ACBBlogs

Qué raros son estos días de Navidad. Vacaciones, horarios raros y comer, comer y comer. En una semana he ingerido más calorías que en los tres meses antes. Si dicen que somos lo que comemos, yo soy un langostino. O un Gintonic. ¿A qué viene esto? A uno de los mayores sentimientos de fracaso en la vida. Que se te olvide hacer los cambios en el SuperManager.

El viernes pasado abrí mi ordenador. Iba a cambiar a Guillem Vives y poco más. Jugaba contra el Real Madrid. Era un cambio claro. Pues no sólo me encuentro con que la jornada ya ha empezado sino con que me he comido un -5 como un castillo. Ya lo dice el refrán, no hagas los cambios del SuperManager mañana si los puedes hacer el mismo domingo de madrugada. Pero no solo eso. Muy informado yo, tampoco sabía que había jornada pocas horas después. En resumen, que he desperdiciado seis cambios muy ricos.

Una de las comidas de Navidad de este año fue la del SuperManager. Y tengo que decir que el Karma de debe haber castigado. Todo el año esperando este día, para no poder disfrutarla. El jueves anterior actué en Badajoz con fiebre. El viernes, inconsciente de mi, salí a dar una vuelta. El sábado estaba totalmente afónico. Un mal menor si tu trabajo no es ser monologuista y tienes que actuar el domingo. Así que fui, comí y me retiré a mi casa con el rabo entre las piernas. Esta es una frase que Joey Dorsey no podría decir nunca.

Pero el poco tiempo que estuve pude hacer una venganza que llevaba pensada de casa. Hacernos una foto todos juntos. Colocarme estratégicamente detrás del capullo de la Liga Privada y colocarle unos bonitos cuernos para que toda la gente de ACB.com y todos los que tenemos un capullo en nuestras Ligas privadas podamos reírnos bien fuerte por dentro.

El equipo con el que he afrontado estas dos jornadas ha sido este:

Sergio Rodríguez, Guillem Vives, Raúl López
Sato, Rudy, San M, Robinson
Tavares, Sekulic, Doellman, Mirotic

He de decir que la Liga Privada está emocionante. Por arriba El Chinche y El Capullo están con 1948 y 1939 puntos. Los cinco primeros equipos están en cincuenta puntos, como la Premier League de este año. Yo voy el primero de los mortales, con 1856 y 1855 puntos en mis dos equipos, sexto y séptimo. He de decir que si hubiera hecho los cambios tendría mínimo 30 o 35 puntos más.

Para terminar mi última entrada de 2013 os voy a contar algo gracioso. El sábado 28 estuve actuando en Móstoles. Y al bajar del escenario me vino un tipo a hablar. Yo no soy el típico cómico al que le vienen bellas mozas a ofrecer placer. Se me acercan maromos. Pensando que me iba a felicitar o pedir una foto le sonreí y el tío me dijo: “Eres un mierda en el SuperManager”. Y se fue. Así, así de maravilloso es este juego.