ACBBlogs
06/03/2009
Pecile
El presidente del Breogán y Pecile, el día de la presentación (Foto: Leche Río Breogán)

Es un tipo especial. Y un jugador especial, claro. En este espacio, aquí al lado, se le conoce bien. Es uno de los "bloggers" más aplaudidos de ACB.com y ahora se ha venido conmigo a la LEB. Es Andrea "Sunshine" Pecile, fichado por el Leche Río Breogán en lo que ha sido, sin duda, la incorporación más llamativa en la competición antes del cierre del mercado.

 

A Pecile cuesta trabajo presentarle, tanto en lo que se refiere a su juego como a su personalidad. Pocas veces un profesional del baloncesto muestra tanto ingenio y tanta creatividad en su vida fuera de las canchas: los disfraces, los "perfomances", los "montajes", la forma de contarlo, de vivirlo... "Stai sereno... sempre". Toda una filosofía de vida que la lleva también a la cancha, donde es explosivo, descarado, letal si tiene el día. Todo un líder que no ha "casado" con Pedro Martínez en el Cajasol y que ahora tiene una tremenda reválida un escalón por debajo.

 

Para la LEB Oro es un impacto, claro. ¿Cuántos subcampeones olímpicos tiene la categoría? ¿Cuántos tipos que han estado entre los mejores anotadores de la ACB en los últimos años? Eso sí, no hay que olvidar que la primera vez que pisó una cancha española fue como jugador de esta misma competición, en la 2003-04, con "su" Granada, donde mejor ha rendido.

 

España le hizo jugador, porque hasta entonces no había destacado especialmente en su país. Fue clave en el regreso de los granadinos a la máxima competición y después se ha mantenido como un jugador cotizadísimo, de los que ganan partidos. Con esa esperanza ha hecho el esfuerzo el Breogán, consciente de que para coger el tren de la ACB se necesita gente como él. Aunque la temporada de los lucenses está siendo de notable, seguro que a Paco García se le ha venido a la cabeza la última fase final de Cáceres, cuando nadie cogió la bola en los momentos calientes ante el Bruesa GBC.

 

Precisamente parece que ésa es el auténtico objetivo del súper fichaje de Pecile. La ventaja del Lucentum Alicante (tres victorias) parece difícil de borrar en lo que queda de liga regular, siempre y cuando los de Óscar Quintana no se peguen un tiro en el pie (algo similar a lo que está haciendo en las últimas semanas el desconcertante Melilla). El italiano jugará de escolta, aunque también puede hacerlo de base, pero ahí están bien dotados en Lugo con Dani López y Nacho Ordin, con el que por cierto ya formó "dupla" en Granada.

 

El impacto de este fichaje empezará a comprobarse desde mañana mismo en el partido ante el Tenerife. De momento, ahí van unas cuantas perlas: "Llego con toda la humildad para ayudar al equipo a conseguir el objetivo del club. Vengo a ayudar. Tengo mucha confianza en mi juego y quiero ganarme la de mis compañeros en la pista"; "un proyecto entusiasmante de toda una ciudad que quiere regresar a ACB. Se trata del proyecto más estimulante que me ofrecieron y estoy muy motivado. Toda la energía que he guardado en las últimas semanas sin jugar las dedicaré a ayudar al equipo".

 

Stai sereno sempre, Andrea. Y vete buscándole a la frasecita una traducción al gallego.

 

PD: Y dentro de un par de meses, Cáceres 2016-Leche Río Breogán. ¿Por el precio de la entrada para el partido también se podrá ver un concierto?

04/02/2009
Clark
Daniel Clarke, en su presentación (Foto: Leche Río Breogán)

Quedan tres semanas para que se cierre el mercado (a partir del 28 de febrero no se podrá fichar absolutamente a nadie, repito, a nadie) y en los despachos de los clubs de las LEBs los teléfonos y los reproductores de DVD echan humo. Aunque muchos no lo digan públicamente, todos (o al menos los que puedan pagárselo) buscan esa pieza que ajuste la maquinaria de su equipo, la que le haga subir un escalón en el rendimiento para asegurarse el objetivo: subir directamente, meterse en playoff, la permanencia...

 

No es fácil. Ya se sabe, hay que conseguir lo de las tres "bes", sobre todo, y tal como se está poniendo también el patio baloncestístico con lo de la crisis, la de "barato". Muchos miran a ligas europeas de menor prestigio porque a muchos jugadores les interesa salir y España es un buen escaparate para apurar estos últimos meses de temporada. Otra cosa es la traslación de todo esto: uno puede ser una estrella en Austria o en Bielorrusia y luego llegar aquí y no destacar, aunque hay gloriosas excepciones, claro.

 

¿Quién se está moviendo bien? Es una especie de "dejá vú" (o como se escriba, carallo) lo de Daniel Clark con el Leche Río Breogán. El inglés es el clásico proyecto camino de convertirse en eterno, porque hay una extraña divergencia entre la calidad de sus habilidades y el poco tiempo de juego que está teniendo en el Estudiantes. Ya hace un año se fue a estas alturas a acabar la temporada en Lugo (siendo importante para jugar la fase final por el ascenso) y ahora vuelve a pasar lo mismo. Aún es muy joven y quizás sea de los que necesita un añito entero LEB para crecer definitivamente. Yo le intentaría vacunar contra cierta alergia a los productos de Tintalux, Bruguer... Es lo que le falta.

 

Otro que quiere darle un giro a la situación es el Plus Pujol Lleida. Sus "sinergias" con la cercana Zaragoza han propiciado un doble movimiento que podría tener continuidad: sí, hará daño la salida de Quim Colom traigan a quien traigan para reforzar el puesto de base, pero la llegada de Ondrej Starosta refuerza aún más un juego interior ya de por sí muy físico. El checo de 2,15 no ha podido triunfar en ACB estos últimos meses, pero en LEB Oro se confirmó como un jugador dominador la pasada campaña, siendo instrumental en el ascenso del CAI.

 

El Valladolid no quiere quedarse atrás y Porfi Fisac ha afinado en el fichaje de Dan Grunfeld, cuyo pasaporte rumano es un valor añadido. La temporada pasada promedió 15 puntos por partido en Gandía con un excelso 55% en triples. Sin duda, el "killer" exterior que faltaba en Pucela, aunque tendrá que ganarse el sitio aún (solo seis minutos en su debut). En la misma línea desembarca Ricky Woods (ex Alerta Cantabria) en Burgos. Y es que parece que los equipos quieren jugadores que conozcan la liga, aunque sea durante unas semanas, como ha pasado con el Cáceres 2016 y el joven tirador lituano Mantas Ruikis, que empezó la temporada en Valladolid y que ocupa el sitio de Mike English.

 

Por abajo también hay lío. La última apuesta del convulso Gandía es Mike Higgins, el trotamundos que se ha convertido en todo un clásico en la categoría a sus 41 años. Este año hasta se ha permitido el lujo de jugar unos minutillos en la ACB con el Granada. Jorge Jiménez, Zach Morley, Howard Brown... Parece que no quieren perder el tren de la permanencia, no. Lo mismo que el Beirasar Rosalía, que con dos victorias consecutivas también sueña con pillar a un Illescas que también se está recomponiendo por sus dificultades económicas.

 

En LEB Plata no son ajenos a todo esto. De hecho, se producen trasvases desde Oro como el de Javi Vega, del León, al Qalat Cajasol, un buen sitio donde pueda desarrollarse jugando minutos. También choca algo la llegada de Iván García (CAI) al Lobe Huesca. El chico tiene un talento físico envidiable.

 

Estas tres semanas van a ser intensas para las secretarías técnicas y los agentes, sí. Buena parte del éxito o fracaso de la temporada estará en escoger bien, apuntar con tino y combinar bien riesgo y seguridad.

 

Enlace_triplecopa

Fin de semana de copas en las competiciones LEB. La Federación Española ha decidido algunos cambios y se espera que sean para bien a la vista de que el anterior formato languidecía un poco en cuanto a asistencia de público. Duro fue ver cómo a Zaragoza asistía muy poca gente hace un año. Ahora, los tres títulos (la Copa Príncipe de Asturias en LEB Oro; la Copa LEB Plata y la Copa LEB Bronce) se decidirán el mismo fin de semana y a partido único entre los dos primeros de las respectivas primeras vueltas de las tres competiciones, jugándose en casa del primero. Otra novedad sustancial e importante de cara al futuro es que habrá sobre la mesa algo más que el título: el que venza, se asegurará el segundo puesto al final de la liga regular en caso de terminar en puestos de "playoff".

 

¿Qué os parece? Yo opino que en general, está bien pensado porque en los últimos años se habían visto las copas como un "accidente" en el calendario y ganarlas tampoco suponía un prestigio grande para equipos que estaban más bien centrados en lograr el ascenso. Sin embargo, hay algo de "arma de doble filo" la cuestión del segundo puesto, aunque veo que es difícil que estos equipos se vayan a relajar en la recta final de la segunda vuelta porque seguramente estarán luchando por el primer puesto que supone subir directamente. Eso sí: si alguno de los tres campeones que salgan tiene una mala segunda vuelta, puede que esos últimos partidos le sirvan para relajarse y posicionarse de cara al "playoff" previo a la fase final con sede única (ahí el formato no ha cambiado).

 

También jugar a partido único es buena idea y, sobre todo, unificarlo todo en un fin de semana, porque resultaba algo desconcertante que los tres torneos se fuesen turnando consecutivamente. Otros "ganadores" de los torneos coperos son precisamente los que no los juegan, ya que han tenido una valiosa semana de descanso para preparar la segunda vuelta y, en algunos casos, recomponer sus plantillas, aunque eso ya lo analizaremos la semana que viene.

 

Supongo que donde más ilusión tienen por este evento es en Tíjola, una localidad de apenas 4.000 habitantes encuadrada en el Valle del Almanzora, en Almería. El Promobys fue el mejor de la primera vuelta en la LEB Bronce e intentará prolongar su momento de gracia en casa ante el Alerta Cantabria esta noche a las 21.00 horas. Es el mejor equipo ofensivo de la competición (88,1) y su hombre clave es Jermaine Turner (15,6 puntos y 8,9 rebotes). Tendrá enfrente a un histórico con recorrido ACB y jugadores acostumbrados a superiores categorías, como Salva Camps y Txomin López. Ya veremos qué depara el duelo de banquillos entre un Antonio Herrero que quiere abrirse camino y el dicharachero Quino Salvo, otro con un amplio currículum.

 

El sábado a las 19.00 horas, momento para la Copa LEB Plata. Palencia repite sede y en el Faymasa esperan que el disgusto de la temporada pasada, cuando fue el Vic el que se llevó el título, no reaparezca. La situación ha cambiado mucho en estos doce meses y ése es un motivo de esperanza para los de Natxo Lezkano, que entonces eran un equipo de la zona baja de la LEB Plata y pensaban más bien en amarrar la permanencia. Ahora son favoritos: han dominado la competición casi desde el inicio y llegan después de frenar al emergente Plasencia. Stevie Johnson (18,2 puntos y 8,7 rebotes) domina los tableros bien apoyado por McNaughton y Kim Adams, Carles Bravo es un tirador efectivo y en la dirección se reparten bien los papeles el pegajoso Ricardo Busciglio y el imaginativo Sergio Alonso. Su rival, el Torrons Vicens  L'Hospitalet, llega más de puntillas, intentando readaptarse a la liga tras bajar hace unos meses. Quizás en eso resida su poder. Además, Mateo Rubio, su entrenador, es de los que prepara cada mínimo detalle de cada partido y confía en lo que seguramente sea una plantilla con menos estrellas que su oponente, aunque más compacta. Estadísticamente destacan los puntos de James Holmes (16,5), los rebotes de Jeff Palmer (6,6) y las asistencias del inteligentísimo Xavi Ventura (2,1), que vuelve por sus fueros después de que las lesiones le torturasen durante demasiado tiempo. Ah, y tienen a Martí Nualart, que el año pasado ganó la Copa LEB Plata con el Vic.

 

El ciclo copero se cierra el domingo a las 17.00 horas en el Centro de Tecnificación de Alicante con la Príncipe de Asturias, un torneo que en los 80 disputaban los equipos de la ACB (hubo cuatro ediciones, tres ganadas por el Joventut y una por el Barça) y que desde 1996 se juegan los de LEB. El Lucentum (ganador en 2002) y el Melilla (en 1999 y 2001) juegan posiblemente el mejor partido posible hoy por hoy en la LEB Oro, un auténtico "banco de pruebas" de cara a saber quién tiene más posibilidades de llevarse el ascenso directo al paraíso ACB. Como en los otros dos encuentros, tiene ventaja el de casa por el hecho de serlo y también haber demostrado ajustada superioridad en la primera vuelta liguera, pero no hay que fiarse, claro. Diría que hasta el Melilla tiene más "hambre" y apostaría porque esta semana Paco Olmos les ha puesto a sus jugadores el vídeo del 16 de noviembre del pasado año, cuando el Lucentum les pasó literalmente por encima (104-75). Si después de aquella humillación los Ciorciari, Fergerson, Hector García, Waleskowski, Caio Torres, Cuthbert Victor, Southall y compañía no salen a morderle los tobillos a sus rivales, va a faltar poco. Oscar Quintana les habrá dicho a sus chicos que ellos a lo suyo: a repartir democráticamente la bola, a ayudarse muchísimo en defensa, a pasar por el banquillo cada pocos minutos con humildad... Todo lo que les ha dado el liderato en la LEB Oro y todo lo que les sitúa como máximos candidatos a volver con los mejores dentro de unos mesecitos. Pero para eso queda mucho. Antes hay que irse de copas.

La primera vuelta acabó en la LEB Oro y es momento de hacer balances y poner notas, como en el colegio. Aprovecho y también incluyo en el análisis a los equipos de LEB Plata y LEB Bronce que ya están inmersos en la segunda porque son menos.  

 

SOBRESALIENTE

 

Lucentum Alicante (14-3, 1º en LEB Oro). Un reparto casi fanático del protagonismo ha sido su llave para mandar en una competición tan exigente. Máximo favorito al ascenso.

 

Melilla (13-4, 2º en LEB Oro). Su pobladísimo juego interior y la batuta de Ciorciari han sido claves para que en la ciudad autónoma se froten las manos y los ojos.

 

Faymasa Palencia (13-4, 1º en LEB Plata). Como se preveía, es la mejor plantilla de la categoría, con un banquillo profundo y Stevie Johnson a lo suyo.

 

Plasencia Extremadura (12-5, 2º en LEB Plata). Las bajas (Jonathan Barceló, Edward Santana) no dañan a un equipo con carácter y al que le encanta ganar de paliza.

 

Torrons Vicens L'Hospitalet (12-5, 3º en LEB Plata). Se muestra muy solvente y jugará la final de la Copa LEB Plata ante el Palencia gracias al "basket average".

 

Promobys Valle del Almanzora (11-4, 1º en LEB Bronce). Una fuerza multinacional que está sorprendiendo a muchos tomando el relevo del baloncesto almeriense.

 

Alerta Cantabria (11-4, 2º en LEB Bronce). Quino Salvo ha afrontado algún que otro partido con seis jugadores. Gran Echols y, como se esperaba, atinado Camps.

 

Villa de Valdemoro (10-5, 4º en LEB Bronce). Un grupo de chicos de Madrid, apoyado por un americano que no se las juega todas (Anthony Williams) está dando muchas sorpresas.

 

NOTABLE

 

Tenerife Rural (12-5, 3º en LEB Oro). No parece haber "síndrome post-Barbour". Que la pelota circule un poco más lo han agradecido los jugadores con cuatro victorias seguidas.

 

Leche Río Breogán (12-5, 4º en LEB Oro). Nueve victorias en los últimos diez encuentros, con Brian Cusworth y Dani López presentando candidaturas ACB.

 

Valladolid (12-5, 5º en LEB Oro). El mensaje de Porfirio Fisac va llegando a una ciudad demasiado acostumbrada a estar más arriba. Robert Battle, dominador.

 

Gestibérica Ciudad de Vigo (11-6, 4º en LEB Plata). Tres partidos perdidos al inicio levantaron malas sospechas. Ahora se ve un equipo con talento y carne de "playoff".

 

WTC Alameda Park Cornellá (10-7, 5º en LEB Plata). Es una delicia ver jugar a Mamadou Samb y Nihad Dedovich, pero también al incombustible Brett Beeson.

 

Caja Rioja (10-7, 6º en LEB Plata). Quizás se esperaba un poquito más de un equipo tan rodado en esta competición. Será peligroso en los "playoffs" si los asegura.

 

HNV Duar Navarra (10-7, 7º en LEB Plata). Una de las grandes sorpresas de la competición. Con un presupuesto bajo consigue grandes resultados.

 

AD Molina (10-5, 3º en LEB Bronce). Como la temporada pasada, en la localidad murciana se toman muy en serio el baloncesto. Ausina, el mejor nacional de la liga.

 

Huelva (9-6, 5º en LEB Bronce). En un año complicado, los onubenses se están adaptando bien y se posicionan de cara al momento decisivo con inteligencia.

 

Matchmind Carrefour El Bulevar Ávila (9-6, 6º en LEB Bronce). Drake Bouldin es probablemente el mejor de la categoría. Y Paul Williams impone ahí abajo. Son peligrosos.

 

BIEN

 

Ford Burgos (10-7, 6º en LEB Oro). Los problemas con las lesiones no han sido impedimento para prolongar la buena segunda vuelta de la temporada pasada.

 

Grupo Begar León (9-8, 7º en LEB Oro). Los leoneses funcionaban mejor al principio. Han perdido cuatro de los últimos cinco encuentros. Deben recuperar la confianza ya.

 

Clínicas Rincón (9-8, 8º en LEB Oro). El mejor de los nuevos en la categoría, multiplica los motivos para estar felices: gana, divierte y apuntala jóvenes valores para Unicaja.

 

Plus Pujol Lleida (9-8, 9º en LEB Oro). Ahora mismo marca la frontera de los "playoffs". Curiosamente, su juego alegre y ofensivo baja enteros en su pabellón.

 

Vic (8-9, 10º en LEB Oro). Estupendo el equipo catalán, que con mimbres modestos ha conseguido prácticamente la permanencia a no ser que se produzca una catástrofe.

 

Los Barrios (8-9, 11º en LEB Oro). Uno se pregunta qué sería de este equipo con un segundo extracomunitario competitivo, aunque, ¿para qué lo quieren teniendo a Guillén?

 

Tarragona 2017 (9-8, 8º en LEB Plata). El equipo de Juan Pablo Márquez es capaz de lo mejor (ganarle bien al Palencia) y de lo peor (caer por 20 ante el Cajasol). Intrigante.

 

Canasta Unibasket Jerez (8-9, 10º en LEB Plata). De nuevo con enormes dificultades el proyecto del baloncesto jerezano va saliendo adelante. Se intuye un vestuario fuerte.

 

Balneario Archena (8-7, 7º en LEB Bronce). Es probable que en Archena estén acostumbrados a mejores resultados, pero lo importante será estar bien en "playoffs".

 

Fundación Adepal Alcázar (8-7, 8º en LEB Bronce). "Viejos rockeros" como Alexis Montas, Bárcenas, Monclova y Javi Mesa siguen jugando bien a esto. Oficio puro.

 

ADT Tarragona (8-7, 9º en LEB Bronce). De una pésima temporada pasada a una actual en la que no pasarán problemas para salvarse. Buen hallazgo Chris Montelaro.

 

Rayet Guadalajara (7-8, 10º en LEB Bronce). Probablemente por debajo de las expectativas, pero todos son conscientes de que lucharán por lo máximo al final.

 

APROBADO

 

Cáceres 2016 (7-10, 12º en LEB Oro). Las cuatro últimas derrotas han afeado el balance de un equipo por explotar del todo en el que Wayne Simien está impresionando.

 

La Palma (7-10, 13º en LEB Oro). Seis partidos seguidos mediada la primera vuelta hicieron temer males mayores. Ahora el equipo está más serio y se agarra a Miraflores.

 

La Laguna (7-10, 14º en LEB Oro). Mala dinámica para un club que tiene el "peso" de que hace unos meses jugó el "playoff". Muchos problemas físicos han condicionado.

 

Basquet Mallorca (7-10, 15º en LEB Oro). No está mal cuando a simple vista era una plantilla sin demasiados nombres contrastados. Jason Blair es un seguro de vida.

 

Illescas Urban (5-12, 16º en LEB Oro). El club de las categorías inferiores que más nota la "crisis del ladrillo". Los jugadores, en un gesto de profesionalidad, aguantan.

 

Ourense Grupo Juanes (8-9, 9º en LEB Plata). La destitución de Dani García se anuncia inminente. Y es que de una franquicia como la gallega espera mucho más.

 

Lobe Huesca (6-11, 11º en LEB Plata). Un caso similar, aunque las dificultades con las que el club salió esta temporada son en algo excusa. Wolfram no es suficiente.

 

Viopisa Gijón (6-11, 12º en LEB Plata). Tres cuartos de lo mismo. Debe resultar complicado haber estado en la ACB y ahora ver lejos los "playoffs" de LEB Plata.

 

Cajasur Córdoba 2016 (6-11, 13º en LEB Plata). No es mal balance para un equipo que acaba de anunciar un fichaje pintoresco: Nate Higgs, 38 años, campeón de mates ACB 2000.

 

Leyma Coruña (6-11, 14º en LEB Plata). Fiables en casa, desasastrosos cuando hay que coger el autobús. El objetivo de la permanencia está enfilado, pero hay que apretar, eh.

 

Navalcarnero (6-9, 11º en LEB Bronce). Su apuesta era bastante parecida a la del Valdemoro, pero no ha salido tan bien. Bastante tendrán con salvarse.

 

Alaior Menorcarentals.com Coinga (5-10, 12º en LEB Bronce). Le salva del suspenso el hecho de que hace un año a estas alturas estaba mucho peor situado.

 

FEVE Oviedo (5-10, 13º en LEB Bronce). Desde el principio sabían que sufrirían hasta el final y ahí siguen, quizás esperando un refuerzo que le dé solidez al conjunto.

 

 

SUSPENSO

 

Beirasar Rosalía (2-15, 17º en LEB Oro). Lamentable primera vuelta con 12 derrotas seguidas. Ganarle a Los Barrios el viernes pasado da algo de esperanza, pero...

 

Gandía (2-15, 18º en LEB Oro). Otra pena de planificación. Ya ha cambiado de entrenador y han llegado varios jugadores nuevos, pero sin mucho resultado.

 

Prat Joventut (5-12, 15º en LEB Plata). Ultimamente ha mejorado, pero aún no ha conseguido ganar fuera. Les encantaría que Pere Tomás no le fuera tan útil a Sito Alonso.

 

Qalat Cajasol (4-13, 16º en LEB Plata). Otro equipo de jóvenes que no sabe lo que es vencer lejos de su pabellón. La mejor forma de coger experiencia es ganando.

 

Sant Josep Girona (5-10, 14º en LEB Bronce). Vale que es duro lo ocurrido en Girona el pasado verano, pero parece haber equipo para más. Middleton hizo 40 de valoración el último día.

 

Mérida Patrimonio de la Humanidad (4-11, 15º en LEB Bronce). Demasiado chico joven que no sabe cerrar los partidos. Pau del Tío y Mario García deben compensarlo.

 

Real Madrid (4-11, 16º en LEB Bronce). Más jóvenes que tienen que mejorar. El viernes ganaron a Mérida con una canasta en el último segundo de Mirotic... bajo el aro.

¡Exclusiva! He interceptado las cartas que han enviado a los Reyes Magos los 18 equipos de la LEB Oro. Antes de volver a meterlas al buzón, y mientras me multiplico siguiendo la jornada de la ACB y las LEBs, os relato lo que cuentan un poco por encima cada una de ellas.

 

La del Lucentum Alicante pide el ascenso, así de claros son allí con sus majestades. Una ciudad y un club así no puede estar sin ACB más de dos años seguidos, así es que... Quizás Oscar Quintana se haya metido un poco en la redacción de la carta y haya querido añadir algún hombre más a la rotación, pero no puedo confirmarlo. Y es que los entrenadores siempre quieren fichajes, siempre...

 

La del Melilla va un poco más allá. Y, aparte del ascenso, querría también reformas en su pabellón y en su estructura como club para poder afrontar el reto de la ACB. Saben que son una entidad hecha a la medida de la LEB, pero que tendría que crecer mucho para poder asumir el reto de la máxima categoría. Ganas tienen, eh.

 

El Leche Río Breogán quiere que Brian Cusworth no vuelva a lesionársele, como ocurrió al principio de temporada. Como demuestran los resultados, el equipo es absolutamente otro con él en pista, un jugador de una presencia aparentemente sorda pero que domina los partidos con su mezcla de envergadura y calidad.

 

A ver la del Valladolid... Sí, bueno, piden básicamente poder disfrutar de la LEB Oro como la categoría interesante que sin duda es. Ya se sabe que los que bajan de la ACB después de muchos años en lo más alto les cuesta adaptarse al nuevo traje, que tiene mucho más brillo cuando te acostumbras a él.

 

El Tenerife Rural quiere olvidar a Antwain Barbour. Ya empezó a hacerlo en el último partido del año, venciendo a domicilio al León, y el fichaje de Pat Carroll va un poco por ahí: es un jugador diametralmente opuesto que aportará otras cosas y que, si bien seguramente no anotará tanto, sí moverá un poco más la bola.

 

El Grupo Begar León quizás también necesite algún jugador más para poder mirar con mayor confianza la segunda vuelta de la liga regular y el momento decisivo. Los Reyes Magos ya saben que tienen de plazo hasta el 28 de febrero. Después de ese momento no se podrá hacer fichajes bajo ningún concepto.

 

El Plus Pujol Lleida ha pedido regularidad, no ser un equipo diferente en cada partido, que su peculiar carácter de Jeckyll y Hyde no le pase tanta factura y le permita asentarse en las posiciones de "playoffs".  Para ello, sus florecientes jóvenes deben madurar a pasos agigantados, porque sus "relajaciones" se pagan caras en "playoffs".

 

Sobre el Ford Burgos, no hay más que recurrir al tópico para pedir su primer deseo, y es que esta corta plantilla necesita mucha salud para poder rendir a buen nivel en esta exigente categoría, además de algún jugador que pueda suplir los numerosos contratiempos que el equipo lleva arrastrando. Para los Reyes del nuevo año, y si todo va bien, el regalo será un nuevo pabellón, condición imprescindible para poder culminar futuros proyectos.

 

 

El Villa de Los Barrios quiere dinerito y buenos "scoutings" para volver a fichar a un segundo extracomunitario después de que decidiese que Campbell no continuaría. Pero ahí siguen los chicos de Moncho Fernández cogiendo ritmo y situados ya en una zona en la que se mueven bien, en el ecuador de la clasificación.

 

El Clínicas Rincón ha escrito pidiendo algo imposible: que el tiempo pase rápido por sus grandes promesas y se conviertan ya mismo en las estrellas que van a ser parece que seguro. El caso más claro es el de Paulao, pero se mencionan varios nombres más: Faverani, Rai López, Movilla, Chilinsky... El Unicaja también firma la carta.

El Cáceres 2016 lo que quiere es no tener más lesiones de consideración en lo que queda de competición. Es un deseo general, vale, pero que tiene más relevancia en un equipo que durante buena parte de la campaña ha perdido a José María Panadero y Adrian Moss, mermando así sus posibilidades.

 

El Ciudad de La Laguna es otro equipo de esos que luchan contra la realidad cuando se ponen a escribir a Melchor, Gaspar y Baltasar. ¿Qué te parece que ponen aquí que quieren que todos los partidos se jueguen en el Juan Ríos Tejera? Hombre, ya sabemos que fuera bajáis mucho, pero eso otro sería abusar... Subiríais seguro...

 

El Vic pide no perder el espíritu del Vic, un equipo modesto y conjuntado a más no poder que ofrece un rendimiento colectivo al límite de que puede dar. Saben perfectamente que ésa es la única llave para mantenerse en un lugar tranquilo, alejado de los puestos de abajo.

 

El Básquet Mallorca escribe la carta más bien pensando en el 2010 o el 2011. Con la temporada muy bien encarrilada para seguir en la categoría sin problemas, el basket de la isla mallorquina sueña con un gran proyecto que justifique la fusión entre el Inca y el Muro del pasado verano. ¿Qué mejor ejemplo que el vecino ViveMenorca?

 

El Illescas quiere oxígeno. Bombonas y bombonas de oxígeno en forma de billetes. Y es que los problemas económicos están apurando a un club que es todo un referente de las categorías federativas por su capacidad para subir y subir sin parar. Ahora que vienen tiempos duros es el momento de apretar los dientes y seguir luchando.

 

A La Palma casi le sale bien la carta que escribió hace un año, cuando pidió una gran reacción en la segunda vuelta liguera y la consiguió, aunque no llegó a certificar la permanencia. Esta vez solicitan algo parecido, aunque para ello tendrán que jugar mucho mejor de lo que lo están haciendo.

 

El Gandía Básquet tiene la salvación en el punto de mira con los cambios que lleva realizando durante las últimas semanas en su plantilla. Otra cosa es que la vaya a encontrar empaquetada y con papel de colores. Queda tiempo para rectificar, aunque hay un cierto hueco con el tercero con la cola de tres victorias.

 

El Beirasar Rosalía ya tiene sus "reyes" por anticipado: Kammron Taylor, un base-escolta con experiencia en España con L'Hospitalet, y  Kentrell Gransberry, un pívot a prueba que llega desde Alemania, son su "oro, incieso y mirra" o su "carbón", eso nunca se sabe. En juego tienen la permanencia.
Melilla
Plantilla del Melilla (clubmelillabaloncesto.es)

Melilla es LEB y LEB es Melilla. En trece años de historia de la competición en sus distintas denominaciones (bueno, no tan distintas: Liga LEB y Adecco LEB Oro) no ha faltado nunca a lista el equipo de la ciudad autónoma, todo un clásico si nos atenemos a este dato, que se prolonga en el tiempo porque también en el pasado fue un clásico de la entonces denominada Primera B. Pero este año hay una parte que quiere romper el idilio entre club y competición. Y es que los melillenses se están buscando una nueva novia con la que les hace mucha ilusión desposarse: la Liga ACB.

 

El fantástico inicio de temporada confirma los deseos del equipo de Paco Olmos, al que me imagino que no le gustarán “presiones” como que se escriba que los suyos son candidatos a subir. Pero… ¿cómo no hacerlo si ha ganado 10 de los 13 partidos disputados, tantos como el líder? ¿cómo no hacerlo si en su plantilla encuentras cinco pívots de primer nivel, algo que no sucede en ninguna otra de la liga? ¿cómo no hacerlo cuando hace un par de días le han metido una tunda importante al Grupo Begar León, otro de los “outsiders”?

 

Olmos sabe lo que es entrenar a un equipo con exigencia. En pocos sitios existe más que en Valencia y él la manejó bien mientras que le dejaron. Ahora ha construido un grupo lleno de talento y vitalidad, una buena mezcla entre calidad y atleticismo, con jugadores que se las saben todas. ¿Qué le vas a contar a Cuthbert Victor, el polivalente ala-pívot, que la temporada pasada fue clave en que subiese Zaragoza? ¿Y a Nacho Romero, medallista con España en el Europeo del 99? ¿Y a Héctor García, crecido y con protagonismo en el Real Madrid? ¿Y a Ciorciari, el típico base competitivo “canchero” argentino? Así hasta once tipos a los que parece habérseles metido entre ceja y ceja el ascenso, especilistas LEB tanto como el propio club. El único que no había pisado la segunda categoría del equipo había sido Caio Torres, el pívot brasileño que durante una buena época fue la gran esperanza del MMT Estudiantes.

 

¿Qué va a pasar? Muchos no se imaginan al Melilla en la ACB, pero la apuesta que se ha hecho por el baloncesto en la ciudad hay que tenerla en cuenta a la hora de hacer previsiones. Es impresionante que en trece años de LEB no se haya producido el típico cansancio de no ir para arriba ni para abajo, y sobre todo en los últimos. En realidad, la única vez en todo este tiempo en la que el club ha estado cerca de subir se remonta a la temporada 98-99, cuando el Breogán lo derrotó en el “playoff” de ascenso (3-1). Todo lo demás han sido puestos más bien discretos, exceptuando un quinto puesto en la 99-2000. A partir de entonces, séptimo, undécimo, décimo, duodécimo, decimoquinto, decimotercero y décimo la pasada campaña, cuando ya se empezaba a notar la mano de Olmos. Y eso que en todo este tiempo ha habido jugadores importantísimos allí, aunque no llegasen ya en su mejor momento. Se me ocurren dos: Rod Sellers y Dan Godfread. Seguro que a vosotros os salen más.

 

Lo que parece seguro es que el equipo seguirá luchando arriba, muy arriba, no sé si para lograr la plaza de ascenso directo al final de la liga regular o en los “playoffs” y posterior fase final con sede única. Por muy largo que sea un noviazgo, siempre hay peligro de que se rompa.

 

PD: Tranquila, cariño. Eso último no era un comentario autobiográfico.

Cusworth
Brian Cusworth, pívot del Leche Río Breogán (www.cbbreogán.com)

A punto de cumplirse un tercio de la liga regular, nada está tan claro como parecía hace dos semanas, cuando poníamos por las nubes al Lucentum Alicante. El equipo de Óscar Quintana ha perdido los dos últimos partidos, lo hace augurar emociones fuertes en la LEB Oro. Echemos un ojo al ranking liguero.

1. Lucentum Alicante (9-2). No es grave perder en la pista del Tenerife y una derrota en casa ante el hasta ahora "dormido" Valladolid también puede permitirse. Seguro que Quintana utilizará lo que ha ocurrido para estimular a sus jugadores y convencerles de que el ascenso directo no va a ser un camino de rosas.

 

2. Melilla (9-2). Colíderes mostrando un juego sin piedad alguna contra el adversario, aprovechando sus debilidades al máximo. La rotación de cinco pívots de primer nivel hace que no haya respuesta posible cuando el cansancio y/o las faltas se acumulan. Diego Ciorciari ha recuperado su mejor nivel y manda en el equipo con mano firme.

 

3. Tenerife Rural (8-3). La exhibición de Barbour hace unos días ante el Alicante (50 puntos en un épico partido con dos prórrogas) es solamente una confirmación de su dominio anotador en la categoría. Los de Rafa Sanz siguen carburando y cogiendo su personalidad. A estas alturas de la pasada temporada iban en la mitad de la tabla.

 

4. Grupo Begar León (7-4). Cumplieron en Santiago de Compostela exhibiendo su mejor virtud: un reparto muy "democrático" de los minutos y del protagonismo ofensivo. Aunque bajar de la ACB se hace duro los primeros meses (véase también Valladolid), el equipo está respondiendo bien y está atento al mercado de fichajes (Jaime Peterson llega por la lesión de Martín Leiva).

 

5. Valladolid (7-4). La victoria en Alicante confirma que este equipo es mucho más peligroso de lo que se pensaba después de que perdiese partidos inesperados ante Vic y Mallorca, por ejemplo. La irregularidad es la marca del vestuario de Porfirio Fisac, siempre muy pendiente de la producción en puntos de Van Lacke y de los rebotes de Robert Battle.

 

6. Ford Burgos (7-4). Parece un equipo de esos que solamente gana si juega a gusto, en partidos abiertos. La pareja argentina Diego García-Fernando LoGrippo causa pavor cuando está enchufada, lo mismo que Sinisa Sinanovic si se contiene en el capítulo de las faltas personales. No es extraño que no necesiten a Cameron Bennerman, que no continuará.

 

7. Leche Río Breogán (7-4). ¿El equipo más en forma de la competición? Sus cuatro victorias consecutivas indican que sí. Era raro que hace nada estuviesen 3-4, aunque todo se explica con el regreso del dominador Brian Cusworth a las pistas. Como suele pasar cuando Paco García se sienta en el banquillo, es un equipo que defiende de forma fanática.

 

8. Clínicas Rincón Anarquía (6-5). Hay un topicazo en el fútbol que es: "los filiales son imprevisibles. Lo mismo te dan un baño que los goleas con facilidad". Pues eso, ya va siendo hora de trasladarlo al baloncesto. El gran talento juvenil de los chicos de Paco Aurioles a veces juega pasadas extrañas: de perder en casa ante Gandía o La Laguna a ganar en Burgos o Lleida.

 

9. Plus Pujol Lleida (6-5). De los catalanes puede decirse casi lo mismo. Tiene mucha gente que no siempre da la respuesta adecuada en partidos en los que son teóricamente favoritos. Es curiosa su secuencia de resultados: dos victorias, tres derrotas, cuatro victorias y, de momento, dos derrotas. Se espera más de varios jugadores.

 

10. Ciudad de La Laguna (6-5). Se ve que es un equipo con oficio, que se conoce bien, y que sabe que su momento va a llegar para poder instalarse en la zona que le gusta. De momento, las lesiones le están dando problemas, pero se ha movido rápido para sustituir al decepcionante Darrell Harris por David Padgett, un 2,11 blanco que hizo la pretemporada con Miami Heat.

 

11. Cáceres 2016 (5-6). Con la ingente aportación de Wayne Simien y episódicas aportaciones del resto (un día Brown, otro Bellas, otro English...) está cerca del que debería ser su objetivo: entrar en los "playoffs". A pesar de que tiene jugadores experimentados, le está costando cogerle los "códigos" la categoría. Las lesiones (Panadero y Moss son baja) no ayudan.

 

12. Básquet Mallorca (5-6). De "10". Un equipo sin muchos nombres propios que está aguantando admirablemente el tirón y consiguiendo un puñado de victorias para asegurar la tranquilidad cuanto antes. Jason Blair está demostrando que, al menos estadísticamente, puede ser tan importante en la LEB Oro como en la LEB Bronce. Espectaculares los jóvenes también.

 

13. Vic (4-7). Siempre luchan hasta el final los partidos, con Chema Marcos, Matt Kiefer y Josemi García como principales valores. Al menos tienen claro que tienen que amarrar partidos como el de la pasada jornada ante el Gandía. En ellos está la permanencia, aunque hasta lograrla se prevé un camino largo y no siempre agradable.

 

14. Villa de Los Barrios (4-7). Cuando Guillén tiene el día es un equipo difícil de batir y que hasta puede ganar fácil, pero cuando no es así parece que a Moncho Fernández le faltan argumentos en su plantilla. Marcus Campbell hace su trabajo, pero no es más que un especialista, y de Levi Rost debe esperarse algo más que un 29% en tiros de tres puntos.

 

15. Illescas Urban CLM (4-7). Las turbulencias económicas alrededor del equipo obligan a cambiar su perspectiva. Las salidas de Nacho Yáñez primero y Jorge Jiménez y Reggie Moore después no van a resultar intrascendentes, por mucho que haya llegado Jan Martín. Los de Javier Juárez tendrán que apretar los dientes y encomendarse también a su pista talismán.

 

16. La Palma (3-8). Problemas. La temporada empezó muy bien con tres victorias en los cinco primeros encuentros, pero desde entonces se han sumado seis derrotas consecutivas que hacen recordar las peores sensaciones de la primera vuelta de la temporada pasada. Visto lo visto, habrá cambios, y de acertar en ellos dependerá la recuperación.

 

17. Beirasar Rosalía (1-10). Siete derrotas seguidas son un lastre para un equipo que la pasada temporada jugó los playoffs con muchos de los jugadores que aún siguen. Ya ni Pat Carroll muestra la resolutividad que salvaba la cara del equipo en los primeros encuentros. En algún lugar de Fuenlabrada seguro que hay alguien de Alaska que está triste cuando mira la clasificación de la LEB Oro.

 

18. Gandía Básquet (1-10). Es muy complicado respirar cuando has perdido los cinco partidos que has jugado en casa, aunque al menos se percibe una gran voluntad de resucitar por los movimientos que se están dando en el equipo, primero con la llegada al banquillo de Pepe Rodríguez y después con los fichajes de Howard Brown, Jorge Jiménez y Zach Morley.

 

Weigand
Weigand (Lucentum Alicante) anota (Foto: EFE).

Nueve partidos y nueve victorias. El Lucentum va camino de la ACB del modo más contundente posible. Muy pocos equipos han conseguido disputarle el triunfo al conjunto de Oscar Quintana, que ha querido apretar el acelerador de su lujosa plantilla desde el inicio para asegurar el ascenso directo que da el primer puesto en la liga regular y evitarse esa cierta "lotería" que son los "playoffs" y la posterior final a cuatro, que tan mal recuerdo trae a los alicantinos.

 

Y es que pocos adictos al Centro de Tecnificación olvidan los tres minutos finales del partido semifinal la pasada temporada, cuando su equipo desperdició en el Multiusos de Cáceres una renta de ocho puntos de la forma más inexplicable. Aquello escoció, y mucho, en una plantilla llena de nombres de relumbrón, aunque también sobrepoblada de jugadores extranjeros. No es una opinión xenófoba: resulta difícil de discutir que era una exageración que Lucio Angulo fuese el único nacido en España.

 

Quintana, que llegó el curso pasado iniciada toda la película, tomó nota y le dio acento "cañí" al vestuario. Y a fe que le está saliendo bien en lo que más que un equipo parece un "koljov", donde todos aportan y prácticamente nadie es más importante que nadie. La receta parece sencilla, pero no es tan fácil de aplicar en un deporte lleno de egos y de profesionales que piensan en asegurar unos números para firmar un buen contrato la temporada siguiente.

 

El Lucentum puede presumir de estadísticas, sí, pero de las colectivas, de las que les gustan a los entrenadores. Así es que, individualmente, cuesta quedarse en la dirección con la veteranía el saber estar de Berni Hernández o con la espléndida madurez de Pedro Llompart. En las alas, quienes aprovechan mejor los espacios para anotar son Kyle Hill y Txemi Urtasun, pero es necesaria la compensación que expresan el eterno currante Carlos Cazorla y Alex Weigand. Por dentro, un cuarteto en el que los papeles también están muy bien repartidos: Martynas Andriuskevicius empieza a ser más conocido al fin por aprovechar sus 221 centímetros de estatura que por el puñetazo que estuvo a punto de retirarle; Taylor Copperath no ejerce de extracomunitario en cuanto al protagonismo y se siente cómodo trabajando para los otros; Jorge García tiene mejor "mano" que la mayoría de los exteriores de la liga y Guillermo Rejón se las sabe todas, principalmente  las rutas que van de la ACB a la LEB y viceversa.

 

Para ser sinceros, se esperaba algo más de respuesta para este Lucentum, aunque muchos ya pronosticaban que era la mejor plantilla. Sólo un bajón espectacular en su juego, un exceso de confianza o la acumulación de lesiones (quizás tener diez jugadores es un cierto riesgo a medida que avanza la temporada) puede impedir que se cumpla lo que parece escrito. La "paliza" del pasado fin de semana ante el que algunos señalaban como segundo mejor equipo de lo que iba de competición, el Melilla, es otra prueba clara.

 

Otros no acaban de estar tan finos como les gustaría. Al Leche Río Breogán le ha hecho daño la baja por lesión de Brian Cusworth, que está teniendo un buen regreso. León está quizás por encima de lo esperado, superando mucho mejor el "trauma post ACB" que un Valladolid excesivamente irregular. También se espera un poco más del Tenerife, sobre todo lejos de la isla. Por juego, y aparte de los alicantinos, quienes más me han gustado han sido Plus Pujol Lleida y Clínicas Rincón Axarquía (algún día saldrá "Anarquía", ya veréis... Maldito Word). Muchísimo talento y "hambre", que es algo fundamental en cualquier deporte.

 

Y es que estamos en una competición cruel. Ha caído el primer entrenador, Víctor Rubio, sustituido en el Gandía por un "viejo zorro" y gran motivador como Pepe Rodríguez. También está habiendo algunos movimientos en las plantillas, con equipos que quieren dar retoques para terminar de mejorar: el Melilla apuntala su gran juego interior con Michael Southall y el Cáceres 2016 parece que se quedará con Dan Cage en el lugar de César Bravo. Habrá más. Habrá que estar atentos con los que sucede en Illescas, donde los ajustes económicos pueden mermar más la plantilla aparte de la salida de Nacho Yáñez que se produjo hace tres semanas.

 

Samb
Mamadou Samb.

En la LEB Plata también hay joyas, empezando por Mamadou Samb, el espigadísimo ala-pívot del Cornellá que el Barcelona mima con vistas al futuro. El interesante reportaje publicado en Marca.com sobre él me inspira la lista que os ofrezco esta semana sobre los diez jugadores a seguir en la tercera categoría del basket español.

 

1. Mamadou Samb (pívot, 18 años, 2,08, Cornellá). 17,2 puntos, 8 rebotes y mejor "mano" que su hermano, Cheik, jugador de los Denver Nuggets y que también hizo el mismo camino desde su Senegal pasando por Tenerife. Su pasaporte español genera un debate que roza lo estúpido: ¿por qué no imaginarle liderando la siguiente generación de la selección española? Muchos se relamen viéndole jugar por fuera, marcando diferencias en cada partido. De momento, ya "se pega" con solvencia con los veteranos de esta categoría.

 

2. Xavi Ventura (base, 26 años, 1,92, L'Hospitalet). Mala suerte. Son dos palabras tópicas para justificar que un jugador de su calidad y posibilidades no haya llegado (de momento) más alto, pero es que estuvo casi dos años sin jugar por distintos problemas de rodilla. Cuando ya muchos le veían como descartado, se recuperó en el Sabadell la pasada campaña y ahora es el "jefe" de uno de los máximos aspirantes al ascenso. Base moderno, físicamente muy potente y con tiro exterior peligroso.

 

3. David Navarro (base-escolta, 25 años, 1,91, Caja Rioja). El clásico jugador de LEB Plata que, sin que suene su nombre, decide muchos partidos. Su mejor virtud es la polivalencia, hacer exactamente lo que el equipo le pide: cuando hay que dirigir, puede hacerlo con solvencia, sin arriesgar ni un pase; cuando se necesita anotación, puede lanzar y penetrar indistintamente. No es de extrañar que Jesús Sala, el entrenador riojano, le utilice frecuentemente junto con el otro David del equipo, Mediano.

 

4. Tarik Johnson (escolta, 27 años, 1,88, Viopisa Gijón). Está demostrando que ésta es su competición después de unos meses en LEB Oro con L'Hospitalet en los que no todo salió como él quería. Es el único jugador de la liga que supera los 20 puntos de promedio (21,1) y su valor sube porque posee pasaporte comunitario. No hay que pensar que es el típico chupón egoísta que lo tira todo: 49% en tiros de dos, 42% en triples y 85% en tiros libres son porcentajes muy a tener en cuenta.  Ya fue máximo anotador de la liga inglesa.

 

5. Damián Iturriaga (escolta, 20 años, 1,82, Peñas Huesca). Con ese apellido, ¿cómo no se le iba a dar bien esto? Producto de la cantera del Pamesa Valencia, llegó a Huesca con la vitola de haber destacado en el Circuito Sub-20 y el objetivo de ir haciéndose un hueco en las categorías FEB, aunque de momento no ha dispuesto de demasiados minutos. Es un jugador agresivo en ataque, muy rápido, aunque quizás lago pequeño para la posición de "2". Todavía tiene que seguir desarrollándose e incluso tiene tiempo para evolucionar a la posición de base, pero lo suyo es más bien anotar de fuera.

 

6. Dominick Martín (pívot, 2,05, 25 años, Plasencia Extremadura). Un gran especialista. Seguramente no es el mejor jugador de su equipo, en el que las estadísticas las acaparan otros "clásicos" de la LEB Plata como Barceló, Blackshear o Edward Santana, pero resulta interesante descubrirle a menudo cogiendo la posición con soltura en las dos zonas y aprovechando los balones que le llegan para anotar con facilidad. Mezcla de nacionalidades española (por el padre) y norteamericana (por la madre), juega más minutos que el pívot extracomunitario de la plantilla, Kris Clarsson. Y eso es por algo.

 

7. Nihad Dedovic (alero, 1,98, 18 años, Cornellá). Muchos le ven como la gran estrella del baloncesto balcánico en los últimos años. Y lo cierto es que lo tiene todo para triunfar (físico, muñeca, carácter)... excepto regularidad. Como otros muchos, está en el camino, pero vive unos años decisivos en su carrera, en los que tendrá que trabajar mucho y estar muy centrado para dar el salto al primer equipo del Barcelona en un plazo cercano. Su trío con Samb y con el veteranísimo Beeson da pánico: los tres superan los 15 puntos de promedio.

 

8. Pep Ortega (pívot, 2,00, 24 años, Prat Joventut). La "factoría" de chicos de La Penya necesita algún guardaespaldas. Esta función la ocupan un clásico de la ACB como Jordi Llorens y Ortega, que aún es joven y está dominando el rebote en la LEB Plata (9,5 por partido). Suple con fuerza y colocación su corta estatura para jugar por dentro. Además, anota lo que le llega a las manos (12 puntos) y "seca" al pívot estrella rival si le corresponde a él. Un jugador de equipo que se siente a gusto trabajando para los demás.

 

9. Juan Alberto Aguilar (base, 1,89, 20 años, Qalat Cajasol). La enorme labor del Cajasol con la cantera no se suele ver reflejada en el primer equipo. Aguilar es uno más de los que podrían llegar a la ACB si se les otorga confianza, como sucedió hace relativamente poco con Sergio Sánchez o Carlos Cherry, que juegan en su misma posición. Es un jugador muy generoso (más de 4 asistencias por encuentro) que debe mejorar el tiro exterior. Su entendimiento con Fulgencio Casanova, el otro exterior referente del equipo, es alto.

 

10. Robert Joseph (pívot, 2,03, 30 años, Leyma Coruña). La lista debe cerrarse obligatoriamente con el jugador más valorado con diferencia de la competición. Johnson es una mole muy difícil de mover debajo de los tableros, pura fibra que optimiza sus recursos al máximo para anotar (17,3), rebotear (9,2) y taponar (2,7). Mejores números que la temporada pasada en Bronce. Es la clave, junto con Lino López, de que su equipo aún se mantenga a flote en su difícil estreno en la categoría.  

P9260675
Reciente Viopisa Gijón-Canasta Unibasket Jerez (Foto: Borja García)

Cinco jornadas de la LEB Plata y, como se esperaba, está siendo una competición muy abierta. Cuádruple empate en la cabeza y la confirmación de que, tras la reducción de 18 a 16 equipos, la zona de "playoff" estará muy cerquita de la de descenso. Echemos un ojo a las sensaciones que están transmitiendo cada uno de los equipos.

 

1. Torrons-Vicens L'Hospitalet (4-1). La obligación de todo equipo descendido es intentar ascender, al menos en teoría. Los de Mateo Rubio, liderados en la anotación por James Holmes (17,6 por partido) lo están expresando con contundencia. Muchos minutos de calidad para Mario Cabanas (8 rebotes por partido), otro que quiere volver a LEB Oro.

 

 

2. Faymasa Palencia (4-1). El "petardazo" que pegó en Jerez de la Frontera en la cuarta jornada no debe despistar a nadie. Es un equipo muy bien armado, con una rotación muy amplia, en el que cuando no se sabe bien qué hacer basta con darle el balón a Stevie Johnson, que ya demostró la temporada pasada en Logroño que ésta es su categoría.

 

 

3. Tarragona 2017 (4-1). Como suele pasar en los equipos de Juan Pablo Márquez, hay una gran afición por el "pim-pam-pum". Es el equipo máximo anotador de la competición y su público lo agradece. David Mesa y el incombustible Berni Álvarez son sus referente. Y lo mejor es que hay una clara posibilidad de mejora, ya que aún no ha fichado a su segundo extracomunitario.

 

 

4. Caja Rioja (4-1). Un "clásico" de la LEB Plata siempre está obligado a asomarse a las primeras posiciones. Jesús Sala, pendiente de que la torre Sidao no acumule faltas, siempre quiere a su equipo a tope y, aunque seguramente eche de menos a Stevie Johnson, parece haber acertado con DeForrest Smith, el mejor de la pasada jornada y que ya había brillado en Portugal.

 

5. Alameda Park Cornellá (3-2). No parece que pasarán los tremendos apuros del año pasado para mantenerse. Los jóvenes están más maduros (con mención especial para Mamadou Samb (18 puntos de promedio en los dos partidos que ha jugado) y los veteranos hacen exactamente lo que se espera de ellos: el tiro de Brett Beeson y los rebotes de Robert Johnson. Hay que ver un poco más a Dedovich.

 

 

6. Plasencia Extremadura (3-2). Por lo visto hasta ahora, será fuerte en casa y fuera ha tenido un calendario duro (Palencia y Tarragona).. Ñete Bohigas no cuenta con una rotación amplia, pero de momento ha metido en vereda a Edward Santana, le va saliendo el experimento de Fran Robles como base y Kerry Blackshear y Jonathan Barceló son seguros de vida en las alas. Se espera más de Kris Clarkson.

 

7. Ourense Grupo Juanes (2-3). El inicio fue flojo, pero los chicos de Dani García van cogiendo la forma y a poco que capten del todo la filosofía defensiva de su entrenador serán difíciles de batir. Desde luego, hay plantilla de sobra para estar entre los nueve primeros. Se echa de menos un gran referente anotador y el trabajo se lo están repartiendo casi equitativamente Marc Axton, Sony Vázquez y José Ramón Esmoris.

 

8. Peñas Huesca (2-3). Las secuelas de un difícil verano se van olvidando. Eso es mucho más fácil cuando se tiene debajo de los tableros a Brandon Wolfram (9,2 rebotes), que va camino de seguir los pasos de su "gemelo" del pasado año en el Gijón, Matt Kiefer. Buena dirección de Enric Garrido (5,2 asistencias). A señalar también la recuperación para el baloncesto de Manu Valdivieso tras un año sin jugar por lesión.

 

9. Prat Joventut (2-3). Otro filial que intenta huir cuanto antes de las últimas posiciones en las que tanto tiempo permaneció la última campaña. Mucho se habló de Christian Eyenga en pretemporada, cuando jugó minutos con el DKV Joventut, pero ahora el auténtico protagonismo lo están llevando un veterano, Pep Ortega (10,2 rebotes por partido y nacional mejor valorado) y un joven, Cristian Oliva (11/21 en triples hasta el momento).

 

10. Viopisa Gijón (2-3). Todos sabían que iba a ser una temporada dura tras un notable recorte de presupuesto a la hora de confeccionar el equipo. Sin embargo, se ha afinado al máximo en algunas de las incorporaciones y ésa puede ser la llave para estar más cerca de los arriba que de los de abajo. Tarick Johnson, que pasó bastante inadvertido por L'Hospitalet, promedia 20,6 puntos, formando un terrible dúo exterior con Jeff Bonds y Theo Berry.

 

11. Leyma Coruña (2-3). Es un equipo que sigue jugando con la  misma seguridad y descaro con los que lo hacía en LEB Bronce. Lino López distribuye el juego, Robert Joseph captura todo lo que le cae en las manos y el trabajo anotador y los minutos son repartidos casi democráticamente. Por eso no es de extrañar que seguramente a estas alturas estén por encima de lo esperado en su estreno en esta categoría.

 

12. Cajasur Córdoba 2016 (2-3). Otro ejemplo de equipo que está haciendo las cosas con tranquilidad, intentando asegurar las victorias de casa para huir de la quema lo antes posible. También les falta un extracomunitario, pero ese papel lo hace el local José Antonio Ferrer, acostumbrado a las canchas de LEB Oro. El aro lo sigue viendo igual de grande (16/30 en triples), bien "alimentado" por Luis César Garrido.

 

13. HNV Consmetal Navarra (2-3). Resulta curioso la mejor defensa de la competición, recibiendo sólo 66 puntos por partido, esté en la zona baja de la tabla, aunque sea con las mismas victorias que el séptimo. La explicación es que nadie parece ver aro en ese equipo (en cuatro de los cinco partidos no han superado los 60 puntos). Hay que ensayar más el tiro (27% en triples y 60% en tiros libres).

 

14. Canasta Unibasket Jerez (2-3). La pasada temporada los jugadores consiguieron sobrevivir a los problemas económicos del club y acabaron ascendiendo. En ésta van por el mismo camino, aunque quién sabe dónde está el límite. Toa Paterna tiene pinta de ser un entrenador fantástico en lo psicológico y hay que imaginarle esta semana intentando recuperar a sus chicos después de un fortísimo 79-53 en Ourense.

 

15. Qalat Cajasol (1-4). Juanma Pino se queja de que ha tenido un calendario difícil y al mismo tiempo puede presumir de haber sido el único que le ha ganado al Tarragona 2017. "A veces echamos en falta un poco de experiencia; sin embargo esa juventud también nos otorga una intensidad y un hambre de progreso que pocos equipos tienen", reflexiona el entrenador. Gran progreso del escolta Fulgencio Casanova: 15,6 puntos y segundo mejor nacional.

 

16. Gestibérica Vigo (1-4). Un triunfo es muy pobre balance con todas las expectativas, sobre todo porque el resto de resultados negativos se han producido con claridad en el marcador. Nadie está funcionando especialmente bien en un equipo que conserva a varios de sus referentes del ascenso. El club tiene un proyecto ambicioso al que no le corresponde estar en lo más bajo de la tabla.

 

16/10/2008
Barbour
Antwain Barbour (tenerifebaloncesto.com)

Tom Wideman, Josh Asselin, Chris Moss y ahora Brad Oleson y Serge Ibaka ejemplifican que la LEB Oro es un excelente "vivero" de la ACB para jugadores extracomunitarios. Se está demostrando que si se destaca en la segunda categoría, también se puede ser importante ocupando una de las dos plazas permitidas. Echemos un vistazo al futuro, porque en próximos años varios de los extranjeros pueden dar el salto. Por poner una cifra, diez.

 

1. Antwain Barbour (alero, 1,95, 26 años, Tenerife). Es, probablemente, el caso más claro de americano al que se le queda pequeña la LEB Oro. Quien le haya visto jugar no puede dudar de que en la ACB no desentonaría en absoluto. Físicamente es potentísimo y el hecho de que a los "treses" no se les exija tanta estatura como hace unos años le beneficiaría. Grandísimo anotador, con muchos recursos tirando y penetrando. Además, no ha vuelto a meterse en líos. Un ídolo total en la isla.

 

2. Martynas Andriuskevicius (pívot, 2,18, 22 años, Alicante). El lituano por fin está dejando de ser más conocido por el puñetazo que recibió de Awvee Storey hace un tiempo y que le tuvo un año sin jugar con la mandíbula fracturada. Hace imponer su tremenda estatura en las zonas de la categoría y va conociendo mejor el baloncesto español. Por si fuera poco, no tiene mala mano. Estuvo a punto de incorporarse al DKV Joventut hace poco más de un año y también en la agenda del Cajasol el pasado verano.

 

3. Brian Cusworth (pívot, 2,13, 24 años, Breogán). Una pena que se lesionase en la primera jornada, un problema algo tonto en un dedo de la mano derecha. Fue operado y estará unas semanas de baja, pero Paco García le espera como "agua de mayo", porque es bastante la base de su proyecto. Dominó una liga que no parece gran cosa como la de Estonia (18,3 puntos y 6,3 rebotes), pero su calidad es trasladable aquí claramente.  Como curiosidad, es un tipo cultivado: estudió en la famosa universidad de Harvard.

 

4. Jason Detrick (alero, 1,96, 28 años, La Laguna). Excelente anotador, pudiendo indistintamente tirar y penetrar. El típico jugador que después de varios años en ligas menores (Austria, Holanda) llegó a España sin hacer mucho ruido hace un año y sorprendió a todos, siendo clave en la gran temporada del equipo canario. La pasada campaña aseguró 14 puntos por partido y en ésta va camino de superarlo. Le hace más apetecible que no ocupe plaza de extracomunitario por haber nacido en Alemania.

 

5. Couthbert Victor (ala-pívot, 1,98, 25 años, Melilla). El compatriota de Tim Duncan sabe lo que es lograr un ascenso (la pasada campaña en el casi invencible CAI) y tiene la espina clavada de jugar en lo más alto. Una buena estación puede ser Melilla, donde se ha apostado muy fuerte por él (es uno de los jugadores mejor pagados de la LEB Oro) para que sea la "bisagra" perfecta entre el juego exterior y el interior. Quizás en ACB sólo tenga cabida como alero, pese a su cuerpo fibroso y a su velocidad.

 

6. Nedzad Sinanovic (pívot, 2,22, 25 años, Autocid Ford Burgos). Quizás su llegada al convulso Madrid de Maljkovic hace cuatro años resultó algo precipitada, teniendo que asumir un papel que no le correspondía. Justo cuando parecía estancado y que su altura iba a "perderse", se está marcando unos partidos increíbles en Burgos, con el único "pero" de que acumula faltas con una facilidad pasmosa. La cesión en Alemania le ha venido muy bien y su regreso a la mejor liga de Europa es cuestión de tiempo.

 

7. Matt Kiefer (pívot, 2,05, 25 años, Vic). Si te has criado en el estado de Indiana y eres blanco, debes saber jugar a esto. Su llegada hace un año a Gijón no provocó mucho ruido, pero él respondió con 18,2 puntos y 7,9 rebotes, mandando en la pintura como ningún otro jugador de la LEB Plata y desplegando un buen tiro de 4-5 metros también. No ha acusado el salto de categoría. Jugador inteligente, que no se mete en líos y nunca hace lo que no sabe hacer.

 

8. Yannick Driessen (pivot, 2,15, 19 años, Illescas). Con muy buen criterio el MMT Estudiantes le ha mandado bastante cerca, a un club casi "familiar" como el Illescas, para que dé un paso clave en su formación. Tiene una pinta increíble: aparte de esos 215 centímetros de estatura, es hábil y posee buena mano, lo que le hace casi indefendible. Ya es internacional por su país. Puede ser el gran "5"  que necesita el conjunto colegial desde hace varias temporadas si mantiene su progresión.

 

9. Vitor Faverani / Paulao Prestes (pívots, 2,10 y 2,08, 20 años, Clínicas Rincón Anarquía). Me ha sido imposible decidirme por uno de estos dos tremendos brasileños que Unicaja tiene creciendo en Rincón de la Victoria y los meto a los dos. Tienen una pinta estupenda a poco que sigan trabajando centrados. Son diferentes, eso sí: Faverani es más un intimidador, un jugador agresivo aunque algo discontinuo, que ya jugó en ACB algún minuto; Paulao domina el poste bajo y es rápido en la ejecución. Contarán para Aíto.

 

10. Adrian Moss (pívot, 2,04, 27 años, Cáceres 2016). A la espera de ver sobre la pista a su nuevo "socio" Wayne Simien (su debut el viernes ante el Illescas se presenta difícil por cuestiones burocráticas), Moss ya ha acreditado en esta liga que puede mandar ahí abajo, aunque sea algo irregular y de concentración "dispersa". Pero el físico lo tiene y también buenos movimientos en ataque. Su presencia revolucionó Los Barrios la pasada temporada y ahora en Cáceres se espera lo mismo.

401996_2
Harper Williams, en su último partido con el Cáceres 2016 (Foto: El Periódico Extremadura)

Tres jornadas y un puñado de pensamientos sobre lo que puede ser la LEB Oro. Vamos a ver, equipo por equipo.

 

El Alicante Costa Blanca (3-0) es, por resultados, el equipo más fuerte de este arranque. Parece que la "españolización" impulsada por Oscar Quintana da sus dividendos, aunque el horizonte de ser campeón de la liga regular y subir directamente está aún demasiado lejano.

 

El Grupo Begar León (2-1) sembró dudas en Málaga la pasada jornada después de dos victorias muy contundentes al principio. En todo caso, es mejor plantilla de lo que podía pensarse en un principio y Eulis Báez (15 puntos por partido) demuestra que el salto de categoría no le ha afectado.

 

El Vic (2-1) es una de las sorpresas agradables. Ganarle al Cáceres en la jornada 2 puede considerarse normal, pero no tanto hacerlo con enorme contundencia una semana después ante La Palma. Matt Kiefer sigue la senda de Báez: si eres bueno en LEB Plata, lo serás también en LEB Oro.

 

El Melilla (2-1) sigue haciendo las cosas bien, como ya ocurrió la pasada campaña. La derrota de La Laguna hace una semana no empaña ese buen arranque, con jugadores de calidad y conjuntados. Waleskowski, 18,3 puntos, segundo mejor anotador.

 

El Tenerife Rural (2-1) tuvo un chasco en el arranque frente al Clínicas Rincón, pero luego ha ido poniéndose en su sitio. Nuestro admirado Barbour ha empezado algo frío, pero da miedo pensar en él cuando se mete en el tema.

 

El Plus Pujol Lleida (2-1) está fuerte en casa y ése es un buen camino para, al menos, estar en los "playoffs". Como se presumía en principio, es un equipo de enorme talento ofensivo y mucha frescura juvenil.

 

El Ford Burgos (2-1) frenó su ímpetu inicial en Illescas, pero de momento está mostrando cosas muy interesantes: la sabiduría de Corrales en la dirección, la resolutividad de Diego García y, cada vez con más pinta de ACB, los centímetros dominadores de Sinanovic, que sólo debe cuidarse de las faltas.

 

El Clínicas Rincón (2-1) va camino de hacer un "fortín" de su cancha de Rincón de la Victoria. Dos aspirantes al ascenso como el Tenerife y el León ya saben lo que es perder en esa pista. Parece que el estilo dinámico y solidario del Unicaja lo está sabiendo traducir bien Paco Aurioles con estos chicos.

 

El Valladolid (2-1) tendrá que navegar toda la temporada con la presión de ser un "grande", centro de muchas miradas, como ocurrió con el CAI durante tanto tiempo. Así es que en esta difícil adaptación hay derrotas como la de la segunda jornada en Mallorca. Conclusión: en LEB Oro no se gana con el nombre.

 

La Laguna (2-1) sigue ahí, asegurando lo que juega en casa y siendo peligroso fuera. Ya le pueden quitar jugadores referentes todos los años que se sabe que lo que ponga en cancha va a ser competitivo.

 

El Leche Río Breogán (2-1) cierra el grupo de los que han ganado dos y han perdido uno. En cuanto pille una buena racha se instalará en la zona alta, aunque de momento tiene muchos problemas con las lesiones. La baja de Bosworth es un golpe duro. De momento, prueba al finés Ville Kaunisto, un "4" con buena mano.

 

El Cáceres 2016 (1-2) ha sido protagonista esta semana en el mundillo LEB: va a cortar a Harper Williams por un problema disciplinario (no os queráis enterar de todo, cotillas) y va a traer al que puede ser una bomba para el baloncesto nacional: Wayne Simien, ex Kansas (20-10 el último año), ex Miami Heat (anillo en el 2006) y una pinta estupenda para mandar ahí abajo.

 

El Illescas (1-2) se quitó un gran peso de encima ganando por primera vez la pasada semana, igual que el Cáceres. Se supone que la encendida cancha manchega va a ser un aval para el conjunto de Javier Juárez, que sigue confiando en el bloque que le ha dado dos ascensos consecutivos.

 

La Palma (1-2) no ha arrancado muy fino, pero ya se sabe de sus enormes dificultades para ganar fuera de casa tradicionalmente. Tiene una buena oportunidad para consolidarse en Miraflores el viernes, cuando recibe a un Cáceres que llegará sin Williams y con Adrian Moss "tocado".

 

El Básquet Mallorca (1-2) dio muy mala espina con dos derrotas en el arranque, pero se redimió ganándole al Valladolid y ahora puede mirar el futuro de la misma manera. Jason Blair se apunta al camino de Báez y Kiefer, aunque con más valor porque no ocupa plaza de extracomunitario.

 

El Villa de Los Barrios (0-3) sabía lo que podía pasarle si iniciaba la liga sin un "5" extranjero que luchase bajo los tableros. Y le ha pasado, porque las virtudes de Ricardo Guillén quedan así minimizadas al centrarse las defensas rivales en él. Y llega el Valladolid...

 

El Beirasar Rosalía (0-3) tiene al mejor anotador de la competición, Pat Carroll (24 por partido), pero de momento ha exhibido poco más. La cita ante el Vic llega así cargada de tensión a unas alturas de campeonato en las que todo está por decir todavía.

 

El Gandía (0-3) tampoco ha mostrado demasiados argumentos para conseguir una victoria y además al final de los tres partidos ha acabado "tirándolos" y encajando derrotas más abultadas de lo que merecía. Las lesiones (Zagorac, Luengo) tampoco ayudan.

 

Molina
La LEB Bronce, a punto de dar su salto inicial (Foto: ADM)

En unas horas arranca la LEB Bronce y aquí va mi quiniela. Conozco un poco peor este estrato de las competiciones federativas, aunque a simple vista destaca la presencia de tres franquicias acostumbradas a estar mucho más arriba (Girona, Santander y Huelva) en oposición a ciudades mucho más pequeñas (Navalcarnero, Alaior, Molina, Tíjola). En fin, que me tiro a la piscina otra vez mientras vemos un poco por encima los equipos, que, al igual que en LEB Plata, pasan de 18 a 16.

 

--Candidatos a subir directamente (campeón de la liga regular):

 

El Balneario Archena conserva buena parte de la plantilla que se quedó a las puertas de subir la pasada temporada. Un ascenso que, a la vista de su liga regular, merecieron, pero que no pudieron culminar. Llegan además gente tan experimentada como Xavi Sánchez Bernat y Rubén Burgos. B. J. Spencer promete espectáculo. Será raro no ver a Felipe Coello en su banquillo.

 

Al Rayet Guadalajara le sucede prácticamente lo mismo que al Archena: han renovado el bloque y han intentado mejorar con incorporaciones de superior categoría como Rubén Arizmendi (Los Barrios) y Antón Savitski (Almería), dos jugadores que llegarán ansiosos de minutos. Habrá que seguir a Zach Andrews, un jugador sin experiencia en España que promete trabajo y rebotes.

 

El Alerta Cantabria Lobos tiene a un jugador de otra galaxia como Salva Camps, al que muchos equipos de LEB Oro les gustaría tener en sus filas. Quino Salvo ha reclutado además de Anderson Schutte y se ha asegurado que tanto Eduardo Argos como Txomin López sigan. En teoría es el máximo candidato a subir directamente y empezar a reconquistar lo que cedió el pasado verano.

 

El Huelva empieza de cero con otra identidad y la vocación de estar pronto donde le corresponde. Los fichajes no han sido de especial renombre, pero sí mucha experiencia y varias nacionalidades distintas. el base danés Adam Darboe, los americanos Wayne Nelson, Ryan McLemore y David Vik, el lituano Paulius Abramavicius, el argentino Matías Novoa... El sabor de casa lo pondrán Antonio Gómez y Juanma Beltrán.

 

 

--Lucharán por meterse en los "playoffs" (del segundo al noveno):

 

El Sant Josep Girona debería estar incluido "por nombre" en el primer grupo, pero su pretemporada ha resultado tan mala que... Y eso que se ha reunido a antiguos olímpicos como Jaume Comas, campeones del mundo junior como Cesc Cabeza o ganadores de todo como Darryl Middleton (42 añazos y ahí sigue, 15 puntos en 15 minutos en el último amistoso). Hay que esperar si Borja Comenge hace equipo.

 

El Real Madrid intentará seguir fogueando a sus jóvenes, aunque rara es la vez que uno de los jugadores de este segundo equipo acaba teniendo algún minuto importante en ACB. El junior griego Nikkos Pappas, cedido por el iurbentia Bilbao, está destinado a romper esta "maldición". Nikola Mirotic también tiene buena pinta. La veteranía la pondrán José Antonio Pérez, Javi Pérez y el americano Levar Milan.

 

La AD Molina tuvo la temporada pasada una gran liga regular, pero falló en la parte final y en los "playoffs". Subir un escalón respecto a eso debe ser el objetivo, con medio equipo nuevo (Albert Auxina y Xavi Alarcón, claves) y algunas apuestas de distinto riesgo: poco en el caso de Javier Zalvide (Almería) y mucho en el de los interiores Craig Walls, Ronald Thompson y John Nottley.

 

El Matchmind Carrefour "El Bulevar" de Ávila tiene motivos para ser optimista. No hay grandes cambios en la plantilla y las dos principales incorporaciones son dos jugadores con sello de LEB Plata, donde hubiesen podido jugar perfectamente: el base Frederic Castelló (Huesca) y el pívot Paul Williams (Tarragona). Si estas piezas encajan, el "playoff" debe ser una meta alcanzable.

 

El Promobys Valle del Almanzora, más conocido como el Tíjola, también ha preferido el continuismo, convirtiéndose, tras la no continuidad del Almería en LEB Plata, en el máximo exponente baloncestístico de la provincia. Como fichajes, por dentro van a dar miedo con Isma Torres, que regresa a casa, y Patrick Hillman, dos jugadores que aseguran absolutamente los rebotes.

 

La Fundación Adepal Alcázar tenía un equipazo la pasada campaña para EBA y cumplió el pronóstico subiendo. Ha conseguido conservar a sus referentes (Miguel Ángel Martín en el banquillo y Rafa Monclava, Quique Bárcenas, FJ Martín y Rubén Méndez en la pista) y ha añadido a Johny Mathis, un desconocido en España pero que viene a complementar a las figuras nacionales.

 

 

--Lucharán por la permanencia (los dos últimos):

 

El Alaior Menorcarentals.com Coinga se salvó milagrosamente la pasada temporada y no quiere repetir tantos apuros, para lo cual ha hecho una "limpia" importante en la plantilla. Lo primero ha sido confiar en un entrenador con ya mucho recorrido pese a su juventud como Félix Alonso y después fichar a varios jugadores que destacaron la pasada campaña en LEB Bronce, como Fran Baquer o Guillermo Justo.

 

La Fundación Valdemoro Siglo XXI puede ser un segundo "caso Illescas": jugadores que se conocen muy bien desde hace varios años y que les da igual jugar en EBA que en alguna de las LEBs, siempre son competitivos. De Illescas precisamente llegaron Adrian Barrero y Gorka González. Buena plataforma para que jóvenes como Alberto Aspe intenten despegar. Quizás falte un americano más.

 

El Feve Oviedo devuelve a la capital asturiana a las categorías LEB y lo hace con modestia, conservando a gran número de jugadores estaban en la EBA. Hay una apuesta clara por la juventud con la intención de seguir creciendo poco a poco, olvidando las malas experiencias de otros años en la ciudad con el baloncesto. El norteamericano Nick Neumann y el checo Lukas Kraus, principales novedades.

 

El Mérida Patrimonio de la Humanidad recuperó su plaza en LEB Bronce gracias a las distintas renuncias y no quiere volver a tropezar. Sergio Lamua ha configurado un equipo fresco y dinámico, con grandes físicos como los de Jonathan Luz, Thiago Taroni o Douglas Nunes, el único jugador que continúa. Todo el equipo tiene menos de 22 años menos Mario García (35), que aportará sus 2,08.

 

La ADT Tarragona está en los mismos parámetros del Mérida, aunque ha apostado por gente un poco más veterana. La continuidad de Miquel Domingo en el banquillo es una garantía. Talento ofensivo tienen Juli Garrote, Marc Sobrepera y Adolfo Sada en el exterior. El fichaje exótico es el de Gijo Bain, un 2,13 de Bahamas, que acompañará a un 2,08 como Chris Morterallo.

 

El Navalcarnero tiene paralelismos con el Valdemoro y la continuidad de su bloque es todavía más acusada: siete jugadores. La modestia con la que está hecha la plantilla lo manifiesta el hecho de que no se ha fichado aún a ningún comunitario o extracomunitario. Quizás con el paso de las jornadas lo necesiten. Curiosa la presencia de Javi Pérez, el histórico base-escolta de 38 años.

 

25/09/2008
Leymabasquetcorunatorredehercules
El Leyma Básquet Coruña, con la Torre de Hércules al fondo (cedida).
 

 

 

Difícil hablar de la nueva LEB Plata, con dos equipos menos y percibiéndose un cierto descenso en la calidad de las plantillas. Algunos equipos que la temporada pasada eran punteros en ésta han tenido que hacer el equipo más modestamente a nivel económico. Y la entrada de numerosos clubs nuevos hace que hacer previsiones sea bastante imprevisible. Aún así, me sigo mojando, como hice la pasada semana con la LEB Oro ----ole ese Axarquía frente al Tenerife-- más que nada para que alguno de vosotros me restrigue esto que voy a escribir a final de temporada y nos echemos unas risas.

 

--Candidatos al ascenso directo (campeón de la liga regular):

 

El Hospitalet sufrió la pasada campaña un amargo descenso de la LEB Oro, hundiéndose sin remisión en la segunda vuelta de la competición. Como es habitual, ha aprovechado su ubicación geográfica para fichar a buen precio a jugadores catalanes experimentados, como Martí Nualart (Vic), Xavi Ventura (Sabadell) o Andreu Matalí (Huesca). También James Holmes demostró la pasada campaña ser un gran anotador en Esplugues (LEB Bronce). Mateo Rubio está en "su" banquillo.

 

El Faymasa Palencia va a por todas. Es lo primero que se piensa cuando se ficha al mejor americano (por números) de la categoría, Stevie Johnson, arrebatado al Caja Rioja. Por si fuera poco, se han quedado con lo poco bueno individualmente de la pasada campaña (Sergio Alonso, Xavi Forcada, Kim Adams) y han añadido otros especialistas como el base defensor Ricardo Busciglio, el tirador Carles Bravo y el intimidador Chris McNaughton. Todos conocen bien la liga.

 

El Plasencia Extremadura se ha dado un buen empujón con las dos últimas incorporaciones: el norteamericano Kris Clarkson y el hispano-dominicano Edward Santana, dos jugadores muy fibrosos y que aportarán gran fuerza al rebote. Santana conoce perfectamente la categoría, lo mismo que otros fichajes significativos como Fran Robles, al que Ñete Bohigas intenta hacer jugar de base, Jonathan Barceló -máximo anotador nacional de LEB Plata la pasada campaña-y el incombustible Kerry Blackshear.

 

--Aspiran a jugar los "playoffs" de ascenso (del segundo al noveno):

 

El Viopisa Gijón vive tiempos duros (aunque no tanto como quiere hacernos creer el corrector de Word con su nuevo espónsor, haced la prueba). Entró de milagro en la competición y Jenaro Díaz ha tenido poco dinero para hacer el equipo, quedándose con muy poco de la plantilla que se quedó a un paso del ascenso hace unos meses. Sólo sigue el sempiterno Rubén Suárez. Los nuevos son una amalgama de jugadores complementarios de LEB Plata y Bronce, aunque habrá que seguir a Michael Diouf.

 

El Caja Rioja anda con ganas de hacer otra notable temporada, como las últimas, aunque en Logroño ya se pide dar un pasito más arriba. Jesús Sala ha confiado en el bloque del equipo de la pasada temporada, aunque con el golpe de haber perdido a Stevie Johnson. David Navarro y David Mediano son la mejor pareja de bases de la liga. La apuesta es el alero Deforrest Riley-Smith, que ya en la jornada inicial demostró sus cualidades anotadoras (23 puntos) en la victoria ante el Prat.

 

El Peñas Huesca también consiguió plaza después de pasar muchos apuros, aunque en cuanto a calidad de la plantilla lo ha notado menos que el Gijón. Eso sí, ha perdido la base de la pasada campaña, aunque seguro que podrá arreglárselas con la presencia de un buen base anotador como Enric Garrido y con un pívot dominador como Brandon Wolfram. Dos aleros a seguir: Manu Valdivieso, tras un año sin jugar por lesión, y Damián Iturriaga, cedido por el Pamesa Valencia.

 

El Tarragona 2017 (esta vez gana un año difunde la candidatura a los Juegos del Mediterráneo) intentará de la mano de Juan Pablo Márquez regresar a los "playoffs". A la espera de un extracomunitario que se una a Marcus Wilson, la plantilla tiene un poco de todo: experiencia en la categoría con Dani Rodríguez y David Mesa, jóvenes de proyección como Ramón Espuña, Edu Riu y Quique Suárez y hasta una vieja gloria ACB, el triplista Berni Alvarez, que supera en edad a su entrenador.

 

El Qalat Cajasol no tendrá como prioridad los resultados, sino hacer progresar al interesante grupo de promesas que vuelve a reunir Juanma Pino. Máximo interés por ver juntos bajo los tableros a una fuerza de la naturaleza (sin pulir) como Michel Diouf  y al 2,10 brasileño Renan Michel Leichtweis. El juego exterior sigue prácticamente intacto, con la incorporación de Adrián García, que la pasada campaña fue de menos a más como alero alto en el Gijón.

 

El Ourense Grupo Juanes mantiene a su "entrenador fetiche", Dani García, que ha impulsado el regreso de dos tiradores como Sony Vázquez (Gijón) y Rubén Ibeas (Plasencia), además de otras piezas firmes como Marc Axton (Huesca) y Jesús Pineda (Gijón). El papel de jugador "mediático" se lo lleva José Ramón Esmoris, que durante muchos años ha alternado la ACB con la LEB Oro y que ahora regresa a Ourense once años después. Dudas sobre Damien Griffith.

 

El WTC Cornellá presenta un curiosísimo contraste entre la veteranía de Brett Beeson, el impenitente anotador que regresa la LEB Plata tras un año en Archena, y la juventud de los mejores valores de la cantera del Barça. El talentoso Nihad Dedovich podría tener protagonismo en ACB este mismo año y hay que seguir observando los centímetros de Mamadou Samb, Papa Abdoulaye y Óscar Raya (los tres por encima de 2,08). También a dos bases "colegas" de Ricky Rubio, Dani Pérez y Alex Hernández.

 

--Lucharán por evitar el descenso (los dos últimos)

 

El Gestibérica Vigo podría estar encuadrado en el grupo anterior, pero su derrota ante el Leyma Coruña (79-64) de la primera jornada me ha dejado un poco frío. La plantilla no tiene mala pinta, incluyendo la incorporación de un jugador tan fuerte en ataque como José Antonio Rojas, pero será mejor que, vista la experiencia de hace dos temporadas, en Vigo se lo tomen con calma. De momento, ha sorprendido que el técnico con el que lograron el ascenso, Tito Díaz, no siga.

 

El Leyma Básquet Coruña no debe perder la perspectiva, pese a su triunfal arranque en el derbi gallego. De momento, ha hecho lo mejor que podía hacer: renovar a la gran mayoría de los jugadores con los que, sorprendentemente, se hizo con el ascenso en la fase final de Cáceres, después de meterse en los "playoffs" de tapadillo. Intentarán seguir esa misma táctica únicamente con las llegadas del "rookie" Bobby Catchings y de Asier Arzalluz (Promobys Tíjola). Ojo con el fortísimo Robert Joseph.

 

El Jerez Canasta Unibasket ha visto enturbiada su preparación por las dudas que ha generado su inscripción. Dejando esto al margen, su patrón ha sido idéntico al del Básquet Coruña: conservar al mismo grupo que consiguió subir, aplicando únicamente pequeños matices como los fichajes de Federico Bavosi, un base muy anotador procedente de Vigo, el joven Pablo Almazán (cantera de Unicaja) y Trent Wurtz, estrella en Dinamarca y que acompañará al temperamental Ontario Lett bajo tableros.

 

El Prat Joventut ya bajó la pasada campaña, pero se ha visto beneficiado por las vacantes generadas en la LEB Plata por distintas circunstancias. Al igual que ocurre con Qalat y Cornellá, su prioridad no son los resultados, sino la evolución de los chicos. De hecho, el juego exterior apenas cambia, metiendo, eso sí, un poco más de experiencia en el interior, con el peleón Pep Ortega y el veteranísimo Jordi Llorens como novedades. Cristian Eyenga ha hecho buena pretemporada con el Joventut.

 

El HNV Consmetal Navarra también consiguió una plaza a última hora. Está bien que el baloncesto navarro vaya encontrando sitios cada vez mejores en el concierto nacional. Es un club que funciona bien a nivel de imagen. En cuanto a la plantilla, también ha apostado por la continuidad, exceptuando fundamentalmente a Eddie Cage, un fornido pívot del Básquet Muro. También son nuevos y Chema González, base del Carrefour Bulevar de Avila, y Calvin Cleamons, un gran reboteador del Molina.

 

El Córdoba 2016 es el fruto de la fusión de dos LEB Bronce, el Cajasur y el Salsas Musa. Era raro que la ciudad viviese esa división. Ahora, uniendo fuerzas, se intentará al menos la permanencia en la nueva categoría, aunque para hacerlo hay que cerrar con garantías el capítulo de los extracomunitarios. Por lo demás, el alero José Antonio Ferrer es la cara nueva más reconocible dentro de las competiciones FEB y puede formar un buen trío exterior con Luis César Garrido y David Suka-Umu.

 

 

 

Bernabe
Bernabé seguirá siendo el "timón" del León.

Ya estamos aquí de nuevo, a unas horas de que comiencen la LEB Oro y la LEB Plata. Las competiciones federativas parten esta temporada con más igualdad que nunca y muchas incógnitas. Todos buscarán ir subiendo peldaños y cumplir sus objetivos. Echemos un vistazo a los distintos “vagones” de la LEB Oro, mojándome un poquitín. Para lo antes posible os prometo lo mismo con la LEB Plata.

 

--Favoritos a subir directamente como campeón de la liga regular:

 

El Valladolid ha tenido una pretemporada complicada intentando quitarse los altos contratos de Gomis y Evtimov. En pleno ajuste de cinturón, sí parece haber acertado con la incorporación de jugadores contrastados como Víctor Baldo, Stephane Dumas o Fede Van Lacke y además podrá dar más bola a gente como Sergio de la Fuente. Sin embargo, a Porfi Fisac le falta, de momento, un poco más de “fondo de armario” para poder aspirar a todo.

 

El Tenerife Rural demostró una enorme competitividad la temporada pasada, producto de la fuerza que imprime su técnico, Rafa Sanz, a un grupo de jugadores muy unido. Haber renovado a buena parte del bloque que se quedó muy cerca de subir a la ACB hace unos meses ha sido el gran logro de los canarios, empezando por el incontenible Antwain Barbour. Por si fuera poco, los cuatro fichajes (Boccia, Antelo, Maraker y Hamilton) ya conocen bien la categoría.

 

El Lucentum Alicante parece escaldado de la “sobredosis” de jugadores extranjeros que sufrió la pasada campaña y en ésta ha apostado por todo lo contrario, casi. Óscar Quintana debe sacar rendimiento de españoles como Berni Hernández, Pedro Llompart, Carlos Cazorla, Txemi Urtasun, Guillermo Rejón y Jorge García, que se distinguen por leer extraordinariamente el juego y auguran unidad. A seguir la evolución de Martynas Andriuskevicius, cuyos 218 centímetros son estudiados de cerca en la ACB.

 

El Leche Río Breogán exhibe la mejor pareja de bases de la LEB Oro, formada por el imaginativo Nacho Ordín y el atlético Dani López. Con ese timón, los de Paco García están legitimados para soñar con todo, esperando que las lesiones no vuelvan a cebarse con el equipo. La plantilla tiene un poco de todo, desde la espectacularidad de Betinho y Spencer Gloger al estajanovismo de Lucho Fernández y Bill Philips. La duda-apuesta es Brian Cusworth, un 2,13 que viene de triunfar en Estonia.

 

--Aspirantes a meterse en los “playoffs” (del segundo al noveno):

 

El León, tras su efímero paso por la ACB, se ha visto obligado a hacer una plantilla más bien modesta, sin grandes nombres y recurriendo incluso a la LEB Plata para uno de sus referentes interiores, Eulis Báez. El proyecto está en clara reconstrucción, empezando por el banquillo, donde Aranzana ha dado la alternativa a Javier Gonzalo de Grado, que parece apostar por la juventud. Unicamente dos clásicos de la categoría como Juanjo Bernabé y Anthony Stacey tienen más de 30 años.

 

El Plus Pujol Lleida tiene un equipo de enorme talento, sobre todo en el plano ofensivo, aunque quizás le falten algunas gotas de experiencia para poder aspirar a todo. Su eliminación la temporada pasada a manos del Tenerife lo ilustra, pero Edu Torres confía en el progreso de gente como Quim Colom, Dimitri Flis, Javier Mendiburu, Roger Fornas o Gimel Lewis que se unen a los brasileños Vinicius y Hettseiheimer y a la gozosa continuidad de Salva Arco y Alberto Miguel.

 

El Ciudad de La Laguna fue toda una renovación la temporada pasada, metiéndose con todas las de la ley en los “playoffs” y ganándose el respeto de la competición. Aunque ha perdido a hombres importantes como Alex González o Levi Rost, sigue confiando en prácticamente el mismo grupo de jugadores que le dio el ascenso hace dos temporadas, “pescando” por el camino en Huelva (Morón, Bustamante) y arriesgándose con Derrell Harris, procedente de la liga portuguesa.

 

El Beirasar Rosalía es un caso prácticamente idéntico al de los canarios, con la gran salvedad (negativa) de que han perdido a su gran estrella, Brad Oleson, captado por la ACB (Fuenlabrada). Ocupar su hueco anotador, aparte de su personalidad, no será fácil. Los gallegos han recurrido a Pat Carroll (Cajasol, Alicante) y además han impulsado la continuidad de gran parte de su plantilla, exceptuando los dos bases. Xavi López y Jordi Vallmajó tendrán que complementarse.

 

El Villa de Los Barrios tendrá muy difícil igualar su gran campaña pasada. Todo un clásico de la LEB Oro, está teniendo muchas dificultades para completar su plantilla, ya que no acaba de encontrarle un sustituto al pívot Adrian Moss. Únicamente dos jugadores continúan, Alejandro Alba y Jesús Chagoyen, y el gran punto ha sido conseguir el retorno de un nacional tan dominante como Ricardo Guillén. También Rost y Schrader aseguran puntos.

 

El Melilla siempre ficha jugadores de calidad, pero el problema es que pocas veces conseguía conjuntarlos. Paco Olmos lo logró la pasada temporada y espera seguir esa línea, con Ciorciari en la dirección, Héctor García con la metralleta, Cuthbert Victor dando versatilidad y Waleskowski y Caio Torres poniendo evergadura. Como se ve, un equipo lleno de nombres interesantes, incluyendo a ya un clásico en la ciudad autónoma: Nacho Romero.

 

El Autocid Ford Burgos ha reunido a César Sanmartín con Iván Corrales, una pareja de profundo sabor badalonés. Se presenta como un equipo muy físico, empezando con la eterna espera a ver si los 2,21 de Sinanovic florecen y un interesantísimo alero alto como Luis Gruber da un paso hacia delante. Por lo demás, LoGrippo, Juanmi Morales, Peter Lorant, Manu Gómez, Raúl Mena, Diego García y el propio Sanmartín aseguran continuidad, un valor al alza.

 

El Illescas sigue teniendo más o menos a los mismos jugadores que ascendieron hace un año desde la Liga EBA a la LEB Plata y desde ahí, hace unos meses, a la Oro, con la inclusión de extranjeros útiles como Reggie Moore, Dexter Lyons y Duane Virgil. Liderados por Joe Alonso, las incorporaciones han sido muy pocas, pero muy precisas y “a lo seguro”. Jorge Jiménez, cedido por el Fuenlabrada, compartirá la dirección con su hermano Juanjo; Nacho Yánez es “otro Alonso” y Driessen, un 2,15 con futuro.

 

El Cáceres 2016 irrumpe con fuerza en una categoría que la ciudad perdió “en los despachos” hace tres años y que ahora recupera de la misma manera. Apuesta por la experiencia y por gente acostumbrada a ganar: Rod Brown (ascenso con Bruesa), Guaita (final a cuatro con Tenerife), Moss (playoffs con Los Barrios)… y la “guinda”, un tal Lucio Angulo. A ello, añadir triplistas clásicos de la competición como Panadero o Chus Poves. Las dudas, los años de Harper Williams y la adaptación de Mike English.

 

--Con la permanencia como objetivo (bajan los dos últimos):

 

El Gandía Básquet tiene un enorme mérito. En su tercera temporada en la categoría, casi nunca ha tenido problemas graves para mantenerse. Y eso que económicamente no anda sobrado y que tiene que afinar muchísimo en los fichajes y en las cesiones que llegan desde el Pamesa. En Valencia se mirará con lupa lo que hagan Avramov y Víctor Hidalgo, pero más importante será acertar con un “rookies” en España como Jason Robinson y Matt Nelson.

 

El Básquet Mallorca surge después de la fusión del Inca y el Básquet Muro y queda como único representante balear en la categoría tras la desaparición del Palma Aqua Mágica. Lo que en principio se presentaba como un proyecto ambicioso queda en algo más realista, con jugadores conocidos en la zona como columna vertebral y riesgo en la elección de los extracomunitarios (Jason Kepp y Tyler Tyderman no han jugado en España). Eso sí, Jason Blair como comunitario es un lujo.

 

El Vic ha optado por la prudencia después de subir directamente de la LEB Plata como campeón de la liga regular. Chema Marcos, Héctor Manzano, Josemi García y Matt Kiefer son jugadores experimentados y con calidad, pero no de un caché excesivamente alto. La idea de Xavi García es mantener el mismo espíritu de unidad, de equipo, que le llevó a una racha final de nueve victorias consecutivas sin que hubiese nadie especialmente destacado en la estadística.

 

La UB La Palma sufrió un duro golpe tras descender hace unos meses, pero recuperó la plaza y ahora espera hacer las cosas igual de bien que en la recta final de la pasada campaña, cuando rozó la permanencia después de estar casi descartado. Pavel Ermolinski, cedido por el Unicaja, y el dinámico Thomas Terrell son las grandes apuestas de un club que muchas veces tiene complicado acudir al mercado en las mismas circunstancias que los demás.

 

El Clínicas Rincón Axarquía supone un interesante experimento. Nunca un filial de un ACB había llegado tan alto. Es un equipo muy talentoso, muy sobrado de calidad y centímetros, pero muy escaso de años. La “samba” bajo canasta Paulao-Faverani promete una mezcla explosiva con los bombarderos criados en la Costa del Sol (Rai López, Chylinski, Cortabarria). Y el pabellón del Rincón de la Victoria aprieta. Como “contra”, depender de las convocatorias de Unicaja.