ACBBlogs

Algo muy adentro de tu interior te dice que hay un problema cuando tardas más en llegar del aeropuerto al hotel que en viajar a una ciudad que está a cientos de kilómetros desde donde tú estás. En mi interior básicamente lo que ha habitado este viernes es una mala leche del copón.

Vale que yo sea un tío inquieto, hasta un poco neuras con eso del trabajar, vale que Estambul sea una maravilla, pero que tarde más de hora y cuarto en ir del aeropuerto Ataturk a la ciudad creo que es demasiado hasta para un turista racional. Yo como no lo soy (turista un poco, racional para nada), me mosqueo.

El primer día de descanso en el Mundial ha servido para el traslado de equipos y medios de comunicación, ahora ya todo se concentra en Estambul y más concretamente en el Polat Renaisance, el hotel donde están todos los equipos menos el de Estados Unidos, Turquía… y yo.

No sé por qué, pero he acabado en el centro de la ciudad y creo que me espera un buen pateo/viajes en metro/ carreras para coger taxis en los días que tenga que ir al pabellón. No me hace mucha gracia, como tampoco me la hace que tío de la recepción me haga pagar 5€ por un mapa. Soy el típico tío que destroza los mapas aunque debo de decir que aquí en Estambul se ha terminado definitivamente el mito del “El brújula”. Sí, aquellos que en Polonia decían que tenía un lamentable sentido de la orientación ahora deberían callarse y verme. En Esmirna clavé el hotel de los jugadores en el primer paseo que me dí y ayer fui a recoger a un compañero y a la primera que lo encuentro. Estoy hecho un máquina, que me devuelvan mis 5€ que no necesito mapa.

Por cierto, en el hotel del compañero de Menorca está Scott, un periodista neozelandés. Él, como el resto de “mis adorables vecinos” los lituanos, no confía mucho en que España gane a Grecia. Los lituanos me han acompañado en el vuelo y parece que van a seguir siendo vecinos en Estambul.

Una ciudad esta que vive por y para Guti. En el “ligero y ameno” paseo en taxi hasta el hotel, mi taxista me ha contando todas las noticias que hay sobre Guti. El jugador está todos los días en la prensa y en la televisión y parece que empiezan a conocerle. “Muy buen jugador pero cabeza mala”, me dijo el taxista. Qué crack de tío… hasta hababa español. Aunque para crack, Antonio.

 

guti

 

 

Cené junto al fotógrafo Cipriano y al compañero Javi de Menorca en el restaurante Enjoyer, uno de estos sitios que salen en los foros que hay sobre la ciudad y conocimos a Antonio, un chico que habla español y que es todo un relaciones públicas. Es un fiera, nos estuvimos riendo un buen rato con él y la cena estuvo bastante bien, sobre todo el postre, bizcocho con chocolate. Antonio decía que es afrodisíaco aunque yo ya le advertía que si era así, iba a ser malgastar munición, anoche había poco que hacer.

Creo que a mis compañeros el sitio y la ciudad les gusta más que a mí (lo noté por la algarabía con la que hablábamos y molestábamos a los de alrededor… esta prensa que escandalosa que es), prometen visitar el restaurante algún otro día y yo si lo hago es por la selección musical que tiene Antonio. Espectacular!!!!

Este sábado toca zambullirse en la ciudad y en la fase final. El planning es el siguiente, por la mañana patear Estambul y hacer miles de fotos para que amigos y familia se queden tranquilos (Sí Pablo, también he hecho turismo) y por la tarde vamos al lío.

Ya sé que es una tontería, pero conforme pasan las horas tengo mejores vibraciones con respecto al partido. Conozco muy bien a los dos equipos y si España está a su mejor nivel ganará… el problema es que hasta ahora no ha estado a su mejor nivel.

De lo que allí acontezca daremos buena cuenta en este blog mañana, hasta entonces, disfrutad del día.

PD: Estoy escribiendo el blog desde el pasillo de mi planta en el hotel. Como siempre la wifi me da problemas y tengo que salir de la habitación. Estoy justo enfrente del ascensor así que es curiosa la cara que pone la gente cuando sale de él y me ve con mis pantalones de baloncesto, mi camiseta de retro y ahí tirado en la cómoda… ¡Lamentable!