ACBBlogs
19/02/2014
Primera entrada de la segunda vuelta en uno de los años más locos del Supermanager. Para empezar os contaré las gañanadas que he hecho estas semanas. Con la Copa del Rey de por medio pensé (quien no lo ha heho…) tengo dos semanas para hacer los cambios. Ya los haré… Pues muy bien, los hice a última hora con el móvil en una estación de servicio perdida entre Córdoba y Madrid y con menos cobertura que el armario de Ricky Martin. Resumen… Se acabó el tiempo y en dos de mis equipos iba con Sekulic. Menos mal que si pude salvar el equipo del blog.

Segunda gañanada. Finalaza de Copa del Rey. Como muchos de vosotros sabréis soy muy madridista, aunque no de los que se ciegan y no son objetivos (para mí y hasta que se retire, Juan Carlos Navarro es el mejor jugador de la ACB). Pero ese día estaba muy crecido. El caso es que una amiga especial me llamó para quedar con ella y otra pareja para tomar algo. Pensé que podría ver la final en un bar. Iluso de mí…
 
Me llevaron a una coctelería de modernos en el que la tipa del bar se negó a poner el baloncesto (“aquí no ponemos salvajadas de esas”, me dijo la muy *******). Me encontraba tomando un gintonic con más cosas dentro que un cocido y a un precio de esos que cuando lo pagas te sientes más tonto que cuando pagas 8 euros por unos nachos. ¡Los nachos son doritos con ketchúp! Pero estaba tranquilo, convencido de que el Real Madrid ganaría de 20.
 
Pues no. Mi móvil ardiendo. Mensajes de mis amigos: “La mejor final en 20 años”, “partidazo”, “el barça sigue vivo”… Me perdí la canasta más emocionante de mi equipo desde el triple de Don Alberto Herreros. Y todo por intentar quedar bien con una muchacha. Sí, soy un calzonazos. Sí, soy un pagafantas. Y sí, al menos ganó el Madrid.

Tercera gañanada. Fue la jornada antes de la Copa del Rey. Mis amigos fueron a ver en directo un partido del Fuenlabrada. Fue el que jugaron ante el Murcia. Como estaba muy cansado (acabo de cumplir 30 años aunque mi atractivo físico haga parecer que tengo 18) decidí no ir. Pues bien, el maldito Chinche y el capullo Samu llenaron sus equipos de jugadores del Fuenlabrada. Resumen: Panko 32 y Feldeine 25..

El equipo con el que afronto esta jornada es este:

Chacho, Satoransky, Uriz
Mumbrú, Rudy, Van Lacke, Kirksay
Muscala, Panko, Nocioni, Mirotic


Meto a Van Lacke por ser uno de los jugadores que más me han gustado. Siempre fue un clásico en mis equipos y me cae especialmente bien.

Muchos de vosotros me seguís en Twitter y habréis visto que no he comentado nada sobre el fichaje de Lamar Odom por el Baskonia. Tiene una explicación muy sencilla. Aún estoy flipando. Suena a broma del día de los inocentes. También digo una cosa. Lamar es conocido porque le gusta mucho salir a tomar algo. Pues en Vitoria con el Txacoli y los pintxos va a disfrutar como un enano...