ACBBlogs
Pabellon_multiusos_caceres
Vista aérea del Pabellón Multiusos Ciudad de Cáceres.

Ya me tenéis de nuevo actualizando. Voy a tener que decirle a Malo de Molina que me doble el sueldo, pero en fin. Sólo quería comentar un poco con vosotros lo que se ha anunciado esta tarde y que ya casi avancé en este mismo blog hace menos de dos días: Cáceres será sede de las tres "finales a cuatro" de las LEBs, los días 30 y 31 de mayo y 1 de junio. Supongo que como buenos seguidores del baloncesto federativo, la historia os interesará bastante.

 

Ya os lo dije: me alegro mucho de que el trabajo de la Federación Extremeña se haya visto recompensado así. Se están haciendo muy bien las cosas y no creo que únicamente sea cuestión de tener buenas relaciones con la Federación Española lograr eventos así que requieren de una preparación importante. Sólo hay que ver el notable alto que obtuvo a nivel organizativo el reciente Campeonato de España en edad escolar. Alguien dijo hace poco que éste era el "año del baloncesto en Extremadura", fundamentalmente por la llegada de la selección masculina este verano a jugar un torneo con Rusia y con Portugal. La designación cacereña para estas novedosas "finales a cuatro" es una confirmación de que el proyecto presentado por la gente del presidente de la federación regional, Jesús Luis Blanco, ha sido el más llamativo. En la intrahistoria han tenido mucho que ver dos tipos a los que aprecio mucho, Juan Pedro Buigas y Mario Madejón, que son el "brazo ejecutor" de Blanco.¨

 

Aquí no tenemos ACB. En el 2003 acabó la etapa de once años en la máxima categoría, que bien la disfrutamos, por cierto. Pero el baloncesto es, diría yo, el primer deporte en la comunidad autónoma, con nueve equipos en categoría nacional siendo una región con bastante poca población (apenas un millón de habitantes) y sin las bases económicas que hay en otros lugares. Sin embargo, en Cáceres, al equipo de basket van diez veces más de espectadores que al de fútbol; en Plasencia pasa prácticamente lo mismo; en Badajoz tienen un equipo de Liga Femenina por primera vez en la historia y en otros lugares como Mérida, Almendralejo y Trujillo nuestro deporte se abre paso teniendo cada vez más seguimiento. Por tener, tenemos hasta un NBA, un tal José Manuel Calderón, que sigue muy pendiente de lo que ocurre por aquí gracias a su padre y es la imagen de Extremadura en el mundo.

 

 

Ya os iré contando más cosas sobre lo que se vaya cociendo por aquí y haciéndoos recomendaciones si vais a venir, que supongo que muchos os acercaréis. Supongo que a todo el mundo no le gustará la designación y de hecho ya se ha abierto un hilo en nuestro foro en el que se contrastan opiniones. Todas son respetables. La crítica más fácil es que, si se mete un equipo extremeño en la final a cuatro para subir a la LEB Oro (Cáceres o Plasencia están bien colocados, aunque en principio tendrán que superar una eliminatoria con el factor campo en contra), no habrá igualdad. Pero yo pregunto: ¿la hay cuando la Final Four se juega en un sitio donde hay un equipo anfitrión? ¿no cabría decir exactamente lo mismo sobre la Copa del Rey que con tanto éxito organiza la ACB y en la que el de casa está clasificado automáticamente? Aquí ni siquiera pasa eso último, como es lógico, y ya sabéis que precisamente en esa competición es más bien rarillo que gane el propio anfitrión. Puede que hasta sea un factor en contra porque la presión te puede.

 

Quedan menos de dos meses. Una cuenta atrás en la que hay muchos partidos de por medio, tanto en LEB Oro como en Plata y Bronce. Yo creo que va a ser un éxito. Vivo en una ciudad baloncestística a tope, en la que se ha sufrido mucho por no tener equipo profesional masculino en los dos últimos años. Tener un espectáculo como el que se va a producir (esté el Cáceres 2016 o no) creo que es una buena compensación. La gente del baloncesto español estará aquí y seguro que habrá emociones de todo tipo y buen baloncesto. Y habrá mucho, qué digo, muchísimo en juego. Hasta un equipo saldrá de aquí directo al Planeta ACB, con todo lo que eso supone.