ACBBlogs
Bernabe
Bernabé seguirá siendo el "timón" del León.

Ya estamos aquí de nuevo, a unas horas de que comiencen la LEB Oro y la LEB Plata. Las competiciones federativas parten esta temporada con más igualdad que nunca y muchas incógnitas. Todos buscarán ir subiendo peldaños y cumplir sus objetivos. Echemos un vistazo a los distintos “vagones” de la LEB Oro, mojándome un poquitín. Para lo antes posible os prometo lo mismo con la LEB Plata.

 

--Favoritos a subir directamente como campeón de la liga regular:

 

El Valladolid ha tenido una pretemporada complicada intentando quitarse los altos contratos de Gomis y Evtimov. En pleno ajuste de cinturón, sí parece haber acertado con la incorporación de jugadores contrastados como Víctor Baldo, Stephane Dumas o Fede Van Lacke y además podrá dar más bola a gente como Sergio de la Fuente. Sin embargo, a Porfi Fisac le falta, de momento, un poco más de “fondo de armario” para poder aspirar a todo.

 

El Tenerife Rural demostró una enorme competitividad la temporada pasada, producto de la fuerza que imprime su técnico, Rafa Sanz, a un grupo de jugadores muy unido. Haber renovado a buena parte del bloque que se quedó muy cerca de subir a la ACB hace unos meses ha sido el gran logro de los canarios, empezando por el incontenible Antwain Barbour. Por si fuera poco, los cuatro fichajes (Boccia, Antelo, Maraker y Hamilton) ya conocen bien la categoría.

 

El Lucentum Alicante parece escaldado de la “sobredosis” de jugadores extranjeros que sufrió la pasada campaña y en ésta ha apostado por todo lo contrario, casi. Óscar Quintana debe sacar rendimiento de españoles como Berni Hernández, Pedro Llompart, Carlos Cazorla, Txemi Urtasun, Guillermo Rejón y Jorge García, que se distinguen por leer extraordinariamente el juego y auguran unidad. A seguir la evolución de Martynas Andriuskevicius, cuyos 218 centímetros son estudiados de cerca en la ACB.

 

El Leche Río Breogán exhibe la mejor pareja de bases de la LEB Oro, formada por el imaginativo Nacho Ordín y el atlético Dani López. Con ese timón, los de Paco García están legitimados para soñar con todo, esperando que las lesiones no vuelvan a cebarse con el equipo. La plantilla tiene un poco de todo, desde la espectacularidad de Betinho y Spencer Gloger al estajanovismo de Lucho Fernández y Bill Philips. La duda-apuesta es Brian Cusworth, un 2,13 que viene de triunfar en Estonia.

 

--Aspirantes a meterse en los “playoffs” (del segundo al noveno):

 

El León, tras su efímero paso por la ACB, se ha visto obligado a hacer una plantilla más bien modesta, sin grandes nombres y recurriendo incluso a la LEB Plata para uno de sus referentes interiores, Eulis Báez. El proyecto está en clara reconstrucción, empezando por el banquillo, donde Aranzana ha dado la alternativa a Javier Gonzalo de Grado, que parece apostar por la juventud. Unicamente dos clásicos de la categoría como Juanjo Bernabé y Anthony Stacey tienen más de 30 años.

 

El Plus Pujol Lleida tiene un equipo de enorme talento, sobre todo en el plano ofensivo, aunque quizás le falten algunas gotas de experiencia para poder aspirar a todo. Su eliminación la temporada pasada a manos del Tenerife lo ilustra, pero Edu Torres confía en el progreso de gente como Quim Colom, Dimitri Flis, Javier Mendiburu, Roger Fornas o Gimel Lewis que se unen a los brasileños Vinicius y Hettseiheimer y a la gozosa continuidad de Salva Arco y Alberto Miguel.

 

El Ciudad de La Laguna fue toda una renovación la temporada pasada, metiéndose con todas las de la ley en los “playoffs” y ganándose el respeto de la competición. Aunque ha perdido a hombres importantes como Alex González o Levi Rost, sigue confiando en prácticamente el mismo grupo de jugadores que le dio el ascenso hace dos temporadas, “pescando” por el camino en Huelva (Morón, Bustamante) y arriesgándose con Derrell Harris, procedente de la liga portuguesa.

 

El Beirasar Rosalía es un caso prácticamente idéntico al de los canarios, con la gran salvedad (negativa) de que han perdido a su gran estrella, Brad Oleson, captado por la ACB (Fuenlabrada). Ocupar su hueco anotador, aparte de su personalidad, no será fácil. Los gallegos han recurrido a Pat Carroll (Cajasol, Alicante) y además han impulsado la continuidad de gran parte de su plantilla, exceptuando los dos bases. Xavi López y Jordi Vallmajó tendrán que complementarse.

 

El Villa de Los Barrios tendrá muy difícil igualar su gran campaña pasada. Todo un clásico de la LEB Oro, está teniendo muchas dificultades para completar su plantilla, ya que no acaba de encontrarle un sustituto al pívot Adrian Moss. Únicamente dos jugadores continúan, Alejandro Alba y Jesús Chagoyen, y el gran punto ha sido conseguir el retorno de un nacional tan dominante como Ricardo Guillén. También Rost y Schrader aseguran puntos.

 

El Melilla siempre ficha jugadores de calidad, pero el problema es que pocas veces conseguía conjuntarlos. Paco Olmos lo logró la pasada temporada y espera seguir esa línea, con Ciorciari en la dirección, Héctor García con la metralleta, Cuthbert Victor dando versatilidad y Waleskowski y Caio Torres poniendo evergadura. Como se ve, un equipo lleno de nombres interesantes, incluyendo a ya un clásico en la ciudad autónoma: Nacho Romero.

 

El Autocid Ford Burgos ha reunido a César Sanmartín con Iván Corrales, una pareja de profundo sabor badalonés. Se presenta como un equipo muy físico, empezando con la eterna espera a ver si los 2,21 de Sinanovic florecen y un interesantísimo alero alto como Luis Gruber da un paso hacia delante. Por lo demás, LoGrippo, Juanmi Morales, Peter Lorant, Manu Gómez, Raúl Mena, Diego García y el propio Sanmartín aseguran continuidad, un valor al alza.

 

El Illescas sigue teniendo más o menos a los mismos jugadores que ascendieron hace un año desde la Liga EBA a la LEB Plata y desde ahí, hace unos meses, a la Oro, con la inclusión de extranjeros útiles como Reggie Moore, Dexter Lyons y Duane Virgil. Liderados por Joe Alonso, las incorporaciones han sido muy pocas, pero muy precisas y “a lo seguro”. Jorge Jiménez, cedido por el Fuenlabrada, compartirá la dirección con su hermano Juanjo; Nacho Yánez es “otro Alonso” y Driessen, un 2,15 con futuro.

 

El Cáceres 2016 irrumpe con fuerza en una categoría que la ciudad perdió “en los despachos” hace tres años y que ahora recupera de la misma manera. Apuesta por la experiencia y por gente acostumbrada a ganar: Rod Brown (ascenso con Bruesa), Guaita (final a cuatro con Tenerife), Moss (playoffs con Los Barrios)… y la “guinda”, un tal Lucio Angulo. A ello, añadir triplistas clásicos de la competición como Panadero o Chus Poves. Las dudas, los años de Harper Williams y la adaptación de Mike English.

 

--Con la permanencia como objetivo (bajan los dos últimos):

 

El Gandía Básquet tiene un enorme mérito. En su tercera temporada en la categoría, casi nunca ha tenido problemas graves para mantenerse. Y eso que económicamente no anda sobrado y que tiene que afinar muchísimo en los fichajes y en las cesiones que llegan desde el Pamesa. En Valencia se mirará con lupa lo que hagan Avramov y Víctor Hidalgo, pero más importante será acertar con un “rookies” en España como Jason Robinson y Matt Nelson.

 

El Básquet Mallorca surge después de la fusión del Inca y el Básquet Muro y queda como único representante balear en la categoría tras la desaparición del Palma Aqua Mágica. Lo que en principio se presentaba como un proyecto ambicioso queda en algo más realista, con jugadores conocidos en la zona como columna vertebral y riesgo en la elección de los extracomunitarios (Jason Kepp y Tyler Tyderman no han jugado en España). Eso sí, Jason Blair como comunitario es un lujo.

 

El Vic ha optado por la prudencia después de subir directamente de la LEB Plata como campeón de la liga regular. Chema Marcos, Héctor Manzano, Josemi García y Matt Kiefer son jugadores experimentados y con calidad, pero no de un caché excesivamente alto. La idea de Xavi García es mantener el mismo espíritu de unidad, de equipo, que le llevó a una racha final de nueve victorias consecutivas sin que hubiese nadie especialmente destacado en la estadística.

 

La UB La Palma sufrió un duro golpe tras descender hace unos meses, pero recuperó la plaza y ahora espera hacer las cosas igual de bien que en la recta final de la pasada campaña, cuando rozó la permanencia después de estar casi descartado. Pavel Ermolinski, cedido por el Unicaja, y el dinámico Thomas Terrell son las grandes apuestas de un club que muchas veces tiene complicado acudir al mercado en las mismas circunstancias que los demás.

 

El Clínicas Rincón Axarquía supone un interesante experimento. Nunca un filial de un ACB había llegado tan alto. Es un equipo muy talentoso, muy sobrado de calidad y centímetros, pero muy escaso de años. La “samba” bajo canasta Paulao-Faverani promete una mezcla explosiva con los bombarderos criados en la Costa del Sol (Rai López, Chylinski, Cortabarria). Y el pabellón del Rincón de la Victoria aprieta. Como “contra”, depender de las convocatorias de Unicaja.