ACBBlogs

¿Existe una fórmula matemática para ganar el Supermanager? Puede ser que sí, pero mi experiencia me dice que no. Os contaré la historia. Ocurrió hace unas temporadas, en el primer curso que mi amigo El Chivo jugaba a este amado y odiado juego. No recuerdo exactamente el año, pero era sobre 2008.

 

Andrés estudiaba económicas en la URJC. Le conozco desde críos, cuando íbamos juntos al colegio. El tipo es una máquina con los números y pensó idear esa fórmula matemática. Pero no lo hizo solo. Pidió ayuda a varios profesores, lo habló con compañeros y durante unas semanas le dedicó mucho tiempo, hasta que llegó a un resultado. Con el consiguiente aburrimiento que fue el tener que escucharle. Se puso muy muy muy plasta con sus numeritos.

 

¿Qué pasó? Su temporada estaba siendo más que discreta. A partir de ese momento (fin de la primera vuelta) en la que empezó a usar criterios matemáticos, su temporada se fue por la borda. Empezó a caer y caer hasta niveles absolutamente ridículos. Lo cual es bueno para los demás ya que las risas fueron bastante grandes.

 

Andrés es el tipo que os conté que ahora vive en Australia. En Navidad viene un par de semanas a España y podremos celebrar por fin “La Cena del Supermanager” de este año. Creo que la haremos en Fuenlabrada un 27 de diciembre. Así de glamourosos somos nosotros: empanadillas, tortilla, cerveza y baloncesto. Es curioso seguir la liga desde tan lejos, pero gracias a la web de ACB puede ver casi todos los partidos. De hecho hay veces que hablamos por teléfono una hora: 10 minutos de cómo estamos, 5 minutos de chicas y 45 del Supermanager. Como podréis imaginar en la cena hay de todo, pero la ausencia de féminas es desoladora.

 

Cada uno hace los cambios a su manera. Estadísticas, instinto y azar. Yo tengo mis propias reglas, como intentar poner a los que juegan contra su ex equipo de la temporada anterior. Pero sobre todo tengo una: la regla del rencor. Y esta semana me ha pasado. Meto a Jaime Fernández y se casca un -5. Bien, pues el bueno de Jaime no va a volver a mis equipos en toda la temporada. De hecho, y no tengo nada en contra suya, pero no he vuelto a fichar a Berni Rodríguez desde que me hizo un - muchísimo, lo vendí y se cascó un 30 y le volví a fichar y se hizo un -11.

 

Esta semana mis cambios han sido bastante irritantes. Quité a Uriz y Pleiss por Jaime Fernandez y Lampe… De ahí que este juego tenga esa mezcla entre amor y odio. Lo que me ha hecho ir muy mal en la Liga Privada. Es más voy en el puesto 20 de bróker. Lo cual es más ridículo teniendo en cuenta que son 20 equipos. El Chinche ya me saca casi un millón. Le conozco y seguro que ya ha podido meter a Mirotic…

 

¡No tener bróker es un drama! Arrastrar un millón menos es ir con un jugón menos que los demás. Me voy a tirar toda la temporada deseando que haya fichajes nuevos de los que dan pasta cuando ya los demás han estabilizado sus precios. Quitando aquel año que jugaron equipos impares y siempre descansaba uno y podías currarte hacer un montón de cambios. ¡Señores de ACB a los que escriben los blogs deberían darle un millón extra!

 

Mi objetivo es empezar a arreglar el bróker cuanto antes. Ya sé que no voy a poder estar arriba esta temporada por este inicio tan paquetil… Pero al menos poder solucionarlo. Vendo a Jaime Fernández desde el rencor y meto a Vives, me quito a Joan Sastre para meter a Salva Arco y me veo obligado a meter a Larsen debido a mi pobreza. Me queda un equipo en el que todos deberían subir un 15% a excepción de Lampe. A Shermadini le queda una subida, así que la semana que viene liberaré casi 1.200.000 para poder mejorar en algún puesto.

 

La buena noticia es que dos jugadores que ya tenía y que pensaba que me iban a dar problemas se han puesto en modo darme dineritos: Carroll y Caner-Medley. El equipo de esta semana queda así:

Sergio Rodríguez, Guillem Vives, Raulzinho Neto

Jayce Carroll, Salva Arco, Zoran Dragic, Nicolas Richotti

Giorgi Shermadini, Nik Caner-Medley, Rasmus Larsen, Maciej Lampe