ACBBlogs
 

Como suele ser habitual por estas fechas, una vez al año descuelgo mis botas de baloncesto para volver a jugar. Y cuando digo que descuelgo me refiero a que, literalmente, las descuelgo porque cada año dejo mis viejas zapatillas (unas con una enorme patata) donde Cristo perdió el gorro y este año a pocas ni las encuentro.

 

Después de todo el año entrenando, los meses de verano los aprovecho para ser yo quien entrena y se pone en forma. Cierto es que durante el invierno voy a la piscina (ojo que ya ganó a las abuelas nadadoras, sí esas que hacen trampas llevando bañadores no reglamentarios y flotadores), pero lo mío es el baloncesto y en el 3x3 de la playa me desfogo.

 

Nuestro 3x3 es muy diferente al resto por tres motivos. El primero, porque se hace en mitad del paseo marítimo, a escaso metros del mar por lo que cuando entra arena en la pista aquello parece una pista de patinaje y los tobillos empiezan a temblar. El segundo es porque igual comienzas a las cuatro de la tarde con un calor asfixiantes que acabas a las 10 de la noche mientras te invade el olor de fritanga de la paradeta de churros que han puesto al lado. El tercero, evidentemente, es que en ningún otro torneo juego yo, un jugador determinante y que da espectáculo.

 

No lo digo porque sea yo, pero no conozco a nadie tan determinante en una pista de baloncesto. ¿Queréis que os diga por qué? Ejemplo 1: Este año salí de titular dos partidos (esto es como la escuela, el equipo es mío y yo decido quién sale) y las dos veces comenzamos palmando...  claramente. Ejemplo 2: Que luego se remonta y nos jugamos un final apretado, todas las miradas van al mismo jugador. A mí. Pero básicamente para que ni se me ocurra tirar a canasta y cuanto antes me cambie para no cagarla. Como veis, un tío lo que se dice determinante y resolutivo.

 

Por otro lado soy un jugador que da mucho espectáculo, del bueno o del malo no lo sé, pero doy espectáculo. A ver quien sino iba a dar pases para alley-oops con la brisa marina, iba hacer una "bomba" que se va por encima del aro, la canasta y casi también del recinto, o iba a festejar los triples tocándose la oreja a lo Berni Rodríguez o a lo Quentin Richardson... sólo un friki como yo podría hacer todo eso y hacerlo con estilo.

 

Y por si todo esto no fuera suficiente, creo que tengo el honor de ser el jugador con más airball del torneo. Mi ranking de lanzamientos que no tocan el aro por minuto es espectacular. A ver, no es que lo haga a propósito, es que soy así de malo. Yo tengo una serie de tiros que tengo que hacer por decreto (os he dicho que es mi equipo y las normas las pongo yo) y viendo que cada vez me hago más viejo y me canso antes, cada año el número de "castañas" por minuto crece exponencialmente.

 

Centrándonos en el torneo de este año, la verdad es que no tuvimos suerte porque nos tocó el grupo de la muerte. Ya sé que resulta a excusa de mal perdedor, pero de aquel grupo salió el campeón y el quinto puesto. Nosotros nos jugábamos pasar a cuartos con los junior de Sagunto y claro, estos no son como los del Puerto de Sagunto, estos son buenos.

 

Contra su calidad y juventud nos tocó tirar de manual del leñero y repartir como buenos marrulleros que somos. Dimos bastante, yo el primero, pero no fue suficiente. Después de perder comprendí que irremediablemente no todos los jugadores de la generación del 80 tenemos calidad para jugar a esto.

 

Por suerte salvamos el honor y ganamos al equipo de nuestros júniors. No es broma lo que os digo, si hubiéramos perdido se hubieran cachondeado de nosotros todo el año y ya sabéis que a los mayores no se no se le puede faltar al respeto. Ellos se picaron porque no decían que éramos muy guarros... ¡vaya novedad! ¿Es que a caso no nos han visto jugar nunca? REGLA Nº 1: En un 3x3 primero se pega y luego se pregunta

 

El ser marrullero se da por supuesto en estos partidos. No hay árbitro y las faltas las pitan los defensores. Vamos un lujo para amigos de la estopa. Una cualidad que, por otra parte, sólo se adquiere con la edad y los kilos que engordas y se almacenan en un tripa cada vez más grande.

 

De todas maneras, los torneos de la playa están para picarse. No concebiría un torneo donde no nos mosqueáramos, es la salsa de los 3x3... ¡Es la vida! En este torneo he visto hasta volar sillas de plástico (aquí monedas no tiramos porque seguro que alguno las roba).

 

Yo sigo una táctica a la hora de pitar faltas; pito todas hasta que me dan una hostia y no la pitan, desde entonces no es que deje de pitar, es que no pito ni una. Luego, tenemos un extraño método de compensar si pitan pasos, dobles o fuera, nosotros pitamos dos veces más.

 

El sábado unos amigos de Madrid nos pitaron pasos, pues bien a mí la pinza se me fue y acto seguido pité pasos de salida. A ver que lo fueron, pero si no lo hubieran sido, tengan por seguro que yo los hubiera pitado igualmente. Lo mejor fue que en el ataque siguiente mi amigo Juan les volvió a pitar pasos (es lo bueno que tiene tener un abogado en tu equipo, la ley siempre está de tu parte). REGLA Nº2: En un torneo 3x3 nunca se pitan pasos o dobles, si lo haces corres el riesgo de que te los piten a ti.

 

Bueno como supongo que os preguntaréis cómo de mal lo hizo mi equipo, debo de decir que quedamos novenos (de 17) y que sólo perdimos dos partidos. Nos pasó lo mismo que España en la Olimpiada de Atenas, tuvimos un mal cruce...

 

El sábado logramos ganar los tres partidos que jugamos, uno incluso contra las chicas que entrené hace unos años. Me alegró saber que en ese equipo no se han perdido las buenas costumbres y que "reparten" como siempre. Al menos me consuela saber que si a mí me hostiaron, a mis cadetes más. Luego los mangurrianes venían a mí a quejarse; decían que les habían pegado y no habían pitado nada. Síiiiiii, qué se note quien les entrenó, jejeje.

 

PD: No todos los años no ha ido tan mal, en algunos incluso hemos llegado a semifinales y si no os lo creéis aquí os dejo una foto de hace un par de años cuando jugamos el tercer y cuarto puesto con el otro equipo de los amiguetes

 

 

PD 2: Hago saber a los de mi equipo que el hecho de que llevara la camiseta de Berni no fue el motivo de que perdiéramos el viernes. Como se puede apreciar en la foto, también cuando ganamos llevo la camiseta de San Bernardo Rodríguez. Berni Rules!!!!