ACBBlogs
Caizara

El 3 de mayo de 1996, el Amway Zaragoza caía derrotado por 70-79 ante el Estudiantes Argentaria en el segundo "play off" de los cuartos de final de la Liga ACB. Los problemas económicos hicieron que el equipo de la ciudad del Ebro no saliese más en competición en la máxima categoría. Ahora, casi doce años después, otro club maño, que hace un lustro recuperó la clásica denominación de "CAI" por el apoyo de la caja de ahorros local, está a punto de recuperar la máxima categoría baloncestística para Aragón. No sé si lo conseguirán matemáticamente esta noche en el partido ante el Drac Inca, pero es un hecho que todos asumen que ocurrirá más temprano que tarde. Este es mi homenaje y mi regalo por el ascenso: 12 nombres del pasado y 12 nombres del presente... 12 años después.

 

PASADO (PUDIERON SER MUCHOS MÁS)

1. Kevin Magee. Fue el icono el primer título de la historia del antiguo CAI, la Copa del Rey de 1984, conseguida en casa. Un torrente estadístico: lo normal era que superase los 20 puntos y 10 rebotes en todos los partidos. Falleció en octubre del 2003 en un accidente de tráfico en EEUU. 

 

2. Fernando Arcega. Su única camiseta fue la roja. El mayor de la saga fue el antecesor de Andrés Jiménez en la revolución del puesto de alero alto en España. Plata en los Juegos Olímpicos de Los Angeles y apodado "El Abuelo", en su vida posterior como político también ha echado una mano al baloncesto maño.

 

3. Claude Riley. Los mates de espalda eran su especialidad. Era un experto en el trabajo sucio, pero también aportaba mucho en ataque. Estuvo tres temporadas en Zaragoza (de la 84-85 a la 86-87) siendo la otra clave interior en el reseñado título copero.

 

4. Pepe Arcega. Base de extremada inteligencia y enorme carisma y también habitual en la selección española en los 80 y principios de los 90. A pocos les dolió más la desaparición del baloncesto zaragozano de la élite. Años después sería director deportivo del nuevo club, aunque no pudo culminar el sueño del ascenso.

 

5. José "Piculín" Ortiz. Su llegada en 1987 supuso un "bombazo". El entonces joven puertorriqueño impresionó con sus recursos ofensivos y su personalidad dentro y fuera de la cancha en un momento en el que el club era ya alternativa para Barcelona y Real Madrid.

 

6. José Luis "Indio" Díaz. El prototipo de escolta español de los 80, aunque nunca fue bien tratado por la selección. Tenía gran facilidad para el tiro de media a distancia y el contragolpe. Jugó exactamente 200 partidos con el CAI en la Liga ACB. Muy recordado su "look" a lo Abraham Lincoln.

 

7. Francisco Javier Zapata. Corregía con enorme tesón y buena mano su falta de centímetros para luchar bajo los tableros. En Zaragoza empezó a edificar una carrera interesante y que no ha terminado hasta hace muy poco jugando con el UGT Aragón de la Liga EBA.

 

8. Alberto Angulo. Retirado hace dos años vistiendo la camiseta del nuevo club, ahora trabaja en los despachos y disfrutará como el que más cuando se consume el ascenso. El baloncesto español ha tenido muy pocas muñecas tan afinadas como la suya, que se estrenó a nivel profesional en 1989 con el CAI.

 

9. Mark Davis. Aún ostenta el récord de anotación en una final de la Copa del Rey bajo el formato de la ACB. Fino escolta. Sus 44 puntos en 1990 en Las Palmas dieron el título al conjunto maño, que estaba entrenado por entonces por un hombre de la casa, Chuchi Carreras.

 

10. Fran Murcia. Antes de ser carne de las revistas del corazón y de "realities", Murcia era un jugador competitivo al máximo que sacaba perfecto partido a sus condiciones de "4" abierto. Su segunda etapa en Zaragoza, ya con el nuevo club, no resultó tan exitosa.

 

11. Kenny Bannister. Pavoroso. "El Animal" repartía todo lo que quería y algo más. Su presencia en la zona intimidaba enormemente, aunque no era un jugador de gran aportación estadística. Su paradero actual es un misterio y ni siquiera los Knicks le consiguieron localizar para el homenaje a Pat Ewing.

 

12. Andre Turner. Perfecto hilo entre el pasado y el presente. Turner brilló en el último Amway, ya "tocado" por los problemas económicos, y jugó el partido del 3-5-96. Hace unos meses llegó al actual equipo para redondear una plantilla ya de por sí excelente. A sus 40 y tantos "tacos", sus poros destilan baloncesto.

 

PRESENTE (SON MUCHOS MÁS: LOS 10.000 QUE NO HAN DEJADO DE IR AL PRÍNCIPE FELIPE):

1. Curro Segura. Coge el relevo de los grandes entrenadores de la historia zaragozana (León Najnudel, Ranko Zeravica, Alfred Julbe) tras saber administrar sabiamente una plantilla larga y poderosa, pero en la que no han cabido los egos. Segundo ascenso a la ACB en cuatro años, el anterior con "su" Menorca.

 

2. Reynaldo Benito. No se puede decir que el presidente no sea un hombre de basket. Fue jugador de la cantera del antiguo CAI y llegó a debutar en la ACB. Era un base "pequeñito" (1,80). Lo mejor que puede decirse de su gestión es que nunca ha querido ser noticia y que ha dejado trabajar a los profesionales. 

 

3. Lucas Victoriano. Muchos dudaban de que Victoriano supiese llevar las riendas de un equipo campeón: su carrera no se ha registrado por su regularidad. Sin embargo, ha sacado partido a sus mejores características: un físico potentísimo para jugar de base y una muñeca privilegiada.

 

4. Oscar González. Será su segundo ascenso consecutivo tras el que logró la temporada pasada con el Ricoh Manresa. No se oculta que la LEB está hecha a su medida. Gran aficionado al gimnasio y un "loco" del baloncesto por herencia: su padre, Tomás, es un entrenador histórico.

 

5. Paolo Quinteros. Apuesta sobre seguro: él condujo al León a la ACB la temporada pasada y lo va a repetir con el CAI. El típico jugador argentino súper competitivo, una máquina de recursos ofensivos que ha rendido desde el principio. Hay muchas ganas de verle con los mejores, ¿no?

 

6. Matías "El Bicho" Lescano. La otra mitad de la "dupla" exterior de La Pampa llegó a Zaragoza apenas un año después de nacer el nuevo club. Cinco años después, ha logrado el sueño. Como su compatriota, es otra máquina de anotar. Se habrá quitado un gran peso de encima después de verlo tan cerca varias veces.

 

7. Howard Brown. Tenerle como nacional vale muchos kilates. Otro que también se está convirtiendo en especialista en subir, ya que ya lo logró con el Murcia. Es un "funky man", de esos jugadores que se ve que disfruta jugándoselas y asumiendo el protagonismo.

 

8. Iván García. Es una pena que la enorme calidad de la plantilla no le haya permitido más minutos. Puede ser un referente en el baloncesto español a poco que disponga de confianza, ya que compatibiliza bien la fuerza física con la calidad. Su juventud es su mejor aval.

 

9. Cuthbert Victor. Cuando llegó en el 2004 al Plasencia hizo dos o tres primeros partidos pésimos y se pensó en echarle. Nadie pensaba que podía ser un extranjero tan dominante en la LEB Oro, pudiendo jugar por dentro y por fuera. Muy fibroso y con recursos. ¿El segundo mejor jugador de las Islas Vírgenes tras Duncan?

 

10. Darren Phillip. A DP le han adorado allá donde ha ido, porque la hinchada capta enseguida a los jugadores que transmiten que la camiseta que se ponen es como si la llevasen encima toda la vida. Así es que, lo que se preveía: el tipo más feliz del baloncesto mundial ha seguido a lo suyo (anotar, rebotear...) con aparente facilidad.

 

11. Ondrej Starosta. Todo equipo grande necesita un grande. El checo lo es un rato (2,15). Aunque algo inconstante, en algunos partidos ha cogido rebotes y ha puesto tapones "a cascoporro". Llegó muy joven al Real Madrid. Ahora habrá que ver si tiene un hueco en la ACB.

 

12. Mike Higgins. Un chavalillo de 41 años cuyo trabajo duro ahí abajo nunca viene mal. Ha jugado en 27 equipos, 7 países y tres continentes a lo largo de su carrera, desde los Lakers de Magic y Abdul Jabbar a este glorioso CAI. Profesional íntegro que hace lo que se le pide. Blaz Cresnar y José Antonio Rojas también han ayudado.