ACBBlogs

Sitúense. Dos arriba, posesión de balón y tiempo muerto ¿ideal, verdad? Yo firmaba llegar así todos los partidos y en el último antes de Navidad se dio esa circunstancia. ¡It's Pizarra's time! Hice un diseño de jugada bien sencillo para coger el balón y jugar cuatro esquinas. La consigna era clara: nada de tirar, correr y si cae la falta no fallar.... O no. Está claro que a mis equipos lo de la ortodoxia baloncestística no les va. Para qué contemporizar si podemos arriesgarnos a meter (o fallar) lanzando a canasta. Nosotros siempre vamos a tope, siempre a por la canasta

 

Yo es que ya no sé para qué pido tiempos muertos luego nadie me hace ni puñetero caso y en aquella ocasión lejos de ir a las cuatro esquinas, mis chicas fueron directas a la cabeza: con dos bemoles y cero neuronas. Esta vez la suerte estuvo de nuestro lado y aunque fallaron el tiro capturaron el rebote. La victoria no se nos escapó y la Navidad comenzó con buen pie.

 

¡Ay qué bonita es la Navidad! Puedes dormir más, comer hasta hincharte y entrenar todos los días. Por qué sí, lejos de aprovechar para descansar estos días soy el típico friki que planifica entrenamientos siempre que el pabellón está abierto. Los normales no los perdono y siempre saco un par de días voluntarios (el año pasado entrené un 26 de diciembre, sábado por la mañana). Eso sí, siempre perdonamos algún día y aprovechamos los entrenadores para organizar alguna pachanguita con las jugadoras (creo que mi nivel pronto va a pasar de junior femenino a cadete o alevín), pero mayormente lo que se dice entrenar, nosotros entrenamos.

 

A mí me toca la parte divertida, esa que hace referencia a cuestiones tácticas como las ayudas del lado débil, cómo defender situaciones de cambios en los bloqueos y un sinfín de cosas que sirven más para tener la conciencia tranquila que ganar partidos porque dudo muchos que algo de lo visto lo apliquen.

 

El tema físico se lo dejo a mi segundo entrenador. Por que sí, digamos que yo soy el poli bueno. El que les hace correr poco y pensar menos. Ya tienen suficiente castigo conmigo en los partidos como para encima ponerme en plan psicokiller de la preparación física. Eso se lo dejo a otros y sus diabólicas mentes. Que sí Farlek por aquí que si Cooper por allá. Un sinfín de nombres que son recordados por la fatiga que causan sus ejercicios.

 

 

 

Realmente me lo paso genial viendo circuitos de fuerza, ejercicios de resistencia y demás perversiones físicas (para que nos vamos a engañar yo siempre fui de la escuela de Romario, correr lo justo... que es de cobardes).

 

Pero como todo no va a ser correr y sudar en la Navidad también hay espacio para la típica cena... aunque este año casi nos quedamos sin cena por mi culpa. Entre que yo por las noches trabajo y que los días libres eran muy festivos, la cena se hizo el 3 de enero, lunes. Quizá fue tarde y poco navideña pero estuvo bien. No faltó el regalo erótico para los entrenadores y si el año pasado me tocó a mí, en esta ocasión le tocó a mi segundo. Resulta increíble hasta dónde la imaginación de la gente, nunca pensé que un ratón de ordenador pudiera ser tan... erótico. A mí regalaron una sudadera (adidas, of course), una hucha para guardar las multas y una libreta, según ellas para anotar sus victorias. Con una servilleta hubiera servido

 

Por lo demás, intercambio de presentes y buenos deseos para el próximo año, ellas correr menos y yo que hagan más caso. En fin lo de todos los años.

 

Esperemos que el 2011 nos traiga a todos lo que tanto ansiamos.