, siendo el jugador clave de su equipo, con algunas actuaciones estelares como hace dos semanas en la victoria en la prórroga ante Hemofarm con 28 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias.

Prepelic es un escolta puro de 1,91, de esos en los que el físico no es realmente lo más importante. Aún así, presenta un buen cambio de ritmo y es un jugador notablemente rápido en transiciones. Su principal arma es el tiro el exterior, tiro que ejecuta con facilidad y que usa en muchas situaciones, pudiéndoselo crear el mismo tras bote, pero con mayor eficacia en salidas de bloqueos, tras pase y paradas y tiro.

Como buen escolta presenta un buen manejo con ambas manos, puede ir hacia ambos lados para atacar con un buen cambio de ritmo y atacar el aro, parar y tirar una suspensión de media distancia –sobre todo con su mano “mala”- o ver con cierta facilidad, cada vez más, los espacios, los cortes y los hombres abiertos, siendo un jugador que puede sacar de vez en cuando una faceta de escolta creador. Puede que antes fuera un jugador más centrado en el tiro exterior, pero cada vez más se muestra más agresivo de cara al aro.

Él es el líder de su equipo, algo a lo que viene estando acostumbrado desde muy joven, y es algo que se nota, puesto que le gustan las bolas calientes.

Aún así, no es un base, ya que no es un jugador director, ni creador al 100%, es un escolta que aglutina las buenas artes del “dos puro”. Ya que a pesar de que en su búsqueda al aro puede crear, sus intenciones son más anotadoras, aunque leyendo notablemente el juego y sin abusar del tiro. Además su uso de bloqueos y pantallas son donde suele sacar buenas ventajas y espacios para sus lanzamientos.

Defensivamente es un jugador comprometido, bastante agresivo en el 1 contra 1, sobre todo atacando al balón. Aún así tiene problemas con gente muy explosiva o más grande, así como en salidas de pantallas. Tampoco es un gran reboteador. Pero en la faceta defensiva va mejorando, sobre todo en cuestiones de desplazamiento lateral.

Se trata en definitiva de otro talentoso jugador de la prolífica cantera eslovena, al que habrá que seguir su evolución con atención en los próximos años y ver si es capaz de dar el salto.