ACBBlogs
Enlace_triplecopa

Fin de semana de copas en las competiciones LEB. La Federación Española ha decidido algunos cambios y se espera que sean para bien a la vista de que el anterior formato languidecía un poco en cuanto a asistencia de público. Duro fue ver cómo a Zaragoza asistía muy poca gente hace un año. Ahora, los tres títulos (la Copa Príncipe de Asturias en LEB Oro; la Copa LEB Plata y la Copa LEB Bronce) se decidirán el mismo fin de semana y a partido único entre los dos primeros de las respectivas primeras vueltas de las tres competiciones, jugándose en casa del primero. Otra novedad sustancial e importante de cara al futuro es que habrá sobre la mesa algo más que el título: el que venza, se asegurará el segundo puesto al final de la liga regular en caso de terminar en puestos de "playoff".

 

¿Qué os parece? Yo opino que en general, está bien pensado porque en los últimos años se habían visto las copas como un "accidente" en el calendario y ganarlas tampoco suponía un prestigio grande para equipos que estaban más bien centrados en lograr el ascenso. Sin embargo, hay algo de "arma de doble filo" la cuestión del segundo puesto, aunque veo que es difícil que estos equipos se vayan a relajar en la recta final de la segunda vuelta porque seguramente estarán luchando por el primer puesto que supone subir directamente. Eso sí: si alguno de los tres campeones que salgan tiene una mala segunda vuelta, puede que esos últimos partidos le sirvan para relajarse y posicionarse de cara al "playoff" previo a la fase final con sede única (ahí el formato no ha cambiado).

 

También jugar a partido único es buena idea y, sobre todo, unificarlo todo en un fin de semana, porque resultaba algo desconcertante que los tres torneos se fuesen turnando consecutivamente. Otros "ganadores" de los torneos coperos son precisamente los que no los juegan, ya que han tenido una valiosa semana de descanso para preparar la segunda vuelta y, en algunos casos, recomponer sus plantillas, aunque eso ya lo analizaremos la semana que viene.

 

Supongo que donde más ilusión tienen por este evento es en Tíjola, una localidad de apenas 4.000 habitantes encuadrada en el Valle del Almanzora, en Almería. El Promobys fue el mejor de la primera vuelta en la LEB Bronce e intentará prolongar su momento de gracia en casa ante el Alerta Cantabria esta noche a las 21.00 horas. Es el mejor equipo ofensivo de la competición (88,1) y su hombre clave es Jermaine Turner (15,6 puntos y 8,9 rebotes). Tendrá enfrente a un histórico con recorrido ACB y jugadores acostumbrados a superiores categorías, como Salva Camps y Txomin López. Ya veremos qué depara el duelo de banquillos entre un Antonio Herrero que quiere abrirse camino y el dicharachero Quino Salvo, otro con un amplio currículum.

 

El sábado a las 19.00 horas, momento para la Copa LEB Plata. Palencia repite sede y en el Faymasa esperan que el disgusto de la temporada pasada, cuando fue el Vic el que se llevó el título, no reaparezca. La situación ha cambiado mucho en estos doce meses y ése es un motivo de esperanza para los de Natxo Lezkano, que entonces eran un equipo de la zona baja de la LEB Plata y pensaban más bien en amarrar la permanencia. Ahora son favoritos: han dominado la competición casi desde el inicio y llegan después de frenar al emergente Plasencia. Stevie Johnson (18,2 puntos y 8,7 rebotes) domina los tableros bien apoyado por McNaughton y Kim Adams, Carles Bravo es un tirador efectivo y en la dirección se reparten bien los papeles el pegajoso Ricardo Busciglio y el imaginativo Sergio Alonso. Su rival, el Torrons Vicens  L'Hospitalet, llega más de puntillas, intentando readaptarse a la liga tras bajar hace unos meses. Quizás en eso resida su poder. Además, Mateo Rubio, su entrenador, es de los que prepara cada mínimo detalle de cada partido y confía en lo que seguramente sea una plantilla con menos estrellas que su oponente, aunque más compacta. Estadísticamente destacan los puntos de James Holmes (16,5), los rebotes de Jeff Palmer (6,6) y las asistencias del inteligentísimo Xavi Ventura (2,1), que vuelve por sus fueros después de que las lesiones le torturasen durante demasiado tiempo. Ah, y tienen a Martí Nualart, que el año pasado ganó la Copa LEB Plata con el Vic.

 

El ciclo copero se cierra el domingo a las 17.00 horas en el Centro de Tecnificación de Alicante con la Príncipe de Asturias, un torneo que en los 80 disputaban los equipos de la ACB (hubo cuatro ediciones, tres ganadas por el Joventut y una por el Barça) y que desde 1996 se juegan los de LEB. El Lucentum (ganador en 2002) y el Melilla (en 1999 y 2001) juegan posiblemente el mejor partido posible hoy por hoy en la LEB Oro, un auténtico "banco de pruebas" de cara a saber quién tiene más posibilidades de llevarse el ascenso directo al paraíso ACB. Como en los otros dos encuentros, tiene ventaja el de casa por el hecho de serlo y también haber demostrado ajustada superioridad en la primera vuelta liguera, pero no hay que fiarse, claro. Diría que hasta el Melilla tiene más "hambre" y apostaría porque esta semana Paco Olmos les ha puesto a sus jugadores el vídeo del 16 de noviembre del pasado año, cuando el Lucentum les pasó literalmente por encima (104-75). Si después de aquella humillación los Ciorciari, Fergerson, Hector García, Waleskowski, Caio Torres, Cuthbert Victor, Southall y compañía no salen a morderle los tobillos a sus rivales, va a faltar poco. Oscar Quintana les habrá dicho a sus chicos que ellos a lo suyo: a repartir democráticamente la bola, a ayudarse muchísimo en defensa, a pasar por el banquillo cada pocos minutos con humildad... Todo lo que les ha dado el liderato en la LEB Oro y todo lo que les sitúa como máximos candidatos a volver con los mejores dentro de unos mesecitos. Pero para eso queda mucho. Antes hay que irse de copas.