ACBBlogs

Llegó la hora. Distintos lugares, pero una misma ilusión. Después de un mes de clases, entrenamientos de condición física a las 7 de la madrugada y sesiones de gimnasio, ha llegado lo bueno. Este viernes por fin han empezado los entrenamientos. Ha sido un fin de semana intenso. Primer entrenamiento el viernes de 4:30 de la madrugada a 7:30, después clases y el sábado doble entreno, de 8 a 10 de la mañana y de 13 a 15. Como en cualquier parte del mundo, los primeros entrenamientos son los más duros, pero también a los que te enfrentas con más ilusión.

 

Desde que llegué aquí el 28 de Agosto, no he parado de soñar. MSOE es increíble, todo lo que puedas soñar esta aquí, encerrado en la ciudad de Milwaukee. La universidad se encuentra a dos manzanas del centro de la ciudad, y posee todas las pijadas electrónicas que podáis imaginar.

 

Estas semanas han sido intensas, sobretodo repletas de deberes, proyectos y exámenes prácticamente semanales. Cuando elegí venir a la cuarta mejor Universidad de Estados Unidos de Ingeniería Industrial sabia que seria duro, pero tanto… La verdad es que no me puedo quejar, voy pasando las clases y las experiencias que estamos teniendo no tienen valor. Ya hemos visitado 3 de las más grandes empresas de Milwaukee, en las que nos explican obligaciones reales que los ingenieros tienen. También tuvimos lo que aquí llaman la “Feria de Carreras” en la que más de 120 empresas vienen a MSOE tratando de contratar a estudiantes para trabajos en verano, y así captarte para cuando te gradúes.

 

En el ámbito personal, hay poco tiempo para disfrutar, sobre todo entre semana, pero la Universidad tiene mil actividades para los estudiantes. La primera semana estuvimos todo el equipo en mi primer partido de Baseball profesional; partido de los Brewers. Fue una gran experiencia, pese a que el deporte es un poco aburrido, al menos para mí. Unas semanas después estuvimos en el partido de los Milwaukee Bucks contra los Chicago Bulls, exactamente sentados en la tercera fila, y todo gratis.

 

 

 


Por ahora, poco más ha sucedido. El equipo tiene muy buena pinta. MSOE lleva dos años seguidos siendo segundo en la conferencia. No sé el nivel que tienen el resto de equipos de la conferencia, pero el nuestro es grande. Parece que se nos presenta una bonita temporada, que todos esperamos que sea una gran experiencia. Todo parecía un camino lejano, la última vez que escribí en el blog, aquel momento en que me decidía a cambiar de universidad, y ahora tan solo quedan 2 semanas para empezar con el partido de exhibición contra UWM (NCAA D1). Aun recuerdo el partido contra Marshall del año pasado, y espero que este sea igual o mejor.

 

Nada más, tanto para los que disfrutábais de mis blogs el año pasado, como para los nuevos, bienvenidos un año más y os espero en la siguiente entrada.