ACBBlogs
25/12/2010

Después de un gran inicio, con un record de 3-0, llegaba el momento de descansar un poco, después de varias semanas sin días libres. Llegaba el esperado Thanksgiving (día de acción de gracias), tradición donde se junta la familia y se come todo lo que se pueda de un centenar de platos diferentes. Este año lo viví en casa de la familia de Jaren (compañero de equipo y mi compañero de habitación en MSOE), familia que me hizo pasar una gran experiencia en mi segundo thanksgiving y me abrieron sus puertas con toda su amabilidad, igual que Nic y Molly lo hicieron el año pasado.

 


 

Después de esa bonita velada, llegaba el momento de viajar al torneo en Oshkosh, a una hora al norte de Milwaukee. Jugábamos contra UW-Eau Claire, un equipo muy fuerte y competitivo, de una de las mejores conferencias de la liga. MSOE salió con victoria de aquel choque por 61-48 después de un gran partido defensivo por nuestra parte.

 

El sábado tocaba enfrentarse a UW-Oshkosh, en la final del torneo. También se trataba de un partido duro y que había que ganar en defensa. Después de un gran choque, en el que lideramos el marcador en todo momento, a falta de 5 minutos se nos fueron de 9 puntos. No abandonamos y conseguimos empatar el partido a falta de 12 segundos. Tiempo muerto en el campo. Una defensa preparada que habíamos entrenado para momentos finales hizo que robáramos el balón a falta de 7 segundos y un triple sobre la bocina nos dio la victoria (65-62). Increíble partido y segundo torneo de la temporada para MSOE. A todo esto, nos presentábamos con un 5-0 de victorias y a un partido de igualar el mejor record de la historia de la Universidad.

 

La semana siguiente tocaba el momento de abrir la conferencia (NAC), primer partido y contra Benedictine, uno de los equipos mas físicos en el perímetro de la División Sur de la NAC (donde MSOE se encuentra). Después de un partido frenético, acabó en empate y la victoria vino a casa en la prórroga por 76-71, igualando así el record de la Universidad como mejor inicio de la historia (6-0). Seguíamos imbatidos y con grandes ilusiones de lo que nos esperaba.

 

Esa semana, el viernes, entrenamos a las 5 de la madrugada, lo que nos dio oportunidad de tener la tarde libre. Conor, John y Max me invitaron a ver un partido de su High School. Conor y John son freshmans de mi equipo, y Max es el manager. En este partido participaba un jugador que está clasificado en el top 20 de la nación en High School, y es solo Junior. En el partido estaban varios entrenadores NCAA D1 siguiendo al jugador. Fue un partido entretenido y televisado a nivel nacional, una cosa que pocas veces había visto yo en España.

 

El siguiente partido era contra Aurora, campeón el año pasado de la conferencia y clasificado para el campeonato nacional. MSOE lleva sin ganar a Aurora desde el 2008. Empezamos dominando el partido, pero después de varios errores, el marcador volvió al empate. Nadie conseguía distanciarse y, finalmente, en los últimos minutos Aurora ganó el choque por 58-68. Primera derrota de la temporada, contra un equipo al cual respetamos mas de lo que se merece, un equipo perfectamente ganable…

 


 

La semana siguiente tocaba enfrentarse a Marian, otro equipo de la conferencia, en el último partido en casa antes de las vacaciones de navidad. Se presentó bastante gente al partido, después de que Conor  y yo pusiéramos más de 100 carteles por toda la Universidad y nos lleváramos más que una bronca por no tener un permiso especifico para pegar carteles. Pero bueno, después de todo el esfuerzo, la cosa dio resultados y tuvimos el apoyo que necesitábamos tras una derrota como la de Aurora. El partido fue bastante tranquilo, dominado en todo momento y con un marcador final de 61-51.

Después de esa victoria tocaba viajar a Chicago, a enfrentarse a North Park, un gran equipo de otra de las mejores conferencias de la zona. El partido fue parecido al de Aurora, dominando toda la primera parte (19-32 en el descanso) y perdiendo el partido al final (55-66).

 

Por ultimo, después de todos los exámenes anteriores a las vacaciones, los cuales tuve todos el mismo día porque tuve que cambiarlos para poder viajar a España el viernes, tocaba jugar otro partido de conferencia contra Maranatha Baptist. El equipo es de los peores de la conferencia y se demostró con una victoria mas que cómoda, 64-88. Victoria que nos ponía en 8-2, y 3-1 en la conferencia, liderando la División Sur, y denominados una de las mejores defensas del país dejando a los oponentes en un 41% en tiros de campo.

 

Y así llegan los 8 días de vacaciones en España que el año pasado no pude tener, con uno de los mejores records de la historia, en buen camino para superar el mejor record de la Universidad (18-6) y viviendo experiencias con mis compañeros de equipo que quedarán hasta la posteridad. La verdad es que la química que tiene este equipo, no he tenido la suerte de vivirla en ningún otro equipo. Aquí no están las grandes diferencias entre Seniors y Freshmans, aquí todo el mundo luchamos juntos y sobre todo nos divertimos juntos fuera del campo, que es donde realmente se crean los equipos, fuera del campo, cuando nadie ni nada te obliga a estar juntos.

 

Así que desde aquí os deseo a todos Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo y que disfrutéis de las vacaciones de Navidad como yo estoy a punto de hacer…