ACBBlogs

¿Nunca os ha ocurrido que cuando experimentáis algo nuevo en vuestras vidas, de repente se repite varias veces en un periodo muy corto de tiempo? Eso fue lo que nos ocurrió a nosotros en nuestro primer “Thanksgiving” o Día de Acción de Gracias como lo llamaríamos en España. Todos habíamos visto películas en las que mesas enteras llenas de abundante comida de todo tipo decoraban unas fechas en las que la familia (decenas de personas) se junta y conversa, como dando la bienvenida a la navidad. Pues es eso... Una navidad pero sin regalos, como aquí lo definen. ¿Y qué se cambia por los regalos? El Pavo, el inmenso pavo.

 

Thanksgiving en casa de Nic

 

Thanksgiving Day en casa de Nic para Vic Bande

 

Nosotros tuvimos la experiencia de vivirla dentro de dos familias americanas. Aquí nos dieron puente de Jueves a Domingo (las clases me refiero, claro está, el equipo no tuvimos puente). Entrenamos el miércoles a las 6 de la mañana y luego directos a las clases. Después, Nic Cartee y Molly Ann Roark, una pareja de Sophomores que hacen atletismo en la universidad, y nuestros grandes amigos americanos en estas tierras, nos recogieron y directos para sus casas. Dormimos en casa de Nic después de pegarnos la gran viciada nocturna al Comand and Conquer Tiberium Sun en el ordenador donde, como siempre, ganó Nic, y al 2K10 en la Xbox. Al día siguiente fuimos a casa de los abuelos de Nic con toda su familia y Molly, y disfrutamos de esa desconocida tradición americana que tan solo conocíamos por la películas. Más tarde fuimos a casa de los tíos de Molly en la que re-comimos volviendo a vivir otra gran experiencia en nuestro “Segundo Primer Thanksgiving”. Desde aquí, pese a que no me entiendan, quiero dar las gracias a la familia de Nic y Molly por lo bien que se portaron con nosotros en todo momento.

 

 Más Thanksgiving Day... Este, en casa de Molly

 

Después, por la tarde del jueves, entrenamiento y... otra cena con pavo en casa del entrenador. La verdad es que como experiencia fue una pasada, el primer año que celebramos el Día de Acción de Gracias y tenemos tres celebraciones en vez de una.

 

Respecto al baloncesto, el equipo no consigue encontrar la consistencia, son grandes partidos seguidos por partidos de lo más pobres. Ahora estamos 4-6, a ver si conseguimos la regularidad en defensa y la buena ejecución en ataque. Creo que este equipo tan joven va a dar muchas sorpresas. También ha habido dos cortes, uno de nuestros compañeros decidió dejar el equipo y otro fue expulsado por cuestiones disciplinarias. Así que ahora toca trabajar y ver como los 13 jugadores que quedamos vamos evolucionando, juntos.

 

Lo de contar las diferentes reglas con las que nos hemos encontrado lo dejaré para la siguiente entrada, que espero que no se me retrase mucho ya que la semana que viene llegan los exámenes finales (lunes, miércoles y viernes para mi) y después en una semanita justa mi madre está aquí visitándonos y conociendo nuestra nueva vida.

 

Y nada más. Ya adaptados totalmente a esta cultura, preparados para el peor invierno de nuestras vidas (ya hemos visto las primeras nieves y esta última semana hemos estado a -6ºC). Ah, y la Navidad nos ha traído algún que otro regalo, como una televisión para la habitación de la mano de Santa Coach Wood y una Xbox con el 2K10 de la mano de Santa Nic Cartee; todo ello, claro está, con devolución a final del curso. Así que creo que lo de aburrirnos en nuestras horas libres, ¡se ha acabado!