ACBBlogs
06/12/2008
Gershon
Gershon tiene que fabricar un presente

No puedo dejar pasar el retorno de Pini Gershon al Maccabi sin dedicarle unas líneas en este blog, del que ya es un tema recurrente.

 

Tras el fracasado experimento -nadie tuvo confianza en él- de poner a Efi Birenbaum en el banquillo amarillo, los de Tel Aviv han decidido mirar al pasado, añorar más que nunca el "viejo" Maccabi de hace tres años e intentar volver a él.

 

Para empezar han traído a la piedra angular, Pini Gershon. El entrenador regresa así a la que fue su casa, al lugar donde es comprendido, al único entorno en el que puede triunfar un técnico tan excéntrico como él.

 

Moni Fanan y Simon Mizrahi saben bien de lo que es capaz, y saben dar libertad a su talento para que este pueda desarrollarse. Gershon se fue pensando que en Grecia podría encontrar algo parecido, pero ni siquiera en el loco Pireo supieron comprenderlo.

 

En aquel brillante Maccabi de Saras, Parker, Baston, Vujcic... el arquitecto fue David Blatt. Gershon funciona mejor si se apoya en un director técnico eficiente y capaz de darle mimbres para hacer los mejores cestos.

 

Ahora han traído a un clásico del Basket israeí: Sharon Drucker, que será el encargado de pescar jugadores talentosos tras finalizar su vinculación con el Oostende.

 

El primer jugador fichado ha sido Elton Brown, que reemplazará al díscolo Rodney White -que no contaba para Birenbaum y al que Gershon dio una oportunidad de 10 minutos saldada con un -6 de valoración-.

 

La segunda captura podría ser Mire Chatman, que fue rescindido por el Besiktas hace un mes debido a los problemas económicos de la sorpresa turca de la pasada temporada.

 

Mientras tanto, la prensa israelí sueña. Han surgido nombres por el que los amarillos podrían haber preguntado. Baston, Parker... ¿operación "Retorno a Europa II"? De momento, parece que estos sueños quedarán en lo que son.

 

Ahora el esfuerzo debe ser importante para dejar de vivir en el complaciente pasado y basarse en él para resurgir.