ACBBlogs
 

¡Por fin estoy en Esmirna! Mira que ha costado pero ya estoy viviendo el Mundial en directo. Y digo que ha costado porque mi aventura comenzó a las 6 de la tarde del jueves cuando llegué al aeropuerto de Manises para volar y terminó a eso de las 11 de la mañana del viernes cuando pude dejar las maletas en la habitación.

 

Como todos los que estamos aquí, yo tengo mi propia historia del viaje. En esta no habían ni cacahuetes ni retrasos, pero sí la azafata más lenta del mundo. El rubio de su pelo era inversamente proporcional a su eficiencia y me la encontré en dos colas del aeropuerto de Colonia...

 

Ya en Esmirna, y como no podía ocupar la habitación porque no había hora, tuve la brillantísima idea de visitar el hotel de España ¡Qué error! Ahora miro con otros ojos (de asco mayormente) mi hotel. A ver si puedo y os muestro el lujoso hotel de España o la enorme piscina que tienen. Comparado con eso, mi micromachine de habitación es una ridiculez. Porque sí, se ha extendido el rumor de mis gustos por habitaciones pequeñas de Polonia aquí y en esta también puedo andar de la pared a la puerta sin pisar el suelo.

 

Aunque viendo el panorama mejor la habitación que la calle ¡Puff, qué calor! Uno que es de Valencia disimula bien, pero la verdad es que aquí el sol pega de lo lindo y la humedad te termina matando. Facálmente habían más de 40 grados a medio día y ni siquiera la brisa marina amortigua la sensación de bochorno. Si yo lo noto no quiero pensar la gente de tierras secas lo mal que lo estará pasando.

 

Pero bueno tampoco todo va a ser lamentarse, que luego os enfadáis conmigo. El día ha sido muy provechoso y sin dormir he estado en la primera gran rueda de prensa del equipo en Turquía. Como es habitual, la FEB ha tenido la gentileza de dejarnos libremente a los jugadores durante media ahora así cada cual podía entrevistar al jugador que quería. Yo he estado con algunos pero me ha hecho especialmente ilusión conocer un poquito más a Raül López.

 

Lo confieso, yo soy raulista de toda la vida. Este tío tiene mi edad y juega en mi posición, pero por suerte para España tiene todo el talento que yo no tengo jugando a esto de la pelota naranja. De veras, al chico le tenía estima sin conocerle y hoy he podido estar con él y me ha demostrado que es un tío espectacular. No me extraña que todos sus compañeros quieran jugar con él. Por cierto, le noto finísimo y que nadie se preocupe de su estado físico, seguro que os sorprende gratamente.

 

 

 

El hecho que esté Raül, significa que no está José Manuel Calderón y eso duele mucho en el equipo. Algo tiene que tener en especial la persona cuando todos los que le conocemos decíamos que su lesión es un fastidio enorme (por no decir otra cosa) Entre lo que lo piensan me encontré con Gherardini. Es curioso porque es el Manager de Canadá y, mientras los americanos se las van a ver para pasar de grupo, su Italia vuelve a fracasar.... él ni se lo cree.

 

Sobre la ciudad no quiero adelantaros mucho porque el sábado toca visita fotográfica un poco más en profundidad. Eso sí mis temores de circulación caótica y taxistas veloces se cumple. Aquí el sonido de fondo es el del claxon de los coches, queman rueda al salir de los semáforos (too fast too furious versión turca) y a veces cruzar la acera es un deporte de riesgo. Al final de la tarde nuestro taxista casi se lleva por delante uno, auque  me imagino que lo conocía porque se ha girado y ha hecho un gesto de complicidad... vamos que lo conoce o es un campeón en toda regla (por no decir otra cosa versión 2.0).

 

Ya por la noche toma de contacto con el pabellón y a acreditación en la mochila. Por cierto, esta vez la organización obsequia a la prensa con una mochila de deporte; a mí me viene de lujo porque la que utilizo para nadar está pidiendo sopitas. Y para terminar y cumplir a rajatabla con la aclimatación al calor y al país, cena y medio litro de cerveza Efes. Veremos cuantas caen pero seguro que no es la última... a los lituanos que tenía enfrente también les ha gustado.

 

PD: He comenzado a apostar con unos amigos en este mundial y mi primera apuesta es una combinada de victorias de Nueva Zelanda y Puerto Rico, si lo hacen nuestros cinco euros pasarán a ser 110... si hubiéramos arriesgado un poco más y le juntamos a ello la victoria de Líbano podrían ser hasta 330, pero no es cuestión de forrarse el primer día que estoy es muy largo.

 

Hasta que sepa si soy algo menos pobre y os lo pueda contar, disfrutad del sábado.