ACBBlogs
03/04/2010

¿Cómo reaccionaríais si en mitad de la competición se decidiese cambiar el sistema de clasificación? Si vuestro equipo saliera beneficiado sonreiríais y si, por el contrario, os perjudicara el cambio, cuanto menos, pondríais mala cara. En cualquier caso, seguro que os extrañaríais del cambio. Pues bien eso ha sucedido en la liga que estoy disputando.  

 

Resulta que mi federación autonómica ha decidido cambiar el sistema de competición porque el anterior no lo consideraba ecuánime. En el fondo tiene toda la razón del mundo porque empezamos una segunda fase (realmente no es segunda fase, pero bueno llamémosle así) con una disparidad de partidos. Los equipos de mi grupo empezaron con cuatro partidos y los del grupo con el que nos fusionábamos con sólo dos. Claro eso no era muy lógico porque el equipo al que entreno pasaba con cuatro victorias y con un par de triunfos casi era inalcanzable.

 

Habían dos opciones para arreglar este problema: reducir los partidos y no volver a cruzarse con los equipos del mismo grupo o anular los resultados. Eso era lo lógico antes, durante y después del sorteo. Pero no se hizo nada como tampoco se hizo nada la primera semana de competición, ni la segunda, ni la tercera, ni la cuarta. Hasta la quinta no se ha tocado nada.

 

No ha sido hasta la mitad de la competición que se ha modificado el sistema y ahora se han anulado los resultados de la primera competición. Que quede claro que me parece lo más lógico, pero si bien en el fondo llevan razón, en la forma creo que se equivocan.

 

Entiendo que existan equipos que antes se pudieran enfadar por la injusticia existente, pero es que antes del torneo y antes de empezar todos a competir TODOS sabían las normas, lo lógico hubiera sido cambiarlas antes y no ahora.

 

Si antes otros equipos se sentían perjudicados ahora es el mío el que puede protestar. Nosotras empezamos a competir con una ventaja que nos permitía relajarnos, no llamar a jugadoras cadetes y "regalar" partidos porque la ventaja era suficiente. ¿Ahora quién da marcha atrás? Porque si nosotros sabemos que se va a cambiar el sistema igual hubiera actuado de diferente manera. De estar virtualmente clasificado, ahora tenemos que ganar los cuatros partidos que me quedan. Se perdió un partido sin fijarnos en el resultado porque pensábamos que no haría falta y ahora hay que remontar 24 puntos de basquetaverage. Fijaros como cambian las cosas.

 

Sinceramente, clasificarnos o no me la trae entre floja y muy floja (y perdón por la expresión). Porque ya he llegado a un momento donde creo que sólo a los entrenadores y a las jugadoras nos interesa lo que hacemos.

 

Ya empezamos mal con una competición descompensada donde juntaban a equipos de dos categorías distintas y se producían resultados descompensados. A esto hay que unirle el hecho que entrenar a júnior es más complicado de lo que pensaba por la edad en sí misma y porque muchas tienen el selectivo y a las faltas normales por exámenes ahora se exacerba todo un poco con la prueba de acceso a la universidad (a ver cómo le digo yo a un padre que no estudie su hija para que venga a entrenar).

 

Total que ha llegado un punto de la competición que tampoco sé si me apetece tirar para adelante. Primero porque en el trabajo estoy hasta el cuello de faena (y más que está por venir) y no puedo ir a muchos entrenamientos, segundo porque los propios entrenamientos están bajo mínimos entre lesiones, exámenes y ausencias, y tercero porque no tengo claro si merece la pena seguir compitiendo.

 

¿Qué sentido tiene lo que estamos haciendo ahora?  Yo sólo se lo encuentro a través de las ganas de progresar y en el mismo progreso que ofrecen algunas de las chicas... cada vez estoy más seguro de que en esto del baloncesto sólo merecen la pena los/as jugadores/as. Ni entrenadores, ni directivos, ni nadie. El baloncesto les pertenece a ellos y ellas y nadie se lo debe robar con ciertas actitudes.